Toxoplasmosis

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

¿Qué es?

Esta enfermedad es producida por un parásito que es eliminado en la materia fecal de los gatos.

¿Cómo se transmite?

La forma de transmisión al ser humano es por ingestión de carne contaminada y mal cocida o por consumo de agua o verduras contaminadas con heces de gato y mal lavadas. NO es transmitida por contacto directo con felinos. La materia fecal de los gatos SÓLO es infectante luego de 48-72 hs, y la ruta de transmisión es fecal-oral. Las posibilidades de infección por esta vía son mínimas, en especial si se mantienen medidas de higiene como la recolección diaria de las heces y el lavado posterior de manos. 
También se puede transmitir durante el embarazo, de la madre al feto.

¿Cuáles son los síntomas?

En la mayoría de las personas la infección es asintomática. La enfermedad puede afectar el cerebro, los pulmones, el corazón, los ojos o el hígado. 
La infección es importante en embarazadas ya que puede causar enfermedad y secuelas graves en el feto o aborto, dependiendo el momento de infección. También es importante en pacientes inmunocomprometidos, como personas trasplantadas o· portadores de HIV.

¿Cuál es el tratamiento?

En el caso de infecciones en mujeres embarazadas, es importante implementar el tratamiento médico lo antes posible a la madre, y posteriormente el tratamiento postnatal al recién nacido. Los pacientes portadores de HIV deben continuar el tratamiento en tanto el sistema inmunitario esté débil con el fin de prevenir la reactivación de la enfermedad.

¿Cómo puede prevenirse?

Consumir carne bien cocida, lavar bien las verduras antes de consumirlas. Limpiar diariamente la bandeja sanitaria de los gatos y lavarse bien las manos posteriormente. Extremar estas medidas en los casos de mujeres embarazadas con serología negativa y en pacientes inmunocomprometidos.