Sarna

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

¿Qué es?

La sarna sarcóptica que presentan los perros es producida por un parásito llamado ácaro. Generalmente produce lesiones en el borde las orejas, codos y abdomen. También los felinos pueden tener sarna, en ellos se denomina sarna notoédrica, y presentan las lesiones especialmente en cara y cuello.

¿Cómo se transmite?

Ambas pueden ser transmitidas al ser humano por contacto directo con la piel de los animales. Los ácaros también pueden estar presentes en la ropa, toallas y ropa de cama.

¿Cuáles son los síntomas?

En las personas lesiones cutáneas como excoriaciones y pápulas, acompañadas de prurito. En los adultos las mismas se encuentran principalmente entre los dedos, muñecas, axilas, abdomen, zona genital, glúteos, muslos, rodillas y pantorrillas. 
En los lactantes y niños pequeños también pueden estar comprometidos la palma de la mano, los dedos de los pies, el rostro, el cuello y el cuero cabelludo.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento puede ser utilizando cremas en forma tópica, aunque también es posible la administración de medicamentos por vía oral. Es importante, ante lesiones con estas características y el antecedente de contacto con un animal enfermo, realizar la consulta inmediata al dermatólogo.

¿Cómo puede prevenirse?

La forma de prevenir el contagio es evitar el contacto estrecho con el animal enfermo y lavarse bien las manos después de tocarlo.