Rabia

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

¿Qué es?

La rabia es una enfermedad viral que afecta al sistema nervioso de los mamíferos, incluyendo al hombre.
En nuestro país los transmisores de rabia son principalmente los perros y los gatos, pero también algunos animales silvestres como los murciélagos y los zorros. Las vacas y los caballos pueden contraer la rabia, pero en general no agreden.

¿Cómo se transmite?

El virus se localiza en la saliva del animal infectado. El contagio se realiza cuando el animal con rabia muerde o lame alguna zona lesionada del cuerpo de otro animal o de una persona.

¿Cuáles son sus síntomas?

En las personas los síntomas más comunes son:
• fiebre;
• inquietud;
• dificultad para tragar;
• depresión;
• dolor de cabeza;
• irritación y dolor en el sitio de la mordedura o lamedura, ocasionalmente.

Si la enfermedad no es tratada rápidamente, progresa a parálisis muscular, convulsiones y muerte.

En los perros y gatos: cambios de comportamiento, agresividad, salivación excesiva, imposibilidad de tragar o de beber, pupilas dilatadas, convulsiones, parálisis y muerte.

¿Cómo se trata?

La rabia es una enfermedad que no tiene cura una vez que se presentan los síntomas y puede producir la muerte si no se recibe el tratamiento adecuado a tiempo. Por eso, es muy importante:
Ante una mordedura de un animal, lavar la herida con abundante agua y jabón, no colocar alcohol ni otro desinfectante, y concurrir rápidamente al centro de salud más cercano para ser atendidos por un médico.