Estudio internacional elogió políticas antitabaco de Argentina

Imprimir

En la investigación, perteneciente a la Universidad de Washington, se evaluó el consumo de tabaco de 187 países entre 1980 y 2012 y se destacó el ritmo de reducción del consumo de cigarrillos en Argentina durante los últimos seis años.

Argentina se ubicó séptima en la disminución de fumadores

Un estudio elaborado por la Universidad de Washington destacó la efectividad de las políticas públicas argentinas en materia de control de tabaco, al resaltar el marcado descenso de su consumo durante los últimos seis años, que registró una tasa de reducción promedio anual del 2,8 por ciento.
De acuerdo a este trabajo, Argentina se ubicó séptima dentro de los países con una mayor disminución anual del número de fumadores diarios, precedida por Islandia (-5.6%), Ruanda (-5.2%), Dinamarca (-4.7%), Noruega (-4.1%), Madagascar (-3%) y Haití (-2.9%). En la anterior medición, que evaluó datos del período 1980-2006, el número de fumadores en la Argentina se había reducido un 1% anual.
Al respecto, la subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos de la cartera sanitaria nacional, Marina Kosacoff, destacó que "la caída en el consumo de tabaco en los últimos años ha sido fruto de las políticas regulatorias implementadas a nivel nacional, provincial y municipal", al tiempo que aclaró que "todavía hay seis millones de fumadores en el país, de modo que debemos profundizar las políticas y las acciones para consolidar e incrementar esta tendencia" .
En la misma línea, se refirió Jonatan Konfino, el coordinador del Programa Nacional de Control del Tabaco de la cartera sanitaria,  al expresar que "es importante el reconocimiento internacional de las políticas argentinas de promoción de la cesación tabáquica, ya que nos permite observar comparativamente nuestro trabajo con la región y con el mundo".
De acuerdo a los resultados obtenidos por la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos (EMTA), realizada en Argentina en 2012 por la cartera sanitaria, más de 700.000 argentinos dejaron de fumar en los últimos tres años, lo que muestra un marcado descenso en relación a los datos de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) del año 2009, en la que se evidenciaba un 27 por ciento de fumadores, y una diferencia altamente significativa si se lo compara con los datos de 1999 de la Secretaría de Programación para la Lucha de la Drogadicción y la Lucha Contra el Narcotráfico (SEDRONAR), que evidenciaban un 39,8% de fumadores.
En tanto, la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adolescentes realizada en Argentina en 2012 por la cartera que dirige Juan Manzur, evidenció que más de 30.000 jóvenes de entre 13 y 15 años dejaron de fumar en los últimos cinco años, lo que representa una reducción del consumo del 24 al 19 por ciento. Además, este estudio registró un incremento en la cesación tabáquica en la población juvenil, ya que 6 de cada 10 jóvenes fumadores intentaron dejar el cigarrillo en el último año.
El Ministerio de Salud de la Nación cuenta con una línea gratuita (0800-999-3040) que brinda asesoramiento para aquellas personas que quieren dejar de fumar, la que funciona todos los días del año y, además, ofrece un listado con más de 400 servicios públicos y privados existentes en el país para abandonar esta adicción.