Prevalencia mundial

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Según la Organización Mundial de la Salud existen en el mundo unos 1300 millones de fumadores y cada día, 100 mil jóvenes menores de 18 años (de los cuales 80% viven en países en desarrollo) comienzan a fumar.

 

La Sociedad Americana del Cáncer publicó en el año 2009 la 3ra edición del Atlas del Tabaco. Este atlas brinda información actualizada, basada en la evidencia. Ofrece datos claves para ayudar a los gobiernos y a los activistas de control del tabaco a informar al público sobre cómo se publicita, se vende y se consume el tabaco en sus respectivos países. El Atlas del Tabaco se encuentra en: http://www.tobaccoatlas.org/

 

A excepción del tabaco de mascar en India y de los kreteks en Indonesia, los cigarrillos son el método más común de consumo de tabaco en el mundo.

 

Casi mil millones de hombres fuman en el mundo, (35 por ciento de los hombres en países de altos recursos, y 50 por ciento de los hombres en países en de desarrollo). En general, los hombres con mayor educación están dejando de fumar, dejando el consumo para los hombres más pobres y con menos educación. Aproximadamente 250 millones de mujeres alrededor del mundo fuman a diario; el 22 por ciento de estas viven en países de altos recursos y el 9 por ciento en países de medianos y bajos recursos. Aunque el consumo de cigarrillos en las mujeres en la mayoría de los países de altos recursos está disminuyendo, especialmente en Australia, Canadá y el Reino Unido, las tasas de consumo femenino de cigarrillos en varios países del sur, centro y este de Europa se mantienen estables. El aumento del consumo de tabaco entre las mujeres jóvenes de países en desarrollo es clave para la evolución de la epidemia. El consumo en mujeres argentinas aparece como número 18 en el ranking de mayor número de mujeres fumadoras. Los tres países con mayor consumo en mujeres son China, Estados Unidos e India.

 

El consumo de tabaco es la causa principal de muerte evitable y se calcula que cada año mata a más de 5 millones de personas en el mundo. La mayor parte de estas muertes ocurren en países de ingresos bajos y medianos. En el siglo XX ocasionó 100 millones de muertes. De persistir las tendencias actuales, en 2030 el tabaco mataría a más de 8 millones de personas por año y el 80% de esas muertes prematuras serian en los países de ingresos bajos y medianos. El consumo de tabaco es un factor de riesgo de seis de las ocho principales causas de mortalidad en el mundo. Es el único producto de consumo que daña a todas las personas expuestas a él y mata a la mitad de los que lo consumen.