Cigarrillos light vs cigarrillos comunes

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

En los años 1950 se pensaba que, a menor contenido de nicotina y alquitrán, menores serian los efectos adversos del cigarrillo en la salud. Para esto se desarrollaron ciertos cambios en los cigarrillos que llevaron a la promoción del concepto de cigarrillo “light” (bajo contenido de nicotina y alquitrán”); una alternativa supuestamente más “segura” que los cigarrillos comunes. Estos cambios incluían:

  • Filtros de celulosa (para atrapar al alquitrán).

  • Papel altamente poroso (para permitir que se liberen los químicos tóxicos).

  • Agujeros de ventilación cerca de los filtros (para diluir el humo con el aire).

  • Distintas mezclas de tabaco.

Sin embargo, desde 1970 se sabe que los cigarrillos con bajo contenido de nicotina y alquitrán NO son mejores para la salud. Los fumadores de cigarrillos light se enferman y mueren de la misma manera que los fumadores de cigarrillos comunes.

Esto se debe a que el contenido de nicotina y alquitrán que se publica en los paquetes de cigarrillos se obtiene a través de una “máquina fumadora” y es muy distinto del que obtienen los fumadores en la “vida real”. Dadas las características adictivas de la nicotina, los fumadores tienden a regular su propia ingesta de nicotina para no sufrir los síntomas del “síndrome de abstinencia”. Para esto, los fumadores de cigarrillos “light” suelen “compensar” la menor nicotina de los cigarrillos y toman bocanadas más grandes, más profundas y más frecuentes que los fumadores de cigarrillos comunes. Además, bloquean con sus dedos los agujeros de ventilación (convenientemente localizados cerca del filtro). De esta manera, las dosis de nicotina, alquitrán y sustancias cancerígenas que absorben los fumadores de cigarrillos “light” son similares a las de los fumadores de cigarrillos comunes.

Diversos estudios muestran que los fumadores están convencidos que los cigarrillos “light” se asocian con un menor riesgo para la salud. Además, los fumadores de cigarrillos “light” se consideran menos adictos y hacen menos intentos para dejar de fumar que los fumadores de cigarrillos comunes. En nuestro país, el 41% de los jóvenes de 13-15 años escolarizados consume cigarrillos light o suaves.

Actualmente, se cree que los cigarrillos “light” y “con bajo contenido de alquitrán” se relacionan con el adenocarcinoma, un tipo de cáncer de pulmón antes poco frecuente que ahora se ha convertido en el tipo de cáncer de pulmón más diagnosticado.

La ley nacional de control del tabaco, ley 26.687, promulgada en junio de 2011 estipula que ya no podrán utilizarse las denominaciones “Light”, “Suave”, “Mild”, “Bajo contenido de alquitrán” o términos engañosos similares en los paquetes de cigarrillos.

Para más información:

Monograph 13: Risks Associated with Smoking Cigarettes with Low Machine-Measured Yields of Tar and Nicotine U.S. DEPARTMENT OF HEALTH AND HUMAN SERVICES Public Health Service National Institutes of Health, National Cancer Institute, 2001 (en inglés)