Hogares

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

En muchos países del mundo que llevan años implementando lugares de trabajo y públicos 100% libres de humo se ha observado que los fumadores tienden a llevar esta iniciativa a sus hogares, que también se convierten en libres de humo (aunque ellos no dejen de fumar). Sin embargo, es claro que, si bien la legislación ha avanzado en la implementación de ambientes libres de humo, el hogar sigue siendo un espacio donde no se puede legislar. Por esto, los consejos que puedan dar los profesionales de la salud o de educación son muy importantes para avanzar en la implementación de hogares libres de humo.

El mensaje debe ser claro: el humo del cigarrillo no solo es dañino para el fumador sino también para todos aquellos que lo rodean, principalmente los niños pequeños. TODOS los que conviven con alguien que fuma se exponen a las 7000 sustancias tóxicas y casi 70 cancerígenas que contiene el humo del tabaco.

La única forma de evitar los efectos nocivos del cigarrillo es declarar los HOGARES Y AUTOMOVILES 100% LIBRES DE HUMO DE TABACO. Esto no obliga a los fumadores a dejar de fumar pero SI a no hacerlo dentro de su hogar ni de su automóvil.

Un dato a tener en cuenta es que, la ingesta de colillas de cigarrillos es la principal fuente de envenenamiento accidental en menores de 6 años. En los bebés o niños pequeños, una cantidad mínima de nicotina (1 miligramo) causa náuseas y vómitos. Dosis más altas causan debilidad, convulsiones o crisis respiratorias que pueden ser mortales. Por esto es muy importante NO dejar ningún producto del tabaco (tabaco, pipa, puros, etc) al alcance de los niños y limpiar bien los ceniceros. Además, el consumo de tabaco es un importante factor de riesgo para incendios dentro del hogar.

También es útil recordar que, a pesar de abrir las ventanas, el humo de un cigarrillo puede permanecer hasta 2 semanas en un ambiente cerrado donde se ha fumado. Se necesitaría un ventilador con la fuerza de un huracán para poder eliminar todas las partículas dañinas del humo que se depositan en alfombras, cortinas, mesas, sillas, etc. Al ventilar se va el olor pero quedan las sustancias tóxicas! Por esto, fumar en el hogar cuando los niños están ausentes, NO evita que estos se contaminen con sustancias dañinas.

Beneficios de los hogares 100% libres de humo de tabaco:

Protegen a los fumadores

- Los ayudan a dejar de fumar

- Disminuyen un 30% el consumo de tabaco

- Disminuyen la exposición a sustancias tóxicas

Protegen a los no fumadores

- Disminuyen la exposición a sustancias tóxicas

Protegen a los niños y adolescentes

- Protegen a los niños del HAT ·(que NO tiene un nivel seguro de exposición)

- Disminuyen las enfermedades y consultas al médico

- Desnormalizan la conducta de fumar

- Previenen el inicio de consumo