Escuelas

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

La escuela es el lugar donde los niños pasan la mayor parte de sus días y, como tal, tiene el deber de NO dañar su salud. Además, dada la evidencia del daño que produce el humo de tabaco en los no fumadores expuestos, la escuela debe ser un espacio 100% libre de humo de tabaco. La ley Nacional de Control del Tabaco, Ley 26.687 de junio de 2011 estipula que los establecimientos de salud y los educativos deben ser 100% libres de humo, incluyendo los patios internos. Haga clic acá para ver el texto de la ley.

 

Las escuelas libres de humo de tabaco tienen innumerables beneficios:

- Brindan un espacio adecuado y legitimo para la promoción de la salud

- Tienen un rol modélico social

- Presentan un menor ausentismo entre sus docentes

- Tienen menor riesgo de incendios

- Tienen menos gastos de limpieza y mantenimiento

- Evitan posibles juicios de no fumadores que enferman por trabajar/estudiar en un ambiente contaminado


El Programa Nacional de Control del Tabaco (PNCT) está trabajando hace años para que las escuelas de nuestro país sean 100% libres de humo de tabaco. Para esto, se ha desarrollado una “Guía nacional de escuelas libres de tabaco” que contiene las estrategias básicas para lograr este objetivo. 

 

Además, con el objetivo de lograr que los establecimientos educativos de nuestro país se conviertan en espacios 100% libres de humo que protejan la salud de los niños, el PNCT lanzó en el año 2009 el "Primer Concurso Nacional de Escuelas Libres de Humo de Tabaco" para aquellas escuelas que desean tomar el compromiso de convertirse en 100% libres de humo de tabaco. Las escuelas se anotaron en la web del Programa y se realizó un sorteo de una escuela ganadora (Escuela José Hernández calle Pública S/N - Villa El Chacay, Corrientes y dos menciones (Escuela Nª 21 Mercedes Alvarado s/n Luis A. Bougainville - Adolfo Van Praet, La Pampa e Instituto de Educación Católica Avellaneda 26 – Chacabuco, Buenos Aires) ante escribanía general del gobierno.

 

Otra estrategia ha sido la promoción del registro de las escuelas que ya son libres de humo en el “Registro nacional de Instituciones libres de humo de tabaco”. Este registro funciona desde el año 2004 y tiene más de 2000 instituciones inscriptas. En los últimos dos años las actividades de salud pública (ASP) del FESP han promovido como iniciativa el registro de instituciones de salud y de educación en el registro. Haga clic acá para registrar su institución.

 

Los requisitos para que una escuela sea libre de humo de tabaco incluyen:


- Que todas las instalaciones de la escuela incluyendo los patios internos sean 100% libres de humo de tabaco

- Que la norma se cumpla igual para todos (autoridades, personal docente, no docente, alumnos, padres, visitantes, etc.)

- Que todos los eventos realizados en la escuela sean 100% libres de tabaco

- Que el transporte escolar de la escuela sea 100% libre de humo de tabaco

- Que no haya ceniceros en ningún lugar de la institución

- Que haya señales adecuadas en la entrada del establecimiento y en otros lugares como pasillos, aulas y baños mostrando que no se permite fumar

- Que no se venda tabaco en los kioscos dentro de la escuela

- Que la escuela celebre al menos una de las fechas del año relacionadas con el control del tabaquismo: 31 de mayo, Día Mundial sin Tabaco y tercer jueves de noviembre, Día Internacional del Aire Puro

- Que la escuela no reciba, bajo ningún concepto, ayuda financiera ni material “educativo” proveniente de las tabacaleras o de las ONGs afiliadas a las mismas.

 

Si usted trabaja en una escuela y desea información sobre cómo convertirla en libre de humo consulte el Manual de Escuelas Libres de Humo haciendo clic acá