Pipa de agua

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

La pipa se compone de un tubo de bronce macizo donde se deposita el carbón y se produce la combustión de un tabaco especial que ya se compra mezclado con manzanas, rosas, limón, naranja, etc.; una botella o recipiente que contiene el agua (en algunos casos vino) que actúa a manera de filtro; y una manguera o boquilla que traslada el humo. El tabaco que se quema en la parte superior, pasa a través del agua burbujeante, para ser aspirado a través de la manguera. Como el humo que se aspira suele ser aromatizado y más suave que el humo de un cigarrillo, la gente tiene la falsa impresión de que este humo es inocuo.

Sin embargo, diversos estudios científicos muestran que los fumadores de narguile aspiran la misma nicotina y sustancias toxicas que los fumadores comunes pero que además, aspiran hasta 6 veces MAS monóxido de carbono que un fumador común. El problema es que las personas que usan narguile habitualmente inhalan mucho más humo que los fumadores de cigarrillos, lo que los expone a niveles potencialmente más elevados de nicotina, monóxido de carbono y otros químicos.

Un extenso informe sobre narguiles publicado en 2005 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestra que en una sola sesión de narguile los fumadores habituales de cigarrillos suelen pitar entre 8 y 12 veces e inhalan entre 0,5 y 0,6 litros de humo durante cinco a siete minutos. En contraste, los fumadores habituales de narguile pueden pitar entre 50 y 200 veces hasta inhalar un litro de humo en una sola sesión.