Incendios

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Estudios hechos en otros países muestran que, si bien el porcentaje de incendios que suceden en el hogar a causa de cigarrillos es bajo, la mortalidad de los mismos es muy alta. Más del 80% de estos hechos ocurre por cigarrillos mal apagados. Casi el 30% se origina en el dormitorio, generalmente son fumadores que fuman en la cama y se quedan dormidos con el cigarrillo prendido. La mayoría de los incendios ocurren a la tarde/noche.

Algunos consejos para evitar los incendios producidos por cigarrillos:

  • Mantenga los encendedores y fósforos fuera de la vista y el alcance de los niños.
  • No use los encendedores y los fósforos como fuente de entretenimiento .
  • Siempre chequee que los cigarrillos estén apagados antes de vaciar los ceniceros.
  • Moje el contenido de los ceniceros antes de vaciarlos.
  • Utilice ceniceros seguros (hondos).
  • No fume nunca en la cama.
  • Ante el primer síntoma de somnolencia APAGUE el cigarrillo.
  • Si en su casa hubo una fiesta, revise atentamente los lugares donde puedan haber quedado cigarrillos encendidos. Recuerde que estos pueden mantener una pequeña brasa durante largo rato.
  • Nunca tire un cigarrillo desde la ventanilla de un vehículo, o desde balcones, terrazas o ventanas de un edificio. Puede lastimar a otra persona o provocar un incendio (muchos incendios forestales se originan por estas acciones negligentes).
  • Si sale de campamento evite tirar las colillas al piso o asegúrese de que estén bien apagadas.

En muchos parques nacionales está prohibido fumar en el perímetro del parque a fin de disminuir el riesgo de incendios forestales.