Preguntas frecuentes

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

1.¿Es importante dejar de fumar?


Si, es muy importante. El consumo de tabaco es la mayor causa de muerte prevenible en nuestro país y en el mundo (o sea EVITABLE). Cada año, 40.000 argentinos mueren por una enfermedad relacionada con el consumo de tabaco. Usted, podría ser uno de ellos.

El consumo de cigarrillos es el principal factor de riesgo para el cáncer de pulmón. También está relacionado con el cáncer del esófago, de la laringe, del riñón, del páncreas y del cuello del útero. Fumar también aumenta el riesgo de enfermedades pulmonares crónicas y enfermedades cardíacas. Fumar durante el embarazo puede tener consecuencias muy graves en el bebé por nacer. ver "efectos del tabaco en la salud".

 

2. ¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?


Casi inmediatamente, la circulación de la persona mejora y el nivel de monóxido de carbono en la sangre disminuye. (El monóxido de carbono reduce la capacidad de la sangre de transportar oxígeno). El pulso y la presión arterial, los cuales están anormalmente elevados mientras se fuma, vuelven a la normalidad. A los pocos días de haber dejado de fumar, se huele, se siente y se respira mejor. Las personas que dejan de fumar viven más que las que siguen fumando. Unos 10 años después de dejar de fumar, el riesgo de un ex fumador de morir de cáncer de pulmón es de un 30 a 50 % ·menor que el riesgo de los que continúan fumando. Las mujeres que dejan de fumar antes de embarazarse o en los primeros 3 meses del embarazo disminuyen el riesgo de peso bajo para el bebé. El dejar de fumar también reduce el riesgo de otras enfermedades relacionadas con fumar, incluyendo enfermedades cardíacas y enfermedades pulmonares crónicas.Las personas que ya están enfermas o que tienen cáncer también se benefician dejando de fumar ya que disminuyen su riesgo de desarrollar infecciones agregadas. ver "lista de beneficios".

 

3. ¿Cambia el riesgo de cáncer después de dejar de fumar?


El dejar de fumar reduce el riesgo de desarrollar cáncer, y este beneficio aumenta cuando la persona sigue sin fumar por mucho tiempo. El riesgo de desarrollar cáncer depende del número de años en los que se fumó, del número de cigarrillos fumados por día, de la edad a la que se empezó a fumar y de la presencia o ausencia de enfermedad cuando se deja de fumar. Para las personas que ya han desarrollado cáncer, dejar de fumar reduce el riesgo de desarrollar otro cáncer.

 

4.¿A qué edad es mejor dejar de fumar?


Diversos estudios han demostrado que dejar de fumar antes de los 30 años tiene beneficios incomparables, pudiendo borrar todo el daño ocasionado hasta el momento. Sin embargo, dejar de fumar beneficia a hombres y mujeres a cualquier edad. Además, los beneficios inmediatos (tales como una mejor circulación y mayor energía y capacidad para respirar) son buenas razones para que adultos mayores dejen de fumar.

 

5. ¿Cuáles son algunas de las dificultades relacionadas con dejar de fumar?


Como la nicotina es una droga muy adictiva, dejar de fumar se asocia generalmente con un síndrome de abstinencia importante que se manifiesta con ansiedad, irritabilidad, hambre, cansancio, dificultad para concentrarse y problemas para dormir. Muchas de las personas que dejan de fumar aumentan de peso aunque generalmente el aumento es menor de 5 kilos.

 

6.¿Qué es la terapia de reemplazo de nicotina?


La nicotina es la droga en los cigarrillos que causa la adicción. Los productos de reemplazo de nicotina (como chiclets o parches) suministran dosis pequeñas, continuas, de nicotina al cuerpo, lo cual ayuda a aliviar los síntomas de abstinencia que con frecuencia sienten las personas que tratan de dejar de fumar. Estos productos son muy efectivos. El parche de nicotina suministra una cantidad continua de nicotina al cuerpo a través de la piel. Se vende sin receta en varias concentraciones como tratamiento para dejar de fumar en 8 semanas. El Chicle de Nicotina viene en una dosis única y también se vende sin receta. En general es útil usarlo durante las primeras 8 semanas. Si bien ambos se venden sin receta se DESACONSEJA utilizarlos sin el apoyo de un profesional.

 

7. ¿Por qué usar Nicotina, si lo que quiero es dejar de fumar?


Cuando usted fuma, inhala más de 7000 sustancias tóxicas, entre ellas DDT; arsénico, amoniaco, cadmio, polonio 210 (radioactivo), insecticidas, etc. La Nicotina es la sustancia que genera adicción. Si bien se asocia con un cierto daño, este se debe principalmente a la ingestión de las otras sustancias. De este modo, al usar sustitutos de la nicotina, se puede atenuar los síntomas molestos de la abstinencia, sin incrementar el riesgo de daño.

 

8. ¿Sirven las terapias con laser o con acupuntura?


La “Guía nacional de tratamiento de la adicción al tabaco”, actualizada en el año 2011 por un panel de expertos desaconseja los tratamientos que no están respaldados por la evidencia científica. No existe suficiente evidencia para recomendar ninguno de estos tratamientos: ansiolíticos (como el valium), terapias aversivas, acupuntura, hipnosis o láser.

 

9. ¿Qué pasa si vuelvo a fumar?


Para muchos fumadores es muy difícil dejar de fumar, y pueden necesitar de dos a siete intentos antes de poder dejar del todo. Aunque el porcentaje de recaídas es mayor en las primeras semanas o primeros meses después de dejar de fumar, las personas que dejan de fumar por al menos 3 meses con frecuencia son capaces de mantenerse libres del tabaco por el resto de sus vidas.

 

10. ¿Es cierto que hay una vacuna para dejar de fumar?


Se está desarrollando una vacuna contra la nicotina llamada NicVax que parece ser segura, bien tolerada y una ayuda eficaz para ayudar a las personas a dejar de fumar. Esta vacuna TODAVIA está en etapa de estudio y no está disponible para la población general.

 

11. ¿Es cierto que al dejar de fumar se aumenta de peso?


La mayoría de las personas aumenta unos pocos kilos después de que dejan de fumar. Sin embargo, recuerde que cualquier aumento de peso es un riesgo de salud pequeño comparado con los riesgos asociados con el consumo de tabaco. NO se aconseja hacer dieta mientras está tratando de dejar de fumar ya que puede ocasionarle un estrés innecesario. El aumento de peso se puede controlar teniendo a la mano caramelos o chicles dietéticos, frutas y haciendo ejercicio de manera regular.