Salud promueve los ambientes libres de humo y desalienta el consumo de tabaco en las estaciones de trenes

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Los Ministerios de Salud y de Interior y Transporte de la Nación realizaron acciones de promoción de ambientes libres de humo y cesación tabáquica en las estaciones de trenes de Constitución, La Plata y Bernal. Casi un millón de personas dejaron de fumar en el país en la última década.

Con el objetivo de promover ambientes libres de humo de tabaco en estaciones de trenes y haciendo especial hincapié en desalentar el consumo y promover el abandono del tabaco entre los jóvenes o evitar que empiecen a fumar, el Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Daniel Gollan, junto con el Ministerio del Interior y Transporte, llevaron a cabo hoy actividades de promoción y prevención en tres estaciones ferroviarias de la Línea Roca: Constitución, Bernal y La Plata.

"Es muy importante avanzar hacía el cumplimiento de los ambientes libres de humo en las estaciones. Es una política que maximiza los beneficios sanitarios y cuida la salud de la población, protegiendo a los más chicos y a los no fumadores del consumo humo de tabaco ajeno", señaló Jonatan Konfino, director nacional de prevención de Enfermedades y Riesgos de la cartera sanitaria nacional.

El funcionario subrayó que "la exposición al humo de tabaco ajeno se encuentra en descenso pasando del 52 por ciento en 2005 al 36 por ciento en 2013" y aseguró que "tras la sanción de la Ley de Control de Tabaco en 2011 observamos un cambio de conducta en la gente, ya que no solo descendió en lugares de trabajo, bares y restaurantes, sino también se redujo significativamente en los hogares".

Las actividades, contaron con la presencia de promotores que entregaron información a quienes circulaban por las citadas estaciones sobre los beneficios de dejar de fumar y la importancia de los espacios libres de humo. En las pantallas de la estación se proyectaron videos de la campaña "Si no fumás #Sosvos" y se pasaron audios en los andenes de las estaciones con el objetivo de desalentar en los más jóvenes la iniciación en el consumo de tabaco.

El consumo de tabaco también se encuentra en descenso en Argentina: más de 30.000 jóvenes de 13 a 15 años dejaron de fumar en los últimos cinco años, lo que representa una reducción del consumo del 24,5 al 19,6 por ciento, según datos de la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Jóvenes, realizada en 2012 en el país.

En los adultos, según datos de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), el consumo de tabaco a nivel nacional también está en descenso. En 2005, el 29,7 por ciento de la población fumaba; en 2009 ese porcentaje bajó al 27,1 por ciento y en 2013 al 25,1 por ciento. En términos absolutos esto significa que alrededor de un millón de personas dejaron de fumar en la última década.

"Tenemos que seguir profundizando las políticas que desalientan el consumo y así podremos evitar las 40.000 muertes anuales que se producen a causa del tabaquismo", sostuvo Konfino.

De las actividades participaron representantes de Trenes Argentinos, Marcelo Krajzelman, gerente general; José Bucca de la Gerencia Médica y Seguridad Laboral y Julieta Rizzolo, gerente de Planificación y Control de Gestión.

Desde el año 2011, Argentina cuenta con la Ley Nacional N° 26.687 de Control de Tabaco, norma que prevé ambientes libres de humo; prohíbe la promoción, publicidad y patrocinio de los productos de tabaco; incorpora advertencias sanitarias en las cajas de cigarrillos y prohíbe la venta a menores de 18 años, entre otras medidas.

Cada 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco, promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para informar sobre los peligros del consumo de tabaco y reivindicar el derecho a la salud y a una vida sana.