El Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas operó al paciente número 10 mil

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

A partir de la integración de dicho Programa y SUMAR, se conformó la Primera Red Federal Pública de Alta Complejidad del país, logrando eliminar la lista de espera para este tipo de pacientes.

Mediante la articulación del Programa SUMAR y el Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas, ya se han operado 10 mil niños, niñas y adolescentes, concretando esta iniciativa que apunta a continuar con la reducción de las causas duras de la morbimortalidad infantil y adolescente en la Argentina, y ya ha logrado eliminar la lista de espera para los pacientes con cardiopatías congénitas.

La cirugía número 10 mil se realizó en el Hospital Gutiérrez de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el pasado 14 de septiembre. Al paciente, nacido el 23 de febrero de este año, se le practicó un cierre de ductus con cirugía convencional, resultando una operación exitosa. El ductus arterioso es un conducto que comunica en forma normal la arteria aorta con la arteria pulmonar durante la vida fetal. Su función consiste en desviar hacia la aorta la sangre que viene del ventrículo derecho ya que los pulmones aún no están funcionando. Este conducto se cierra por sí solo en los primeros días de vida. A veces, el mecanismo de cierre espontáneo falla y el ductus queda abierto, constituyéndose la patología llamada ductus arterioso persistente.

Desde el año 2010, el Ministerio de Salud de la Nación, a través del Programa SUMAR, financia todas las intervenciones (quirúrgicas o hemodinámicas), estudios diagnósticos y traslados de niños y adolescentes hasta 19 años con malformaciones congénitas del corazón, con el propósito de salvar la vida de quienes no cuentan con obra social.

La Primera Red Federal Pública de Alta Complejidad , integrada por 40 establecimientos encargados de realizar los diagnósticos y controles pos quirúrgicos, 17 Centros Cardiovasculares encargados del tratamiento, y un Centro Coordinador encargado de optimizar el traslado y la oportuna atención de los pacientes, brinda a todos los niños, niñas y adolescentes del país con cardiopatías congénitas y sin obra social, la posibilidad de acceder a una cirugía de calidad y una atención integral, independientemente del lugar donde nazcan o residan.

Otro de los grandes avances fue el aumento del diagnóstico de chicos con malformaciones congénitas. Está comprobado que el diagnóstico oportuno de estas patologías favorece el tratamiento y mejora de manera radical la calidad de atención. En este sentido, cabe destacar que se ha aumentado el diagnóstico en un 54% respecto del año 2010. La conformación de la Red Federal Pública de Alta Complejidad generó importantes logros. Uno de ellos fue la generación del Registro Nacional de Cardiopatías Congénitas, que a actualmente está conformado por 23.056 pacientes.

 

2016 11 16 ccc