Salud lanzó nuevas recomendaciones para el tratamiento de la hepatitis C

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Con el fin de asegurar el acceso universal al tratamiento del virus, el Programa Nacional de Control de las Hepatitis Virales (PNCHV) dependiente de la Dirección de Sida, ETS, Hepatitis y TBC de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación publicó una serie de recomendaciones de tratamiento de esta afección hepática.

Emma Coronel, coordinadora del PNCHV, aclara que “si bien el objetivo es garantizar el acceso al tratamiento a todas las personas con hepatitis C independientemente del estadio de fibrosis, resulta imprescindible estadificarla dado que el seguimiento clínico es diferente según el estadío de fibrosis hepática y porque el esquema de tratamiento puede variar según si la persona tiene o no cirrosis”.

Las recomendaciones contemplan los esquemas de tratamiento recomendados según genotipo; para pacientes con insuficiencia renal, con tratamiento previo, cirrosis descompensada, trasplante hepático o hepatitis aguda. También proporciona una guía para el seguimiento posterior de las personas que tienen el virus.

Acerca del virus de la hepatitis C

Las hepatitis son un conjunto de infecciones que afectan al hígado y son causadas más frecuentemente por los virus de hepatitis A, B y C, los cuales tienen un enorme impacto en la salud pública. La B y la C, por ejemplo, causan una infección crónica que puede llevar a una cirrosis o a un cáncer de hígado.

La hepatitis C se transmite por el contacto con sangre y, aunque se da en un porcentaje menor, también por vía sexual (relaciones sexuales sin uso de preservativo). La única forma de detectarla es mediante un análisis de sangre. Una persona que desconoce estar infectada a lo largo de décadas puede desarrollar lentamente la enfermedad hepática.

Respecto a la prevención, aun no existe una vacuna contra este virus pero puede prevenirse no compartiendo agujas, jeringas o elementos cortopunzantes con otras personas, exigiendo el uso de materiales descartables o esterilizados al hacerse tatuajes, piercings, implantes o cualquier otro tipo de procedimiento invasivo, y usando preservativo en todas las relaciones sexuales.


Descargá el material aquí.