Ministerio de Salud presentó el primer boletín epidemiológico sobre tuberculosis en Argentina

Se trata de un documento con la última actualización de los datos, metas y objetivos y que sirve como insumo de análisis para profesionales y equipos de salud de todo el país.

El Ministerio de Salud de la Nación presentó el martes pasado el primer boletín sobre tuberculosis en la Argentina donde se describe la situación epidemiológica de todo el país y se informa que durante 2016 se notificaron 11.560 casos, lo que conforma una tasa de 26,5 cada 100 mil habitantes.

El informe menciona que el 50 por ciento de los casos se registra en población en edad productiva (20 a 44 años) y que la mortalidad por esta patología alcanzó a 757 personas lo que expresa una tasa de 1,7 muertes por cada 100 mil habitantes.

Por otro lado, los casos de tuberculosis en menores de 20 años fueron 1.932 lo cual representó una reducción del 4,5% respecto al año anterior.

La publicación también detalla las acciones prioritarias del Programa Nacional de Control de Tuberculosis y Lepra, la estrategia para grandes ciudades y las experiencias de abordaje por parte de organizaciones de la sociedad civil.

“El trabajo del Ministerio de Salud y del equipo de tuberculosis en realizar este boletín es un gran logro, un logro histórico. El boletín analiza los datos y es muy útil para orientar el trabajo del programa en la Argentina”, aseguró la representante de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en la Argentina, Maureen Birmingham, durante la presentación que se realizó en la sede de la cartera sanitaria.

Por su parte, la subsecretaria de Prevención y Control de Enfermedades Comunicables e Inmunoprevenibles, Miriam Burgos, afirmó que “este logro de la Dirección de Sida es un avance y una herramienta para poder seguir analizando los datos y pensar políticas públicas orientadas a eliminar la tuberculosis”.

Finalmente, el director de Sida, Enfermedades de Transmisión Sexual, hepatitis y Tuberculosis, Sergio Maulen, agradeció la presencia de las autoridades y del equipo que elaboró el documento y expresó que “el boletín tiene como meta la difusión de los datos, de la situación general y jurisdiccional de la tuberculosis en todo el país y lograr un mayor compromiso en la lucha contra esta enfermedad”.

El material está disponible en el siguiente link

La enfermedad

La tuberculosis es una enfermedad infectocontagiosa, prevenible y curable, causada por una micobacteria denominada Mycobacterium tuberculosis, conocida como Bacilo de Koch. Esta bacteria puede atacar cualquier parte del organismo, como el cerebro y la columna vertebral, entre otros. Sin embargo, por lo general la enfermedad afecta prioritariamente a los pulmones.

Las bacterias de la tuberculosis se transmiten a través del aire. Cada vez que una persona infectada con la enfermedad habla, escupe, tose o estornuda elimina las bacterias que se encuentran en sus vías respiratorias. En estas circunstancias, estos microorganismos pueden ser aspirados por una persona sana que se encuentra en contacto frecuente y contagiarse.

La TBC afecta de manera particular a las personas cuyo sistema inmunitario se encuentra debilitado. En este sentido, las personas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) tienen entre 20 y 30 veces más probabilidades de enfermar de tuberculosis. A nivel mundial, aproximadamente un tercio de las muertes de personas con VIH fueron causadas por esta infección. Durante 2016 en la Argentina se notificaron 648 casos de coinfección VIH-TB, lo que constituye una tasa a 1,49 personas por cada 100 mil habitantes.

La detección temprana es una de las principales herramientas para combatir esta enfermedad, tanto el diagnóstico como el tratamiento de la tuberculosis son gratuitos en todos los centros de salud y hospitales públicos de nuestro país.

Es muy importante acudir a un centro de salud si se presentan síntomas como tos persistente por dos semanas o más que puede estar acompañada de eliminación de sangre; fiebre, especialmente si se incrementa en las noches; pérdida de apetito; sudor durante la noche; dolor de pecho; debilidad y cansancio.