Mujeres  y VIH: la violencia incrementa la vulnerabilidad ante la infección

En el marco de la movilización del colectivo “Ni una Menos”, el viernes 3 de junio, en esta nota repasamos los principales ejes del abordaje de la violencia de género en relación a la prevención del VIH.

La violencia contra las mujeres constituye un factor de vulnerabilidad que incrementa las posibilidades de contraer VIH y otras infecciones de transmisión sexual. El estudio “Caracterización de las mujeres recientemente diagnosticadas con VIH en Argentina” , realizado en 2012 por la Dirección de Sida y ETS en conjunto por la Red Bonaerense de Personas Viviendo con VIH-sida, la Red Argentina de Mujeres Viviendo con VIH o sida, el Instituto de Investigaciones Gino Germani y el Centro de Estudios de Población indica que casi la mitad de las mujeres con VIH encuestadas (46,9%) fue alguna vez víctima de violencia por parte de una pareja, y casi el 17% la sufrió en el último año, es decir, una de cada cinco mujeres.

Los datos arrojados por dicha investigación ratifican que la violencia conyugal constituye un aspecto central de la vulnerabilidad al VIH, “acentuados sobre todo por el alcohol primero, y también por otras drogas, particularmente la cocaína”, según refiere el estudio.

Otro de los aspectos fundamentales para abordar la prevención del VIH en las mujeres radica en revertir roles y estereotipos de género que dejan a las mujeres en situaciones de vulnerabilidad a la hora de cuidarse durante las relaciones sexuales. En el marco del estudio “Mujeres, sexualidad, cuidados y VIH-Sida” (2012) realizado por la Dirección de Sida y ETS, diferentes grupos de mujeres comentaron que, por lo general, el uso del preservativo masculino no surge de la iniciativa del varón sino a partir del requerimiento de la mujer y que muchos hombres no aceptan su uso. 

En la investigación, las mujeres se autocalificaron como naturalmente “más cuidadosas” que los hombres, que suelen ser más “irresponsables e impulsivos”, “de por sí al hombre no le gusta cuidarse casi. Se cuida obligado. La mujer se cuida porque se quiere cuidar”. “Son unos irresponsables”.

Las desigualdades de género pueden implicar, a su vez, una mayor vulnerabilidad en el tratamiento de las mujeres que viven con VIH. En muchos casos, la vergüenza con que viven su diagnóstico, a partir de la discriminación social, limita el acceso de las mujeres a la información, la prevención y el tratamiento adecuado.

Desde la Dirección de Sida y ETS acompañamos la movilización por el “Ni una menos” y apoyamos los cinco puntos que se postulan: la implementación del Plan Nación de Acción para la Prevención, la Asistencia y la Erradicación de la violencia contra las mujeres, que establece la Ley 26.485; que se garantice el acceso de las víctimas a la Justicia; que se elabore un Registro Oficial Único de víctimas de violencia contra las mujeres; que se garantice y profundice la Educación Sexual Integral en todos los niveles educativos; y que se garantice la protección de las víctimas de violencia con monitoreo electrónico de los victimarios.

Para consultas y orientación

Área de Derechos Humanos y Sociedad Civil (Dirección de Sida y ETS) - Teléfono: (011) 4379-9017; E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .

Línea 144 de atención telefónica para la prevención de la violencia de género. Las 24 hs, los 365 días del año.

Línea Salud Responde 0800 3333 444

Red Argentina de Mujeres Viviendo con VIH o sida (RAMVIHS)

Colectivo “Ni Una Menos”