Tuberculosis y VIH: la importancia del testeo y la detección temprana

La tuberculosis es una infección respiratoria que se transmite a través del aire y que casi siempre afecta a los pulmones. Si bien desde hace más de 60 años existe un tratamiento eficaz, es la segunda causa mundial de mortalidad, después del sida, provocada por un agente infeccioso: se estima que cada año se producen 1,5 millones de muertes relacionadas con la TBC.

¿Cómo se transmite? De persona a persona a través del aire: cuando una persona con tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que otra persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.

Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente; es decir, están infectadas por el bacilo pero aún no han enfermado ni pueden transmitir la infección.

La tuberculosis afecta de manera particular a las personas cuyo sistema inmunitario se encuentra debilitado. De estas, las personas con VIH tienen entre 20 y 30 veces más probabilidades de enfermar de tuberculosis. En 2014, a nivel mundial, aproximadamente un tercio de las muertes de las personas con VIH fueron causadas por la tuberculosis.

Enfermedad oportunista

En la Argentina se estima que entre el 5 y el 10 % de los casos de tuberculosis ocurren en personas con VIH. Al respecto, Carlos Falistocco, director de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación, explica que "Teniendo en cuenta que en nuestro país la asociación entre VIH y tuberculosis (TBC) es tan frecuente, de hecho es una de las principales enfermedades oportunistas que se manifiestan en las personas con VIH, recomendamos que toda persona con VIH sea testeada para TBC y toda persona a quien se diagnostica TBC debería ser testeada para VIH".

Es importante destacar que el diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis son gratuitos en todos los centros de salud del país.

Este mes, en el marco del convenio de cooperación y asistencia “Justicia con salud, salud para incluir” –que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos firmó con el Ministerio de Salud de la Nación– la Dirección de Sida y ETS inició el estudio multicéntrico “Prevalencia de VIH, sífilis, hepatitis virales y tuberculosis en personas en contextos de encierro en unidades del Servicio Penitenciario Federal”, que busca conocer un poco más acerca de la presencia de estas infecciones en contextos de encierro, con el fin de profundizar en la implementación de políticas de prevención y asistencia del VIH, sida e ITS.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de marzo Día Mundial de la Tuberculosis. En esa fecha, en 1882, Robert Koch anunció al mundo el descubrimiento de la bacteria responsable de la tuberculosis, la Mycobacterium tuberculosis. El lema utilizado por la Organización Mundial de la Salud en 2014 es "En muchos lugares, especialmente en las ciudades, la tuberculosis no siempre es diagnosticada. Diagnóstico y tratamiento para todos".

 

Más información:

 

Programa Nacional de Control de la Tuberculosis del Ministerio de Salud de la Nación

Campaña de la OMS 2016

Estrategia Fin a la TB de la OMS

 

 

¿Cómo se transmite? De persona a persona a través del aire: cuando una persona con tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que otra persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.

Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente; es decir, están infectadas por el bacilo pero aún no han enfermado ni pueden transmitir la infección.

La tuberculosis afecta de manera particular a las personas cuyo sistema inmunitario se encuentra debilitado. De estas, las personas con VIH tienen entre 20 y 30 veces más probabilidades de enfermar de tuberculosis. En 2014, a nivel mundial, aproximadamente un tercio de las muertes de las personas con VIH fueron causadas por la tuberculosis.

 

Enfermedad oportunista


En la Argentina se estima que entre el 5 y el 10 % de los casos de tuberculosis ocurren en personas con VIH. Al respecto, Carlos Falistocco, director de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación, explica que "Teniendo en cuenta que en nuestro país la asociación entre VIH y tuberculosis (TBC) es tan frecuente, de hecho es una de las principales enfermedades oportunistas que se manifiestan en las personas con VIH, recomendamos que toda persona con VIH sea testeada para TBC y toda persona a quien se diagnostica TBC debería ser testeada para VIH".

Es importante destacar que el diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis son gratuitos en todos los centros de salud del país.

Este mes, en el marco del convenio de cooperación y asistencia “Justicia con salud, salud para incluir” –que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos firmó con el Ministerio de Salud de la Nación– la Dirección de Sida y ETS inició el estudio multicéntrico “Prevalencia de VIH, sífilis, hepatitis virales y tuberculosis en personas en contextos de encierro en unidades del Servicio Penitenciario Federal”, que busca conocer un poco más acerca de la presencia de estas infecciones en contextos de encierro, con el fin de profundizar en la implementación de políticas de prevención y asistencia del VIH, sida e ITS.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de marzo Día Mundial de la Tuberculosis. En esa fecha, en 1882, Robert Koch anunció al mundo el descubrimiento de la bacteria responsable de la tuberculosis, la Mycobacterium tuberculosis. El lema utilizado por la Organización Mundial de la Salud en 2014 es "En muchos lugares, especialmente en las ciudades, la tuberculosis no siempre es diagnosticada. Diagnóstico y tratamiento para todos".