Un proyecto para implementar el test rápido de VIH en el primer nivel de atención

En el marco de la implementación del test rápido de VIH que se viene realizando en todo el país, la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación puso en marcha una serie de dispositivos piloto en test rápido con el objetivo de ampliar el acceso al diagnóstico de VIH en el primer nivel de atención de la salud, mejorar la calidad del diagnóstico reduciendo el tiempo y la disposición de los insumos adecuados, y acelerar la derivación de aquellas personas identificadas como positivas o presuntamente positivas a servicios de salud para el seguimiento y tratamiento.

En ese sentido, desde el Estado se garantiza la oferta del testeo a través de la provisión de reactivos y equipos de uso en los laboratorios para diagnóstico y seguimiento. En los últimos dos años se instalaron nuevos equipos para la realización del test de ELISA en diferentes jurisdicciones del país, se implementó un plan de reparación, reemplazo y reubicación de equipos, y se aseguró la provisión de pipetas automáticas nuevas para uso en serología.

Para la etapa inicial de las experiencias piloto se seleccionaron cinco municipios del área metropolitana de Buenos Aires que reunían los requisitos de viabilidad necesarios: Florencio Varela, Berazategui, Lanús (región sanitaria VI), Moreno (región sanitaria VII) y Tigre (región sanitaria V).

El proceso implicó el acuerdo entre diferentes actores: referentes de los programas de VIH municipales y regionales, referentes de los laboratorios locales y regionales, directivos de las secretarías de salud municipales y de los equipos de los centros de salud.

Una de las primeras acciones del proyecto fue la capacitación a profesionales bioquímicos de los laboratorios de referencia locales y regionales sobre los nuevos algoritmos diagnósticos. Paralelamente se entrenó a los equipos locales en la implementación y el uso del test rápido y en estrategias de asesoramiento en el marco del uso de este tipo de test.

“La experiencia de la aplicación del test rápido desde nuestro primer nivel de atención es considerada como una herramienta que favorece la accesibilidad de la población a conocer el estado de sus serologías, en el barrio, de forma cercana, disponible y gratuita”, relata Gloria Corton, miembro del equipo de implementación del test rápido en Berazategui.

¿Qué es el test rápido?

La mayoría de los test rápidos puede arrojar resultados dentro de los 30 minutos y sólo es necesaria una pequeña muestra de sangre. En los últimos años, han ganado importancia en el diagnóstico de la infección por VIH y otras ITS. En el caso de los test rápidos para VIH, su sensibilidad y especificidad es comparable con las pruebas convencionales basadas en enzimoinmunoensayos (EIE) y los ensayos confirmatorios de alta especificidad (Western Blot).

Laura Gamba, miembro del equipo de Florencio Varela, lo describe así: “En nuestro municipio, para acceder al test en el circuito normal, los usuarios deben gestionar turno 48 horas antes de la toma de la muestra, que en cada CAPS tiene frecuencia semanal -y se realiza temprano por la mañana-, y luego esperar el resultado. Son tres momentos de potencial desgranamiento que evitamos con el test rápido en el primer nivel, pues permite adecuar horarios con la flexibilidad y atención a las necesidades de los usuarios que el equipo, con plena gobernabilidad, elija y pueda.” Y agrega que “la mayoría de las personas a las que se les da la oportunidad de hacerse el test de VIH eligen hacerlo, pero si tienen que concurrir nuevamente, no siempre lo hacen. Además, la espera puede favorecer situaciones de angustia y miedo”.

“Para los equipos SePAS, con experiencia en asesoramiento y testeo, esta modalidad genera un mayor vínculo de confianza e intimidad con los usuarios, tal vez a causa de lo intensivo del proceso: asesoramiento pretest; toma de muestra; espera y asesoramiento postest). Rapidez, confianza y acercamiento son tres características destacadas por los equipos”, concluye Gamba.

¿Cómo es recibido el test rápido entre las personas usuarias?

Las y los referentes de los equipos que se encuentran implementando los pilotos coinciden en que la recepción por parte de las personas usuarias ha sido positiva: “En la breve experiencia que llevamos, la recepción es de alta satisfacción y reconocimiento; incluso algo de sorpresa por la práctica facilitada. Han podido acceder a testearse personas que llevaban meses posponiéndolo y se ha producido multiplicación inmediata: personas que se hicieron el test rápido trajeron en el día a otras personas amigas, que también se lo hicieron”, señala Gamba.

Por su parte, el equipo de Berazategui destaca que existe “motivación desde la curiosidad, la intriga o la oportunidad; se realizan el test por su rapidez y sobre todo la accesibilidad de poder contar con el mismo en el centro de salud barrial, donde, además, garantizamos la confidencialidad y hacemos lugar a un modelo de atención centrado en el paciente. Por otro lado, desde el aspecto comunitario, la devolución se traduce en que semana a semana se produce una mayor convocatoria, de personas que ya han vivido la experiencia y la van recomendando en nuestra comunidad.”

Lo que sigue es realizar una sistematización de las experiencias piloto con el fin de aprender de los aspectos positivos, identificar las áreas por mejorar y llevar esta intervención al resto del país, para cumplir con uno de los objetivos del trabajo de esta Dirección: que la población conozca su situación en relación al VIH de manera temprana, con asesoramiento, contención y reactivos de calidad.

Podés comunicarte con nosotros a través de la línea gratuita 0800-3333-444 o en www.msal.gov.ar/sida.

También estamos los 365 días del año brindando información y recibiendo consultas en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Google+ y YouTube.