Cómo influye el diagnóstico tardío en la mortalidad por sida

Si bien a partir de la introducción en nuestro país de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) en el año 1997 la tasa de mortalidad por sida ha descendido progresivamente, unas 1.400 personas siguen falleciendo cada año a causa del sida.

Una investigación realizada por la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación (DSyETS) con el apoyo de ONUSIDA revela que el 44% de las muertes relacionadas con el sida durante el año 2010 ocurrieron en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA). De la población estudiada (331 personas de un total de 1337 defunciones), el 64,5% eran varones y 35,5%, mujeres, proporción que resulta similar a la de las notificaciones de nuevos diagnósticos que cada año recibe la DSyETS.

La relación temporal entre el diagnóstico de VIH y la muerte por sida es uno de los hallazgos más importantes de esta investigación. Casi la mitad (45%) de las defunciones ocurrieron dentro de los tres años de diagnóstico, y un tercio dentro del año, lo cual demuestra el peso del diagnóstico tardío en esta población. En el 40% de las personas dentro de la categoría “menos de un año” el diagnóstico de VIH se hizo durante la misma internación en la que se produjo la defunción. La diferencia entre mujeres y varones es amplia: el 70% de las personas diagnosticadas tardíamente eran varones.

Al momento de la internación, el 74% de las personas se encontraba sin tratamiento antirretroviral. De ellas, el 60% nunca lo había recibido, mientras que el 40% restante había estado bajo tratamiento en algún momento de su evolución y lo había abandonado al momento de la internación.

Los resultados de este estudio ponen en evidencia la importancia de fortalecer las políticas de acceso al diagnóstico oportuno del VIH, así como las estrategias de retención en la cadena de cuidado y tratamiento de las personas con VIH a fin de disminuir la mortalidad por sida en nuestro país.

Más información:

Mortalidad por sida en la Argentina: Perfil de las personas fallecidas por sida en el Área Metropolitana de Buenos Aires durante el año 2010