Día Mundial de las Hepatitis

El Ministerio de Salud vacunó contra la hepatitis B en la estación de Once

Para conmemorar el Día Mundial de las Hepatitis y con el objetivo de ampliar la información sobre este grupo de infecciones que afectan al hígado, se llevaron a cabo dos jornadas de vacunación en la estación del ferrocarril. Se aplicaron 572 dosis.

La actividad, desarrollada el lunes 28 y martes 29, estuvo impulsada por el Programa Nacional de Hepatitis Virales (PNHV) del Ministerio de Salud de la Nación y Trenes Argentinos Operadora Ferroviaria, y contó con la colaboración de la Red Argentina de Mujeres con VIH-sida, la Red Argentina de Jóvenes Positivos, la Red Bonaerense de Personas viviendo con VIH-sida y la fundación HCV sin fronteras.

En el lugar se establecieron dos stands, desde los cuales se repartió folletería con información instando a la prevención y detección de las hepatitis. Al mismo tiempo, quienes se acercaban pudieron recibir la aplicación de la vacuna contra el virus B en forma gratuita y realizar todo tipo de consultas al equipo del PNHV.

En 2010, la Organización Mundial de la Salud estableció oficialmente, a través de la Resolución 63, al 28 de julio como el Día Mundial de la enfermedad. La iniciativa en 2014 planteó la necesidad de concientizar sobre los riesgos de esta “epidemia silenciosa” en un país en donde se estima que un millón de personas están infectadas con la hepatitis B y C pero en su mayoría no lo sabe.

La coordinadora del PNHV, Gabriela Vidiella, señaló que "la idea es que las personas puedan acercarse al centro de salud más cercano, y de esa forma iniciar el esquema que se completa con dos vacunas más. Sumado a eso, desde el Programa estamos promoviendo que es muy importante acceder al menos una vez en la vida al testeo, independientemente de la vacunación. Esa es la recomendación que hacemos”.

La detección temprana de las hepatitis virales, en particular del virus C, permite tratarlas y controlarlas. Se estima que en Argentina viven entre 600 y 800 mil personas infectadas con el virus de la hepatitis C, responsable de la primera causa de trasplante hepático en el país y de los principales motivos de mortalidad entre las personas con VIH. En los últimos tres años surgieron una gran cantidad de opciones terapéuticas que permiten no sólo una mayor efectividad, sino también tratamientos más cortos y con menos efectos adversos.

Líneas de trabajo del Programa Nacional de Hepatitis Virales

Fue creado por el Ministerio de Salud de la Nación en 2012 y tiene cinco líneas de trabajo fundamentales: vigilancia epidemiológica, difusión de información y prevención, diagnóstico, tratamiento y capacitación para la comunidad médica. Con respecto al diagnóstico, en la mayoría de los hospitales públicos del país se encuentran disponibles las pruebas para realizar el testeo de hepatitis B y C.

Existen vacunas muy eficaces para prevenir la transmisión de la hepatitis A y B, que forman parte del Calendario Nacional de Vacunación. Desde el 2012, la cartera sanitaria nacional universalizó la vacuna de la hepatitis B y la medicación para tratar las hepatitis crónicas B y C es gratuita y universal en todos los hospitales y centros de salud del país.