Test rápidos para más acceso al diagnóstico de VIH

La Dirección de Sida y ETS está desarrollando un conjunto de acciones y actividades para promocionar el uso de Test Rápido (TR) al mismo tiempo que hace viable y segura su implementación en las distintas regiones y realidades del país.

El TR para VIH ganó importancia en el último tiempo en el diagnóstico de la infección, por un lado por su sensibilidad y especificidad comparable con las pruebas convencionales y, por otro, porque facilita el acceso al diagnóstico en aquellos lugares con accesibilidad disminuida por la distancia, reduce los circuitos de derivación de muestras y favorece el trabajo en las poblaciones más vulnerables al virus.

El año pasado el Ministerio de Salud de la Nación aprobó las recomendaciones para la implementación de tests rápidos en el diagnóstico del VIH y de otras infecciones de transmisión sexual (ITS), a través de la Resolución 1340/2013 publicada en el Boletín Oficial. La norma contempla la recomendación del uso del test rápido y regula su aplicación y fue desarrollada por el Consejo Consultivo de la Dirección de Sida y ETS en conjunto con el equipo técnico.

También durante 2013, se publicó una guía de recomendaciones para la implementación del test rápido, atendiendo a homogeneizar su uso, garantizar la calidad del proceso y la fiabilidad de los resultados obtenidos.

El Consejo Consultivo Bioquímico de la DSyETS elaboró algoritmos para la utilización de test rápido que permiten guiar el proceso de realización de la prueba y agilizar el proceso de atención a las personas con resultados positivos.

Por otra se aumentó el número de reactivos comprados y distribuidos en todo el territorio nacional, se desarrollaron publicaciones de apoyo para la capacitación en la técnica y el asesoramiento adecuado, se brinda apoyo técnico a los equipos de salud para la gestión, capacitación e implementación del uso del TR.

La promoción del testeo rápido también forma parte de la campaña nacional Elegí Saber para lo cual se desarrollaron diferentes materiales de difusión que se distribuyen en las provincias.
La DSyETS sigue promoviendo la creación de Centros de Prevención, Asesoramiento y Testeo (Cepat) para mejorar el acceso a la prueba, con políticas de prevención y diagnóstico desarrolladas a nivel local. En el país existen 575 Cepat activos.

Según los últimos datos publicados en el boletín epidemiológico de la Dirección de Sida y ETS, se estima que en Argentina viven alrededor de 110.000 personas con VIH, el 40% de las cuales desconoce esta condición.