Datos parciales

Alta prevalencia de sífilis en poblaciones vulnerables

Se presentaron el miércoles 20 de noviembre los datos parciales del estudio del Fondo Mundial "Prevalencia de infección por VIH y sífilis en poblaciones vulnerables de Argentina. Identificación de patrones de testeo, consumo de drogas, prácticas sexuales y uso del preservativo", coordinado por el Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida (INBIRS) con el apoyo de la Dirección de Sida y ETS.

Los datos presentados se refieren a los primeros 615 resultados de una muestra de 1600 individuos entre los que se encuentran hombres que tienen sexo con hombres (61% de la muestra), trabajadoras sexuales o mujeres en situación de prostitución (5%), personas trans (16%), usuarios de drogas (5%) y otros grupos poblacionales (11%).

“Si bien este estudio lo pidió originalmente el Fondo Mundial (de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria), se trata de datos que le interesan al país y por eso lo ampliamos y lo continuaremos porque nos ayudan a pensar políticas, sobre todo en lo que refiere a sífilis”, explicó Carlos Falistocco, director de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación. El estudio comenzó en septiembre de este año y terminará en marzo de 2014.

En relación a la prevalencia de VIH, el mayor porcentaje se concentra entre las personas trans, con un 30% de resultados positivos, seguidas por los hombres que tienen sexo con hombres (HSH), con un 12% y trabajadoras sexuales o mujeres en situación de prostitución con 3%. La prevalencia de sífilis fue mayor que la de VIH, y nuevamente las personas trans mostraron el mayor porcentaje de infecciones con el 48%, seguidas por los HSH con un 22%; los usuarios de drogas con un 19% y las trabajadoras sexuales o mujeres en situación de prostitución con 12,5%.

El uso del preservativo varió significativamente según el tipo de pareja sexual. El 38% de los HSH refirieron haberlo utilizado la última vez que tuvieron una relación sexual con una pareja estable y el 63% con parejas ocasionales. El 16% de las trabajadoras sexuales o mujeres en situación de prostitución lo usó con sus parejas estables; el 89% con parejas ocasionales y el 93% con sus clientes. Las personas trans fueron el grupo que reportó mayor uso del preservativo con parejas estables, alcanzando el 43%, mientras que con parejas ocasionales lo usó el 63% y con sus clientes el 91%.

Otro de los objetivos del estudio es identificar patrones de testeo. Los datos parciales mostraron un alto porcentaje de realización de la prueba de VIH entre estas poblaciones. En el último año, el 86% de los HSH se realizó la prueba de VIH, y el mismo porcentaje alcanzó la población trans. Por su parte, el 77% de las mujeres trabajadoras sexuales o en situación de prostitución se había testeado en el último año.

La investigación está coordinada por el Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida (INBIRS) de la Facultad de Medicina de la UBA, bajo la dirección de Horacio Salomón, con la participación de la Coordinación Sida del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires y el apoyo de la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación. Otras organizaciones que participan son: Nexo Asociación Civil, Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR), Asociación de Travestis, Transgéneros y Transexuales de Argentina (ATTTA) e Intercambios Asociación Civil.