Presentaron las nuevas directrices de OMS para el tratamiento y prevención del VIH

Las recomendaciones de la OMS promueven un inicio más temprano del tratamiento antirretrovírico para ayudar a las personas con VIH a vivir más tiempo, con mejor salud y reducir el riesgo de transmisión del virus.

"Es muy importante el liderazgo que está tomando Argentina en el tratamiento del VIH", dijo hoy la subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos del Ministerio de Salud de la Nación, Marina Kosacoff, al dejar inaugurada la reunión de países de Latinoamérica y el Caribe en la que se presentaron las "Directrices unificadas sobre el uso de medicamentos antirretrovíricos para el tratamiento y la prevención de la infección por el VIH" de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Estos encuentros sirven para difundir los avances en lo que refiere al tratamiento y prevención del virus del VIH en la región –aseguró Kosacoff- , para alcanzar la meta que buscamos todos los países, que es el acceso universal a los retrovirales".

Lanzadas en Kuala Lumpu, Malasia, hace dos meses, las recomendaciones de la OMS promueven un inicio más temprano del tratamiento antirretrovírico (TAR) para ayudar a las personas con VIH a vivir más tiempo, con mejor salud y reducir el riesgo de transmisión del virus.

En este sentido, el director regional de ONUSIDA, César Núñez, destacó que "lo más importante son la sostenibilidad, innovación y eficiencia, elementos necesarios para la implementación de estas guías, y hacia donde nos tenemos que enfocar". Núñez recordó "cuando nos pusimos como meta tener 15 millones de personas con VIH en tratamiento antirretroviral para el 2015 en todo el mundo, en ese momento hablábamos de 6 millones de personas, hoy tenemos más de 9 millones", lo que significa "un gran avance", evaluó el titular de ONUSIDA.

Por su parte, el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Argentina, Pier Paolo Balladelli, expresó que "las guías son un producto de alta capacidad de integración porque fundamentalmente integran la política con lo programático, lo operacional y programático", es decir, "rompemos fraccionamientos que existen entre estos campos de trabajo", remarcó Balladelli.

Según explicó el representante de OPS, "el número de muertes evitables por VIH al 2015 podría reducirse en 400 mil", a la vez que de acuerdo a un estudio de incidencia de nuevos casos, "al 2025, se reducirían en menos de un millón en toda la región" considerando una correcta implementación de los lineamientos planteados por el organismo internacional.
"Tenemos evidencia científica de que cuando el tratamiento es temprano el beneficio alcanza a toda la comunidad", concluyó Fabio Mesquita, director de SIDA del ministerio de Salud de Brasil.
Durante la presentación de las guías para el tratamiento y prevención del VIH de OMS, estuvieron presentes, además, Marcela Alsina, de la Red de Mujeres Viviendo con VIH de Latinoamérica y el Caribe; el asesor en VIH de OPS/OMS, Massimo Ghidinelli; Mirta Roses, ex directora de la (OPS); Pedro Cahn, representante de la Fundación Huésped; miembros del GCTH; jefes de programas Nacionales de VIH; miembros de organizaciones de la sociedad civil; representantes de OPS, OMS, ONUSIDA, UNICEF y expertos regionales de farmacorresistencia del VIH.

Las nuevas directrices de la OMS proveen recomendaciones basadas en la evidencia para el enfoque de salud pública en los aspectos clínicos, programáticos y operativos para el uso estratégico de medicamentos antirretrovirales para la prevención y el tratamiento de la infección de VIH. La OMS basó su recomendación en pruebas que revelan que el tratamiento más temprano con fármacos seguros, asequibles y de manejo más fácil puede mantener saludables a los pacientes con VIH, además de reducir la cantidad de virus en la sangre, lo cual reduce a su vez el riesgo de transmisión a otras personas.

En las nuevas directrices se alienta a los países a que inicien el tratamiento de los adultos con VIH en una etapa de la enfermedad muy temprana, a partir de una cifra de linfocitos CD4 igual o inferior a 500/mm³, es decir, mientras el sistema inmunitario todavía es fuerte. La recomendación anterior de la OMS, establecida en 2010, era ofrecer tratamiento cuando dicha cifra fuera igual o inferior a 350/mm³. El 90% de los países adoptaron la recomendación de 2010, y algunos, como Argentina o Brasil, ya están ofreciendo tratamiento a los pacientes con 500 células/mm³.
Se prevé que estas indicaciones tendrán repercusiones significativas en los Programas Nacionales de VIH para el logro de las metas y objetivos de acceso universal, y la eliminación de la transmisión vertical del VIH para el año 2015.

Además, las nuevas directrices recomiendan proporcionar del tratamiento antirretrovírico a todos los menores de 5 años, todas las embarazadas y todas las mujeres lactantes con VIH, así como a todas las personas con el virus cuya pareja no esté infectada, independientemente de su cifra de linfocitos CD4.

Organizada conjuntamente por Organización Panamericana de la Salud (OPS), la OMS, el Grupo de Cooperación Técnica Horizontal (GCTH) de VIH de la región de las Américas, y los ministerios de Salud de Argentina y Brasil, la reunión se extenderá hasta el próximo miércoles en la ciudad de Buenos Aires.

Fuente: http://www.prensa.argentina.ar/

2013-08-27 presentaron-nuevas-directrices-oms-1

2013-08-27 presentaron-nuevas-directrices-oms-2

2013-08-27 presentaron-nuevas-directrices-oms-3