Medicación

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

 

COMENZAR EL TRATAMIENTO. ¿PARA QUÉ SIRVE? ¿CUÁNDO EMPEZAR?

Empezar al tratamiento va a depender de la decisión del médico de acuerdo a los análisis de Carga Viral (para ver cuánta cantidad de virus hay en el cuerpo) y de CD4 (para saber cómo están las defensas del organismo). Estos estudios sirven para saber cuándo (si fuera necesario) comenzar un tratamiento, para saber si es efectivo el tratamiento que se está llevando a cabo o para saber si el virus desarrolló resistencia a la medicación antirretroviral (es lo que se llama Test de Resistencia). El profesional de la salud asesorará sobre si es conveniente comenzar y cuáles son los medicamentos que debería tomar o si debería cambiar de medicación.
El tratamiento es fundamental para que el virus no se siga reproduciendo en el cuerpo. Con un buen tratamiento se puede evitar que la persona pase a la etapa "sida", que es cuando surgen las enfermedades "oportunistas", aprovechando la disminución de las defensas. El momento de empezar a realizar un tratamiento puede ser una decisión difícil de tomar: hay que tener en cuenta que es necesario tomar todos los días la medicación indicada y no interrumpir el tratamiento ya que puede ser perjudicial. Es necesario respetar todas las indicaciones del equipo de salud para que el cuerpo pueda controlar la infección.

LA IMPORTANCIA DE CONTINUAR CON EL TRATAMIENTO (ADHERENCIA)

Una de las cosas más importante del tratamiento es la continuidad en el tiempo. Es muy importante continuar y mantener el tratamiento una vez comenzado ya que es la única manera de lograr que el virus no se reproduzca, y así evitar que la enfermedad crónica se convierta en sida. Con el tratamiento sostenido en el tiempo y mantenido de forma correcta, el VIH se puede convertir en una infección crónica.

LA MEDICACIÓN

Los medicamentos tienen distintas funciones según qué efecto cumplan. Así, se pueden agrupar en:
- Los que actúan introduciendo una formación genética "equivocada" o "incompleta", que hace imposible que el ARN del virus se convierta en ADN viral;
- Aquellos que actúan en las células ya infectadas impidiendo el "ensamblaje" de las proteínas necesarias para la formación de nuevas partículas virales (no dejan que el virus "se arme");
- Los medicamentos que impiden la integración del ADN viral al ADN celular, impidiendo su reproducción. Actualmente están disponibles en una sola droga.
- Y, por último, los desarrollados más recientemente. Impiden que el VIH se fije en los receptores celulares e ingresen en las células.
La administración de los medicamentos puede variar según la edad o el peso de cada persona, es por esto que es importante consultarle al profesional de la salud sobre cuáles son los medicamentos más adecuados para cada persona.

EFECTOS SECUNDARIOS DE LA MEDICACIÓN

Es importante tener en cuenta que los efectos secundarios NO SON PARA TODAS LAS PERSONAS, y puede variar según cada uno. Leer los prospectos de los medicamentos puede resultar contradictorio, ya que en él los laboratorios alertan sobre todos los casos que se presentaron en los estudios clínicos, lo que no quiere decir que a todas las personas les sucedan. Es necesario que la persona que toma la medicación se informe con los profesionales de la salud para saber cuáles pueden ser los efectos secundarios antes de basarse en la información que ofrecen los prospectos médicos.
EFECTOS SECUNDARIOS EN SU GENERALIDAD: Náuseas, vómitos, dolor de cabeza, insomnio, dolores musculares, cansancio, fiebre, escalofríos, anemia, dolores abdominales u hormigueo en pies y manos.
Algunos pueden causar erupción cutánea, falta de sensibilidad. Algunos otros (como el Efavirenz) pueden aparecer sensaciones de vértigo, mareo, nerviosismo, sueños anormales o "vívidos".
El Fosamprenavir puede causar pérdida de la sensibilidad en la boca, olor, hormigueo, erupciones o distribución anormal de las grasas del cuerpo. El Indinavir puede producir mareos y visión borrosa por lo tanto se aconseja tener cuidado al conducir o al manejar máquinas peligrosas; además es necesario tomar mucha agua sin gas para evitar la formación de cálculos o piedras en el riñón; también por esta razón puede producir dolor lumbar y al orinar.

LA MEDICACIÓN Y LAS COMIDAS

Es recomendable:

- Tomar abundante cantidad de líquidos (agua, jugos, infusiones, caldos). Especialmente para quienes toman Indinavir, ya que ayuda a prevenir la formación de cálculos renales (piedras en los riñones);
- Las frutas, verduras y hortalizas de todo tipo y color son fuente de vitaminas y antioxidantes beneficiosos para la salud y el sistema inmunológico;
- El pescado, fresco o enlatado, ayuda reducir el nivel de triglicéridos que aumenta con los antirretrovirales;
- Reemplazar las frituras por las preparaciones al horno o a la plancha. Es recomendable la utilización de aceite al natural;
- Mejorar consumo de lácteos (quesos, leche y yogures).

Una buena alimentación es importante:

- Porque permite reforzar la respuesta inmunológica;
- Para prevenir o compensar la pérdida de nutrientes que puede producirse en caso de diarrea o infecciones intestinales;
- Para evitar la pérdida de peso (en etapas avanzadas de la infección) y el daño hepático (en caso de coinfección con hepatitis crónica);
- Porque contribuye a minimizar los efectos secundarios de ciertos medicamentos: se mejora la tolerancia y la respuesta al tratamiento y, en consecuencia, la adherencia.

CAMBIO DE JURISDICCIÓN

Para realizar el cambio de jurisdicción (provincia o región sanitaria) es necesario notificar al médico/a y pedirle un resumen de historia clínica para llevarle al nuevo/a médico/a. Luego se debe solicitar turno en el nuevo hospital. Desde el mismo se encargarán de informar el cambio a la Dirección de Sida y ETS para que la medicación llegue sin problemas. El primer mes se tiene que retirar la medicación por el hospital viejo y recién al segundo mes la medicación llega al nuevo hospital. (Desde la DSyETS recomendamos no realizar este trámite más de dos o tres veces al año)

VIAJES

Al momento de irse de viaje, se puede llevar la medicación necesaria para tres meses. Hay que solicitárselo al médico/a previamente (preferentemente con más de un mes de anticipación). Si se debe pasar por la aduana, es recomendable llevar una prescripción médica (receta) dónde diga qué medicamento es, cómo se toma y para qué se utiliza.

FALTANTES DE MEDICAMENTOS

- Medicación que distribuye la DSyETS: en caso que esté faltando la medicación hay que comunicarse con la Jurisdicción (Provincia o Región Sanitaria en caso de atenderse en la provincia de Buenos Aires) para hacer el reclamo. Además se puede notificar el faltante en la Línea 0800-3333-444.
- Obras sociales: se debe reclamar mediante una nota en la obra social que se regularice la situación y, en caso de no solucionarse, se puede llamar a la Superintendencia de Servicios de Salud -SSS- (organismo que regula el funcionamiento de las Obras Sociales)
- Prepagas: se debe reclamar mediante una nota en la obra social que se regularice la situación y, en caso de no solucionarse, se puede hacer el reclamo en la Defensoría del Consumidor (Ciudad, Provincia y Nación).
Una última instancia es recurrir a un asesoramiento legal (hay lugares gratuitos: Poder Ciudadano, CELS y algunas ONG) para presentar un recurso de amparo que es una herramienta legal que tiene resolución inmediata.

DÓNDE RETIRAR MEDICAMENTOS EN TODO EL PAÍS

Todos los medicamentos son gratis en todo el país. Te lo garantiza la Ley Nacional Nº 23.798 de Sida. Dirección de Sida y ETS: Área Medicamentos, (011) 4384-0324/5 (ints. 136/127).