Síntesis epidemiológica

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

El VIH-sida en la Argentina

En 2017 alrededor de 5.500 personas contrajeron VIH en la Argentina, 6.500 fueron diagnosticadas con el virus (el 35% de ellas en etapas avanzadas de la infección), la tasa de transmisión perinatal fue del 5% y 1.500 personas murieron por causas relacionadas con el sida. El ritmo de los diagnósticos fue solo un poco más acelerado que el de las nuevas infecciones. Estas cifras no han variado considerablemente en los últimos años, por lo que aún resta mucho trabajo si es que queremos alcanzar las metas a las que nos comprometimos para poner fin a la epidemia en 2030.

Con 122.000 personas viviendo con VIH este año –el 30% de las cuales desconoce su situación– deberíamos acelerar el ritmo de los diagnósticos para alcanzar la meta del 90% de personas diagnosticadas para el 2020. También, a las 70.000 personas que hoy están en tratamiento en los tres subsectores de salud deberían sumarse otras 38.000 para alcanzar la meta del 90% de personas diagnosticadas incluidas en tratamiento antirretroviral (TARV).

 

Boletín sobre el VIH-sida - Año 2018

En las primeras secciones del boletín se presenta la información actualizada sobre vigilancia epidemiológica de los nuevos diagnósticos de VIH, el perfil de las personas que se están diagnosticando y vinculando a la atención, la evolución de los diagnósticos tardíos, la transmisión perinatal del VIH y la mortalidad por sida.

Algunos datos para destacar tienen que ver con el leve descenso de los diagnósticos en mujeres jóvenes y el aumento de los diagnósticos en mujeres de mayor edad; el aumento de los diagnósticos en varones que tienen sexo con otros varones, los que representan el 40% del total de los nuevos casos; el descenso de la mortalidad por sida en varones y mujeres jóvenes y el aumento en los grupos de mayor edad. Por primera vez desde que comenzó la vigilancia de casos de VIH en el año 2001, la mediana de edad de las mujeres es mayor que la de los varones y la razón hombre mujer alcanzó su valor más alto: 2,4 a 1. No se han producido cambios en la tasa de transmisión perinatal y en el diagnóstico tardío, que se ubican en 5% y 35% respectivamente.

Además, a partir de un estudio de vigilancia intensificada que presentamos también aquí, se desprende que el 9% de los diagnósticos se producen en personas nacidas en otros países, que el 4,5% ocurren en mujeres trans y que uno de cada cuatro diagnósticos de mujeres se produce durante el período de embarazo.

Por otra parte, el boletín presenta los resúmenes de tres investigaciones finalizadas en 2016. La primera corresponde al seguimiento de una cohorte nacional de personas con diagnóstico reciente de VIH con el fin de conocer la retención en los servicios de salud luego de transcurrido un año del diagnóstico y de una cohorte de personas que iniciaron TARV para conocer el abandono y la efectividad del tratamiento a los doce meses. La segunda investigación es un estudio cualitativo sobre los procesos de adherencia al tratamiento de las personas con VIH en base a entrevistas individuales y grupos focales a pacientes y equipos de salud. Y la tercera ofrece información sobre la prevalencia de VIH, hepatitis B y C, sífilis y tuberculosis en personas privadas de la libertad alojadas en el Servicio Penitenciario Federal.

El boletín también ofrece un análisis de las consultas y reclamos recibidos por la DSyETS a través de distintos canales de comunicación, un artículo donde se describen las principales líneas de trabajo en materia de comunicación así como las nuevas estrategias que buscan mejorar el acceso a la información y, finalmente, un apartado con los principales indicadores de gestión.