Si tenés VIH, conocé tus derechos - Preguntas frecuentes

Imprimir

La Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación desarrolló un área de trabajo con vistas a introducir el enfoque de Derechos Humanos en Salud en las acciones implementadas desde el Estado.

 

 boton-consultas 1

 

 

 

 


En casos de vulneración de tus derechos, te presentamos las vías directas de contacto con el área para consultas y reclamos.

Mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Teléfono:
4379-9017

Línea Salud Responde:
0800-3333-444

 

DERECHOS DE LAS PERSONAS CON VIH

En la Argentina, las personas infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana tienen los mismos derechos que las personas que no lo tienen.
Asimismo, mediante un paquete de leyes aprobadas por el Estado, tienen asegurados los siguientes derechos:

• Autonomía

• Acceso al Diagnóstico

• Confidencialidad

• Acceso al tratamiento

• No discriminación

 

PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Estoy obligado a hacerme a la prueba de VIH?

No. La prueba de VIH no es obligatoria. Sin embargo, es recomendable realizarla, ya que cuanto antes una persona se entere de su diagnóstico positivo, antes puede acceder al control y al tratamiento, y así mejorar su calidad de vida. En nuestro país, el Estado garantiza, mediante la Ley Nacional de Sida, 23.798, el acceso gratuito y confidencial al diagnóstico, al tratamiento antirretroviral, y a la asistencia de salud integral que derive de la serología positiva de una persona.

Para saber dónde hacerte el test, hacé click acá.

2. ¿Qué es el consentimiento informado?

El consentimiento informado es un procedimiento que se debe desarrollar durante toda la relación médico-paciente, basado en el diálogo y el respeto mutuo. Regulado por la ley 26.529, Ley de Derechos del Paciente, implica brindar información a la persona de manera comprensible para que pueda decidir si acepta o no la práctica médica. La información debe incluir el diagnóstico, los riesgos y beneficios del tratamiento y las alternativas terapéuticas.

El consentimiento es una decisión libre que da el paciente y supone su comprensión sobre su situación de salud. Este proceso se realiza con una autorización escrita en los casos que lo exige la ley. En el caso de la prueba de VIH, la persona debe firmar dicha autorización antes de la extracción de sangre y se establece la obligación del asesoramiento dispuesta en el artículo 6 de la Ley Nacional de Sida.

Por lo cual:
Tener presente que el consentimiento se debe dar en el marco de la consejería previa que implica debido asesoramiento; es decir, que la persona reciba la información adecuada para tener una conducta saludable y poder decidir con libertad.

3. Soy menor de edad, ¿puedo hacerme la prueba de VIH?

Para hacerte la prueba de VIH no es necesario que seas mayor de 18 años. Si bien es recomendable que acudas a los servicios de salud acompañado/a por un adulto, si por algún motivo no querés o no podés concurrir acompañado/a de un adulto, el Código Civil y Comercial del Nación (Art. 26) establece que la o el adolescente entre 13 y 16 años tiene aptitud para decidir por sí respecto de aquellos tratamientos que no sean invasivos, y que las y los mayores de 16 años son considerados adultos en lo referente a las decisiones de cuidado de su propio cuerpo.

En caso de que tengas dificultades para acceder a la prueba o te exijan que estés acompañado/a de un mayor para realizártela y vos no quieras o no puedas hacerlo, comunicate con nosotros al 0800-3333-444 para hacer el reclamo o envíanos un e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .

4. Cuando solicite afiliarme a una obra social o prepaga, ¿podrán obligarme a hacerme la prueba de VIH?

No, nadie puede obligarte a hacerte la prueba.

La Ley 24.455 establece la obligatoriedad para las Obras Sociales de ofrecer tratamientos médicos, psicológicos y farmacológicos a las personas con VIH con el 100% de la cobertura a través del Programa Médico Obligatorio, y la Ley de Prepagas 24.754 obliga a éstas a ofrecer los mismos beneficios que las Obras Sociales.

Si bien no te van a hacer la prueba, al ingresar a las prepagas deberás firmar una Declaración Jurada en la que tendrás que declarar tu estado de salud.

5. Mi obra social no me está entregando la medicación y tengo que esperar diez días para retirarla. Y solo me quedan tres dosis.

Las obras sociales y empresas de medicina prepaga están obligadas a suministrar tu tratamiento integral. En caso de que no lo hagan, la Dirección de Sida y ETS te lo puede brindar hasta que se resuelva la situación.

Cómo resolverlo:
Para obras sociales nacionales y empresas de medicina prepaga:

a) Debés realizar la denuncia en la Superintendencia de Servicios de Salud.
b) Presentá fotocopia de la denuncia y la receta médica actualizada en la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación o en el programa jurisdiccional correspondiente.

Para obras sociales provinciales:

a) Debés efectuar la denuncia ante la Defensoría del Pueblo local.
b) Presentá fotocopia de la denuncia y la receta médica actualizada en la Dirección de Sida y ETS o en los programas provinciales y/o jurisdiccionales que correspondan.

SUPERINTENDENCIA DE SERVICIOS DE SALUD
0800 222 SALUD (72583)
Roque Sáenz Peña 530, CABA
Horario de atención: lunes a viernes de 10 h a 16 h
www.sssalud.gov.ar

ÁREA ASISTENCIA – DIRECCIÓN DE SIDA Y ETS
(011) 4379 9210
Av. 9 de Julio 1925, piso 9, ala Moreno, CABA
Horario de atención: lunes a viernes de 10 a 16 h
www.msal.gob.ar/sida

PROGRAMAS JURISDICCIONALES
Podés encontrar los contactos de los programas de VIH de las jurisdicciones en nuestro sitio web:
www.msal.gob.ar/sida

6. En el hospital me dicen que figuro con cobertura de una obra social, pero en realidad no me corresponde.

La ley de sida N° 23.798 garantiza el acceso al tratamiento para el VIH y sida a todas las personas en forma totalmente gratuita. A través de la DSyETS se da cobertura a las personas que no la reciben por parte de alguna obra social o empresa de medicina prepaga.

En determinados casos una persona puede figurar como beneficiaria de una obra social aunque no tenga acceso a su cobertura. Esto puede suceder por varios motivos y originar las siguientes situaciones:

Cómo resolverlo: presentando una constancia de baja de la obra social que figura en el padrón se puede dar de alta en el sistema público. Esta constancia la entrega la obra social.

Cómo resolverlo: presentando una constancia de carencia y la receta de los medicamentos se dará cobertura desde el sistema público hasta que la obra social comience con la entrega. Esto se debe a que los monotributistas tienen un acceso progresivo a las prestaciones. Hay que tener en cuenta que el período de carencia es de seis meses.

Cómo resolverlo: presentando una constancia de la obra social que indique que no integra los aportes para recibir la cobertura. De esta forma se brindará el tratamiento a través del sistema público.

7. Mi prepaga quiere cobrarme una cuota muy alta porque declaré que tengo VIH pero no la puedo pagar.

La regulación autoriza que, en determinados casos, las empresas de medicina prepaga en el subsector privado de salud cobren el denominado arancel superador por enfermedades preexistentes. La Superintendencia de Servicios de Salud tiene que autorizar este valor.

Cómo resolverlo:
Iniciá un expediente en la Superintendencia de Servicios de Salud para que analicen la situación y autoricen o no esa cuota. A su vez, la empresa está obligada a cobrarte el valor de mercado, es decir, lo que venías pagando hasta el momento por el plan que elegiste.

SUPERINTENDENCIA DE SERVICIOS DE SALUD
0800 222 SALUD (72583)
Roque Sáenz Peña 530, CABA
Horario de atención: lunes a viernes de 10 a 16 h
www.sssalud.gov.ar

8. ¿Estoy obligado a declarar que tengo VIH?

La Ley Nacional de Sida (23.798) protege la confidencialidad de tu serología en su artículo 2° y en el artículo 6° del decreto reglamentario, por lo que NO ESTÁS OBLIGADO/A A CONTARLO. Además, en todos los casos, se aplica el criterio del principio de la bioética de la confidencialidad, incorporado también en la Ley de Derechos del Paciente 26.529, el cual implica que los profesionales de la salud también tienen el deber de resguardar la confidencialidad de la persona con VIH.

Asimismo, la confidencialidad no sólo se remite a los servicios de salud, sino también a todos los ámbitos de tu vida privada, es decir, no estás obligado a contárselo a nadie; si bien tenés que tomar todos los recaudos necesarios para cuidarte vos y en su caso a tu compañero o compañera sexual, el consentimiento en las relaciones sexuales es compartido, y cada uno/a es responsable de cuidar su propio cuerpo.

En cuanto a la confidencialidad en tu trabajo, si bien no estás obligado a contarlo, a veces, puede resultar favorable notificarlo fehacientemente a la empresa u organismo en que trabajas, para que estén al tanto de tu situación. Hay que tener en cuenta que la notificación no garantiza la estabilidad laboral, ni debería modificar las condiciones relativas al puesto de trabajo.
Podés solicitar un modelo de notificación laboral escribiendo a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .

9. ¿Qué puedo hacer si alguien sabe que tengo VIH y difunde esta noticia?

Nadie tiene derecho a difundir algo que no quieras que se sepa. Por eso si un tercero que sabe que tenés VIH lo difunde, será necesario identificarlo y denunciar el hecho. Se pueden iniciar acciones civiles y/o penales para lo cual necesitarás asesoramiento legal. Te recomendamos visitar los Centros de Acceso a la Justicia (CAJ) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación con oficinas en todo el país. Accedé al listado aquí.

En caso que la persona que haya difundido dicha información deba guardar un secreto especial (médicos, personas con acceso a archivos, etc.) podés denunciarlo al organismo de control o Colegio Profesional pertinente.

10. En el sistema público no me entregan el tratamiento en tiempo y forma. ¿Qué debo hacer?

Si tenés problemas para acceder a tu tratamiento en el sistema público, comunicate con la Dirección de Sida y ETS a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla o 4379-9017.

11. ¿Qué debo hacer ante un caso de discriminación y/o maltrato?

La Ley Antidiscriminación Nº 23.952, prohíbe cualquier forma de discriminación, quedando de este modo incluida cualquier práctica de exclusión arbitraria hacia las personas que viven con el virus.

En este caso y similares, las personas deben saber que pueden impulsar desde acciones judiciales hasta administrativas.

Las acciones judiciales pueden impulsarse ante sede civil y/o sede penal y/o laboral y requerirán siempre la intervención de un abogado/a.

Podés recurrir a los Centros de Acceso a la Justicia (CAJ) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, con oficinas en todo el país. Accedé al listado aquí.

Las acciones administrativas tienen dos posibles niveles:
a- Acción Administrativa Laboral: impulsar la denuncia en el lugar de trabajo;
b- Acción Administrativa ante el Ente de Aplicación de la Ley: Esto es en el caso de profesionales de la salud y debe realizarse ante el Colegio Profesional pertinente. Este órgano es el encargado de llevar adelante el procedimiento investigativo y en caso pertinente aplicar la sanción que corresponda de acuerdo a la ley del ejercicio profesional.

También podés recurrir a las Defensorías del Pueblo, tanto nacional como provinciales, incluso hay algunas municipalidades que poseen Defensorías del Pueblo.

Defensoría Nacional del Pueblo - Tel: 0810-333-3762.

12. Tengo VIH, ¿puedo obtener una pensión social?

Sí, siempre y cuando reúnas los requisitos necesarios. La pensión no contributiva es un derecho que otorga el Estado, a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a aquellas personas que no han realizado aportes al sistema de previsión social y acrediten tener necesidades básicas insatisfechas, conforme a la Ley Nº 18.910. Consiste en una asignación mensual que emite la ANSES por cuenta y orden de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales y corresponde al 70% de una jubilación mínima.

¿Cuáles son los requisitos para solicitarla?
a) No estar amparado/a el/la solicitante ni su cónyuge por ningún tipo de beneficio previsional.
b) No encontrarse trabajando en relación de dependencia.
c) No tener bienes, ingresos, ni recursos de ningún tipo que permitan la subsistencia del/a solicitante ni de su grupo familiar.
d) No tener parientes que estén obligados legalmente a proporcionarle alimentos o que, teniéndolos, se encuentren impedidos de hacerlo.
e) Ser argentino/a nativo/a o naturalizado/a, residente en el país. Los/as naturalizados/as deben contar con una residencia continuada en el país de por lo menos 5 (cinco) años anteriores al pedido de la pensión.
f) Los/as extranjeros deben tener una residencia mínima y continuada en la República Argentina de 20 (veinte) años inmediatamente anteriores al pedido de la pensión.
g) No deben estar detenidos/as o a disposición de la Justicia.

¿Qué documentación necesito?
a) Tu DNI. Si sos menor de 18 años es necesario el DNI de tus padres también.
b) Tu CUIL y el de tus padres o apoderados si sos menor.
c) Certificado Médico Oficial (CMO), llenado por el médico tratante de hospital público nacional, provincial o municipal, servicio o unidad sanitaria.
No es requisito el llenado del porcentaje de discapacidad que indica el certificado.

¿En qué consiste el trámite?
a) Acercate con la documentación detallada al Centro de Atención Local (CAL) más cercano a tu domicilio. Podés encontrarlo ingresando aquí.
b) Completá la documentación requerida para acreditar el cumplimiento de los requisitos establecidos anteriormente.
c) Un trabajador social, matriculado y avalado por la autoridad competente, confeccionará una encuesta socioeconómica en tu lugar de residencia.

Soy monotributista. ¿Es posible obtener la pensión?
Las personas inscriptas en el monotributo social o en la categoría más baja del régimen simplificado pueden solicitar la pensión no contributiva siempre que justifiquen en forma inequívoca la necesidad del beneficio.

Conseguí trabajo. ¿Pierdo la pensión?
En caso de volver a incorporarte al trabajo formal, debés comunicar tu situación a la Comisión Nacional de Pensiones del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, para que se suspenda el pago de manera temporal. Es importante aclarar que si no se hace el trámite de suspensión, se realizarán cruces de información tributaria, procediéndose a la baja de tu pensión, en caso de corresponder.
Una vez finalizada la relación laboral, podrá solicitarse la rehabilitación, la que será efectiva en caso de que se reúnan nuevamente todos los requisitos previstos para el otorgamiento.
Asimismo, como ya se dijo, la pensión no será suspendida en caso de que el titular del derecho se haya inscripto en el –monotributo social.

13. Tener VIH ¿Significa tener alguna incapacidad?

No. La incapacidad implica una disminución de capacidad física o mental de la persona, cosa que no sucede por el sólo hecho de tener VIH.

14. Soy extranjero. ¿Puedo acceder a la atención y al tratamiento antirretroviral en Argentina?

Sí. Siendo residente en el país podés acceder a la atención integral en forma gratuita, incluido el tratamiento antirretroviral, tanto desde el sector público como de la seguridad social o la medicina prepaga.

Presentándote en el servicio de salud con el Documento o Pasaporte, te ingresarán al sistema público de cobertura de atención y tratamiento antirretroviral

Para más información, podés comunicarte con la Dirección de Sida y ETS: Área Medicamentos, (011) 4379-9210.

15. Me solicitaron realizar la prueba del VIH en el examen preocupacional. ¿Esto es correcto?

No. La Resolución Nº 270/15 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación expresa que la exigencia de realizar estudios de laboratorio con el objeto de detectar el VIH en los/as postulantes a trabajador/a dentro de los exámenes preocupacionales podrá ser motivo de denuncia. La obstrucción al empleo motivada por el testeo de VIH es un acto discriminatorio establecido por la ley 23.592 (ley contra actos discriminatorios).

16. Fui a hacerme los estudios médicos preocupacionales y noté que me hicieron firmar un consentimiento para realizarme la prueba del VIH. ¿Esto es correcto?

La Resolución 270/2015 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, en su artículo 4, enuncia que podrá ser motivo de denuncia por violación de las leyes Nro. 23.592, 23.798 y 25.326, la exigencia de realización de estudios de laboratorio con el objeto de detectar el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en los postulantes a trabajador o trabajadora dentro de los exámenes preocupacionales.

Cómo resolverlo:
Realizá la denuncia ante el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, el que conjuntamente con el INADI y el Ministerio de Salud de la Nación, iniciará un expediente.

CENTRO DE ORIENTACIÓN AL CIUDADANO
Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social
0800 666 4100
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

17. En mi trabajo se enteraron que tengo VIH y me despidieron sin ninguna justificación. ¿Qué puedo hacer?

Todas las personas tenemos derecho a un trato digno y libre de discriminación. La ley nacional de sida Nº 23.798 establece que los/as médicos/as o cualquier otra persona que por su ocupación se entere de que alguien tiene VIH, tienen prohibido revelar dicha información públicamente.

Cómo resolverlo:
Podés hacer la denuncia en los organismos abajo detallados. Recordá que para iniciar acciones administrativas o legales es necesario que cuentes con pruebas del hecho, ya sean documentos y/o testigos que puedan acreditarlo.

INSTITUTO NACIONAL CONTRA LA DISCRIMINACIÓN, LA XENOFOBIA Y EL RACISMO (INADI)
0800 999 2345 (las 24 horas)
Av. de Mayo 1401, CABA
www.inadi.gob.ar

CENTROS DE ACCESO A LA JUSTICIA
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación
0800 222 3425
Uruguay 643 2° piso, CABA
www.jus.gob.ar/accesoalajusticia.aspx

18. Tengo que viajar por un tiempo. ¿Puedo retirar más medicación?

Al momento de irte de viaje te podés llevar la medicación necesaria para tres meses. Tenés que solicitárselo al médico/a previamente (preferentemente con más de un mes de anticipación). Si vas a pasar por la aduana, es recomendable llevar una prescripción médica (receta) donde figure de qué medicamento se trata, cómo se toma y para qué se utiliza. Si tenés obra social o prepaga, deberás consultarlo con tu prestador de salud.