Epidemias, brotes y pandemias

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Entre los fenómenos asociados a epidemias, brotes y pandemias, tienen mayor potencial de riesgo en nuestro país la gripe, el dengue, el zika, la fiebre chikunguña y el cólera. Para conocer las características principales de estas enfermedades, sus efectos sobre la salud y las medidas generales para prevenirlas, despliegue los títulos que aparecen a continuación:

 

 

 

VIRUS ZIKA

Es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma infectada por el virus Zika y luego pica a otras personas, les transmite esta enfermedad. También se han presentado casos por transmisión sexual.

REGIONES QUE AFECTA EN ARGENTINA:

Durante el año 2016, se notificaron los primeros casos de este virus en Córdoba (por transmisión sexual) y Tucumán (transmisión vectorial).

EFECTOS SOBRE LA SALUD:

Tras la picadura del mosquito, los síntomas de enfermedad aparecen generalmente después de un periodo de incubación de 3 a 12 días.

La infección puede cursar de forma asintomática.

En los casos que presenten síntomas, los mismos pueden manifestarse de forma moderada o aguda, e incluyen:

• Fiebre.

• Conjuntivitis no purulenta.

• Dolor de cabeza, de cuerpo y en las articulaciones (principalmente manos y pies).

• Decaimiento.

• Sarpullido.

• Inflamación de miembros inferiores.

Las mujeres embarazadas o en edad reproductiva deben extremar las medidas de prevención de picaduras de mosquitos debido a la asociación entre el virus Zika y el riesgo de malformaciones fetales, como microcefalia. Además, los adultos en general pueden presentar consecuencias neurológicas

MEDIDAS DE PREVENCIÓN:

Como no existen vacunas que prevengan el virus Zika ni medicamentos que lo curen, la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

También deben ser eliminados los recipientes que no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados) porque pueden ser potenciales criaderos. Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan permanentemente, debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos).

La fumigación no es suficiente para eliminar el mosquito. La aplicación de insecticidas es una medida destinada a eliminar a los mosquitos adultos que pueden transmitir la fiebre zika.

• Otitis no purulenta

• Dolor de cabeza, de cuerpo y en las articulaciones (principalmente manos y pies)

• Decaimiento

• Sarpullido

• Inflamación de miembros inferiores

La OMS/OPS ha advertido sobre un posible vínculo entre el virus Zika y el incremento de casos de microcefalia en bebés recién nacido cuyas madres han sido infectadas por este virus durante el primer o segundo trimestre de embarazo.

Asimismo se recomienda el uso de preservativo para evitar la transmisiòn sexual.

+ Info

 

DENGUE

Es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad. El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna. Sin embargo, aunque es poco común las mujeres embarazadas pueden contagiar a sus bebés.

El comportamiento del dengue en Argentina es epidémico, y la ocurrencia de casos se restringe a los meses de mayor temperatura (noviembre a mayo), en estrecha relación con brotes en los países limítrofes.

REGIONES QUE AFECTA EN ARGENTINA:

El dengue afecta al Noroeste y Noreste argentinos, Centro y Área Metropolitana de Buenos Aires y Cuyo.

EFECTOS SOBRE LA SALUD:

Luego de un período de incubación que puede ser de 5 a 7 días, podrán aparecer las manifestaciones clínicas, aunque una alta proporción de las personas infectadas cursarán de manera asintomática.

Las infecciones sintomáticas pueden variar desde formas leves de la enfermedad, que sólo se manifiestan con un cuadro febril (2 a 7 días); a otros cuya fiebre se asocia a un intenso malestar general, cefalea, dolor detrás de los ojos, dolor muscular y dolores articulares.

Algunos casos de dengue pueden evolucionar a formas graves (dengue grave) en las que hay manifestaciones hemorrágicas, lo que puede llevar a un cuadro de shock.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN:

Como no existen vacunas que prevengan el dengue ni medicamentos que lo curen, la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

También deben ser eliminados los recipientes que no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados) porque pueden ser potenciales criaderos. Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan permanentemente, debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos).

La fumigación no es suficiente para eliminar el mosquito. La aplicación de insecticidas es una medida destinada a eliminar a los mosquitos adultos que pueden transmitir el dengue. + Info

 

FIEBRE CHIKUNGUNYA

La fiebre chikungunya es una enfermedad viral transmitida al ser humano por los mismos mosquitos que trasmiten el dengue, que está circulando recientemente en la región de las Américas. Se caracteriza por presentar fiebre alta y dolor articular.

REGIONES QUE AFECTA EN ARGENTINA:

Hasta el momento solo se presentaron casos importados de otros países de la región, pero el vector se encuentra principalmente en la mayor parte de Argentina, excepto la región Patagónica.

EFECTOS SOBRE LA SALUD:

Los síntomas de la fiebre chikungunya comienzan a manifestarse por lo general de 3 a 7 días después de la picadura de un mosquito infectado, y son fiebre (mayor a 38º C), dolor intenso e inflamación en las articulaciones, a menudo en las manos y los pies. También puede aparecer dolor de cabeza, dolor muscular, inflamación de las articulaciones o sarpullido.

Si bien en la mayoría de los casos los pacientes se mejoran en una semana, algunas personas pueden tener dolor en las articulaciones por más tiempo.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN:

No existen vacunas o medicamentos que prevengan la infección por el virus chikungunya. Las medidas de prevención se destinan a disminuir la exposición a los mosquitos, y son las siguientes:

- Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).

- Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).

- Cambiar diariamente el agua de bebederos de animales, portamaletas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Si fuera posible, utilice en los floreros productos alternativos en lugar de agua (geles o arena húmeda).

- Mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos.

- Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

- Utilizar ropas de mangas largas, repelente y mosquiteros para evitar la picadura de mosquitos.

 

GRIPE

La influenza es una enfermedad de transmisión aérea causada por un virus ARN, perteneciente a la familia Ortomixoviridae. Se conocen tres tipos: A, B y C; el virus A presenta dos subtipos que en la actualidad circulan en humanos (H1N1 y H3N2). Para los virus influenza tipos B y C no se han descrito subtipos y sólo circulan en humanos.

Su alta transmisibilidad en épocas epidémicas ocasionan altas tasas de incidencia, (que alcanza del 10 al 20 % de la población) y la principal complicación son las neumonías que se presentan con mayor frecuencia en adultos mayores, menores de 5 años y en pacientes con patologías crónicas (cardíacas, pulmonares, renales, metabólicas) o inmunosuprimidos.

REGIONES QUE AFECTA EN ARGENTINA:

La gripe o influenza afecta a todas las regiones del país.

EFECTOS SOBRE LA SALUD:

Se estima que en períodos epidémicos el porcentaje de casos varía entre el 10 y el 20 % en población general pero puede elevarse al 50% en comunidades cerradas.

Las tasas de morbilidad más elevadas se esperan en los grupos de edad que incluyen a los niños y jóvenes llegando a valores del 35 % aproximadamente. En los adultos y mayores las tasa ronda entre el 10 e 15 %.

Durante las pandemias estas tasas pueden superarse, como la observada para 1918-19 que fue superior al 40 % en población general. Tasas de ataque del 10 % causan problemas comunitarios, del 25 % desbordan los servicios comunitarios, colapsan los servicios de salud y tasas del 50 % provocan un desastre.

De acuerdo a las observaciones realizadas en los períodos pandémicos como inter-pandémicos, las embarazadas constituyen un grupo de riesgo por presentar complicaciones graves e incluso muerte por influenza, en particular durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN:

Para prevenir la gripe y otras enfermedades respiratorias, es fundamental recibir la vacuna anual si se encuentra en alguno de los grupos con mayor riesgo de sufrir complicaciones por la gripe (trabajadores de la salud, embarazadas, puérperas hasta el egreso de la maternidad ​(sino fueron vacunadas durante el embarazo), niños de 6 a 24 meses, niños y adultos con enfermedades crónicas y mayores de 65 años).

Además, es importante adoptar las siguientes medidas higiénicas para evitar enfermarse o transmitir este tipo de afecciones respiratorias:

• Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.

• Al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo.

• Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos.

• Ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados.

• Mantener limpios picaportes y objetos de uso común.

• No compartir cubiertos ni vasos.

• Enseñar a los niños a lavarse frecuentemente las manos en la escuela y el hogar. + Info

 

CÓLERA

El cólera es una enfermedad infecciosa producida por la bacteria Vibrio Cholerae que al ingresar al organismo de una persona puede provocar diarrea. En los casos más graves de diarrea severa, si la pérdida rápida de líquidos corporales no es tratada a tiempo puede llevar a la deshidratación, a la postración y al riesgo de muerte.

Aunque en nuestro país no se han detectado casos de cólera desde el año 1999, existe el riesgo de introducción por la presencia de viajeros procedentes de países endémicos. El brote puede darse en cualquier región, dependiendo de la exposición de la población a aguas cloacales o aguas no tratadas y a alimentos contaminados con la bacteria.

REGIONES QUE AFECTA EN ARGENTINA:

El cólera afecta a todas las regiones del país.

EFECTOS SOBRE LA SALUD:

En algunos casos, sólo se presenta como una leve diarrea. Pero se calcula que 1 de cada 20 personas infectadas puede tener la enfermedad de forma grave, presentando los siguientes síntomas:

• Diarreas frecuentes, al principio líquidas, de color normal y luego como agua de arroz. Las deposiciones pueden ser incoloras y sin dolor.

• Rápida deshidratación, lengua seca y sed intensa, pulso rápido, sudoración fría.

• Calambres musculares relativamente dolorosos y/o entumecimiento de las piernas, debido a la pérdida de potasio.

Ante estos síntomas es importante acudir al hospital o centro de salud debido a que la deshidratación puede darse en pocas horas. La tasa de letalidad de los casos no tratados puede llegar al 30%-50%, pero puede bajar a menos del 1%, si se aplica el tratamiento en forma apropiada y oportuna.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN:

Utilizar agua segura (potabilizada o de red) para beber, lavarse los dientes, lavar las verduras y frutas y hacer hielo. En el caso de no contar con agua de red, es necesario optar por alguna de las siguientes medidas antes de consumirla: colocar 2 gotas de lavandina por cada litro de agua; o hervir el agua durante 3 minutos y dejarla enfriar.

Lavarse las manos con agua segura (potabilizada o de red), antes y después de preparar alimentos y cocinar, comer, ir al baño, cambiar pañales, amamantar.

Mantener la higiene y cuidados en la preparación de los alimentos:

• Lavar y dejar en agua con cloro o lavandina (10 minutos) las verduras con cáscara (como tomates, pepinos, zapallitos), enjuagando después varias veces bajo el chorro de agua segura. Las verduras de hojas deben ser lavadas una por una.

• Cocinar bien las carnes (hasta que no queden partes rojas), los mariscos y los pescados.

• Tapar los alimentos para impedir el contacto con insectos, roedores y animales domésticos.

• No guardar ni permitir el contacto entre alimentos crudos y alimentos cocidos.

• Higienizar la vajilla y dejar la cocina limpia después de las comidas.

Realizar una correcta eliminación de las excretas (entierro, pozo séptico, letrina, cloaca).

Desechar los pañales descartables en bolsas cerradas. Mantener limpios los baños y letrinas y lavar diariamente los artefactos del baño (lavamanos, inodoro, bidet, letrina, etc.) con agua, detergente y cloro o lavandina. + Info

SALUD AMBIENTAL:

Durante la epidemia se deberá reforzar la vigilancia sanitaria sobre los sistemas de abastecimiento de agua potable afin de asegurar la calidad del agua que recibe el consumidor.

Situaciones de particular riesgo son:

• Fuentes de agua superficiales, ubicadas debajo de descargas de aguas residuales.

• Redes deterioradas, roturas frecuentes de tuberías y existencia de interconexiones.

• Suministro intermitente u ocurrencia de cortes de agua frecuentes, en todo o parte del sistema.

Se pueden producir contaminaciones por pérdidas de agua, conexiones cruzadas con cloacas y pluviales, en los tanques domiciliarios, cisternas de reserva y distribución del agua potable, etc.

SITUACIÓN CON LOS ALIMENTOS:

Los alimentos, pueden transmitir cólera cuando las condiciones sanitarias y de higiene durante la producción, elaboración y manipulación no son adecuadas.

Las características de calidad de la materia prima y los procedimientos empleados durante la recolección, procesamiento de los productos, transporte, almacenamiento y boca de expendio, así como la calidad sanitaria del agua empleada a lo largo de la cadena alimentaria, condicionan la seguridad de los alimentos.

De no cumplir con las pautas de las buenas prácticas en la producción, manufactura, expendio, etc., los alimentos pueden contaminarse y vehiculizar esta enfermedad.

SERVICIOS DE SALUD:

La mayoría de los pacientes con cólera tendrán una enfermedad diarreica leve que podrá ser atendida en el primer nivel de atención. Sin embargo todos los servicios de salud deben organizarse para responder a la mayor demanda de atención ante el eventual aumento de los cuadros diarreicos.

 

ENFERMEDAD POR VIRUS DEL ÉBOLA

El virus se propaga mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo de las mucosas (piel que recubre la nariz, la boca y los genitales) o una lastimadura en la piel con la sangre u otros fluidos corporales (heces, orina, saliva, semen) de personas con ébola. También puede contagiarse a través de objetos como agujas, ropa sucia y de cama contaminados por los fluidos de un paciente enfermedad por virus del Ébola.

No existe un tratamiento aprobado específico ni vacuna disponible.

La potencial vía de introducción del virus del Ébola en nuestro país es el ingreso de viajeros afectados. Sin embargo, el movimiento de personas entre Argentina y los países donde se registra esta enfermedad no es frecuente y tampoco existen vuelos directos con estos países.

REGIONES QUE AFECTA EN EL MUNDO

El último brote del virus del Ébola comenzó a principios de 2014 en Guinea. Se ha extendido a otros países de África Occidental y en octubre de 2014 se registraba transmisión generalizada y activa del virus en Guinea, Liberia y Sierra Leona . El brote es el más grande en la historia en términos del número de casos, defunciones y extensión geográfica. Hasta el momento, se registran un total de 10.141 casos (confirmados, probables y sospechosos) de la enfermedad por virus del Ébola (EVE), que han sido reportados en ocho países (Guinea, Liberia, Mali, Sierra Leona, Nigeria, Senegal, España y los Estados Unidos de América). Además, se reportaron 4.922 muertes. (Datos de la OMS hasta el 25 de octubre de 2014).

EFECTOS SOBRE LA SALUD:

Es una enfermedad grave, con una tasa de letalidad de entre el 50% y el 90%.

Los síntomas de esta enfermedad son: fiebre, dolor muscular, de cabeza y garganta, y debilidad. Luego se pueden presentar vómitos, diarrea, sarpullido, fallo renal y hepático y hemorragia masiva interna y externa.

El intervalo de tiempo desde la infección por ébola a la aparición de síntomas varía de 2 a 21 días. Los pacientes contagian desde el momento en que empiezan a manifestarse los síntomas, no durante el período de incubación.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN:

Al no existir tratamiento ni vacuna contra esta enfermedad, las únicas medidas para evitar el contagio si ha viajado a un país donde hay casos de esta enfermedad son:

  • No entrar en contacto con los fluidos corporales de personas o animales.
  • No manipular objetos cortantes (como agujas) ni elementos utilizados por un paciente enfermo (ropa sucia y de cama) o cualquier otro objeto que haya estado en contacto con fluidos infectados.
  • No tocar los cuerpos de personas fallecidas por el virus.
  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón. + Info

SERVICIOS DE SALUD:

Los servicios de salud deberán seguir los lineamientos y protocolos específicos para este tipo de virus y el perfecto aislamiento de los pacientes con enfermedad por virus del Ébola para lograr una correcta contención del brote.

 

Ver recomendaciones para el cuidado de la salud