Incendios silvestres

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Los INCENDIOS SILVESTRES se producen en general en tiempos de sequía, cuando la vegetación está más seca y presenta un mayor riesgo de combustión. Se caracterizan por propagarse rápidamente y sin control por la vegetación. Pueden ser incendios forestales, de arbustos, de pastizales o de turba. Las causas pueden ser naturales (por la caída de un rayo, por ejemplo) pero más frecuentemente son causados por los seres humanos por negligencia o de manera intencional. En nuestro país en general se producen lejos de las zonas pobladas o con poca densidad de población.

 

REGIONES QUE AFECTA EN ARGENTINA:

Los incendios silvestres en nuestro país afectan principalmente a la Patagonia (Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur), al Centro (Córdoba, La Pampa, Entre Ríos y Santa Fe) y a Cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis).

EFECTOS SOBRE LA SALUD:

Las quemaduras en la piel producidas por el fuego pueden ser muy graves. Asimismo, el humo generado por el incendio afecta las vías aéreas, pudiendo causar asfixia, e irritar los ojos ya que los gases emanados por el incendio son, por lo general, tóxicos. Las cenizas que resultan del incendio también son irritantes para la piel, nariz y garganta. Por otro lado, los incendios y los humos tóxicos pueden empeorar enfermedades crónicas del corazón y de los pulmones.

MORTALIDAD:

Los incendios pueden causar muerte por asfixia a causa de la inhalación de humo o como resultado de las quemaduras.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN:

Alejarse del foco del incendio: Las quemaduras pueden ser de varios niveles, desde superficiales a muy graves. Siempre deben ser tratadas por un médico. Prevenir problemas respiratorios: Los gases emanados por el fuego pueden ser muy tóxicos y causar asfixia, por lo que se recomienda poner un paño seco contra la boca y moverse al ras del piso, ya que el humo tiende a subir. Además, el humo puede permanecer en el ambiente luego del incendio, por lo que se recomienda usar una mascarilla para evitar la inhalación de humo y polvo. Evitar lesiones: Por la caída de ramas o derrumbes de una propiedad en llamas. Se recomienda tener cuidado al caminar y de ser posible evitar correr. + Info

SALUD AMBIENTAL:

Agua potable y cloacas: Las fuentes de agua pueden verse contaminadas por las cenizas y los residuos del incendio.

Caminos y rutas: Los caminos y las rutas pueden verse cortados por el fuego o las autoridades provinciales para evitar la expansión del fuego y proteger a la población, alejándola del foco del mismo. El humo puede reducir la visibilidad en los caminos y rutas, pudiendo provocar accidentes.

Viviendas y edificios: Las viviendas pueden verse destruidas total o parcialmente por el fuego, pero los incendios silvestres suelen originarse lejos de zonas densamente pobladas.

SITUACIÓN CON LOS ALIMENTOS:

Si el fuego se extiende, arrasará con la vegetación, los sembrados y puede matar al ganado. Todo ello puede acarrear escasez de alimentos sobre todo en zonas que se abastecen de la economía regional.

SERVICIOS DE SALUD:

Los servicios de salud pueden verse colapsados ya que el tratamiento de las quemaduras puede requerir de una internación prolongada, cuidados e insumos específicos y de instalaciones adecuadas (unidad de quemados).

Ver recomendaciones para el cuidado de la salud