¿Qué es comunicación de riesgo?

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

La comunicación de riesgo es la estrategia comunicacional integral y planificada que acompaña a la gestión de riesgo frente a determinada amenaza de emergencia o desastre, con el objetivo de:

  • Propiciar la participación de todos los sectores involucrados, dando consistencia y transparencia a la toma de decisiones e instrumentación de medidas de manejo del riesgo.

  • Promover el conocimiento y la comprensión de los riesgos conocidos y desconocidos, informando y sensibilizando de forma planificada al público sobre las necesidades de protección de la salud, respondiendo a sus inquietudes y tratando de disminuir la ansiedad.

  • Integrar a la población en el proceso de manejo del riesgo y ayudar a establecer confianza pública en las instituciones encargadas de tomar decisiones, aliviando el miedo y la indignación generalizados. Esto permite hacer más eficiente y rápida la intervención o la respuesta de las autoridades.

  • Colaborar en el diseño de actividades de educación que desarrollen capacidades en la población para que se prepare, participe de la minimización y prevención del riesgo en los espacios de su vida cotidiana: la familia, la comunidad, el trabajo, etc.

En este marco, las y los comunicadores son un actor fundamental para facilitar el diálogo de todas las partes involucradas (población, organismos públicos y privados encargados de gestionar el riesgo, equipos de salud, comunidad científica y medios de comunicación), el manejo de conceptos y la apropiación del tema, generando una cultura de prevención y cuidados de la salud frente a los desastres.

 

2014-05 estrategia-comunicacion

 

Cómo diseñar un Plan de comunicación de Riesgo

Un Plan de Comunicación de Riesgo supone 5 etapas de implementación:

- Esquema o Infografía -

1. Etapa de Preparación:

Implica la conformación del equipo de comunicación para la realización de un diagnóstico de situación y la definición de una estrategia comunicacional que acompañe toda la gestión de riesgo: antes, durante y luego del desarrollo de un escenario de emergencia o desastre.

Ello requiere identificar:

a) El fenómeno que se presenta como amenaza, sus características en la realidad local y sus implicancias en la salud pública.

b) Los actores y organizaciones clave para la coordinación de acciones frente a la declaración de una emergencia por dicho fenómeno.

c) Los recursos humanos y técnicos disponibles en el equipo de respuesta del propio organismo.

d) Las percepciones frente al riesgo que circulan, los espacios de encuentro comunitarios (por ej. escuelas y otras instituciones, espacios públicos, actividades locales), como así también los medios de comunicación más utilizados por la población.

e) Los periodistas y líderes de opinión de relevancia, que pueden tener llegada y son reconocidos por la población local.

A partir de esa información, se debe plantear el Plan Comunicacional de Riesgo donde se detallen las acciones a llevar a cabo en cada etapa de la gestión de riesgo:

  • Etapa de preparación: actividades educativas y de sensibilización tanto con la población como con los actores involucrados en la gestión del riesgo, previas al escenario de desastre o emergencia;

  • Etapas de inicio y control: estrategia de articulación con actores clave; criterios con que se elaborará la información a producir y circular entre los actores involucrados en la gestión de riesgo y los equipos de salud; definición de un plan de medios; y mensajes clave dirigidos a la población para el cuidado de su salud.

  • Etapas de recuperación y evaluación: mensajes clave para el cuidado de la salud de la población luego de la situación crítica; criterios de evaluación de la estrategia de comunicación de riesgo implementada; y la actualización de las actividades educativas y de sensibilización previas a un nuevo escenario de desastre o emergencia.

El plan de comunicación debe plantear:

¿Cómo está la situación inicial/ previa? Síntesis del diagnóstico

¿Para qué comunicar en cada etapa? Objetivos

¿A quiénes en cada etapa? Públicos / destinatarios/ interlocutores

¿Cómo comunicar en cada etapa? Estrategias, programas y herramientas de comunicación

¿Cuándo? Cronograma de actividades

¿Quiénes? Responsables

¿Con qué? Recursos

¿Funciona? Seguimiento y evaluación

Una vez diseñado el plan, se deberían comenzar a implementar las actividades de educación y sensibilización previstas para la Etapa de Preparación.

2. Etapa de Inicio de la emergencia o desastre:

Se activa la parte del plan de comunicación destinada a responder a la emergencia. La principal meta es lograr una comunicación eficaz para crear, mantener o restablecer la confianza de la población.

a) Se coordinan las acciones, se recopilan, sistematizan y circula la información estratégica con los actores clave de la gestión de riesgo.

b) Se identifican las necesidades de información de los públicos afectados y del personal de salud en la atención directa, y se adecuan los mensajes clave para la población.

c) Se prepara al/a la vocero/a con información clara y precisa.

d) Activación del plan de medios: acciones de prensa y atención a los medios masivos.

3. Etapa de Control de la emergencia o desastre:

Tras el impacto inicial, es importante actualizar y ampliar la información en los medios de comunicación, de forma constante y aportando elementos que ayuden a la toma de decisiones por parte de la población. Asimismo, es imprescindible brindar soporte comunicacional al equipo de salud en territorio, a fin de mejorar la atención de la población más perjudicada.

4. Etapa de Recuperación:

Los mensajes y acciones en esta etapa se deben focalizar en la adopción de medidas de higiene, limpieza. Además se deben reforzar los mensajes en torno a los riesgos para la salud asociados indirectamente a la situación de emergencia, y también fortalecer de los lazos comunitarios para el apoyo de las personas y familiares de los afectados.

Más adelante, se deben continuar las acciones de sensibilización y educación, tanto de la población como de otros actores en relación a los cuidados de la salud frente a otras eventuales situaciones de emergencia o desastres.

5. Etapa de Evaluación:

Es importante valorar la eficacia del plan ejecutado, auditar el tipo de vínculo que se logró con la población, analizar el desempeño del equipo de comunicación, medir la eficacia en la coordinación de acciones con otros actores, documentar y sistematizar las lecciones aprendidas para determinar aquello que debe mejorarse a futuro.