Terremotos

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

banner terremoto

Un terremoto consiste en la vibración de la corteza terrestre ocasionada por la liberación repentina de energía que se produce por el reacomodo de las placas internas del globo terráqueo. La mayoría de los terremotos son seguidos por réplicas, algunas de las cuales pueden ser tan fuertes como el terremoto mismo. Muchas muertes y lesiones serias pueden ocurrir durante las réplicas. + Info

 

RECOMENDACIONES PARA EL CUIDADO DE LA SALUD

 

Recomendaciones ANTES del evento

 

  • Mantenga entrenada a la familia para que cada miembro sepa qué hacer durante el evento.

  • Identifique los lugares seguros en el interior y en el exterior, por ejemplo debajo de los muebles macizos o contra una pared interna lejos de donde puedan romperse vidrios, como cerca de las ventanas, los espejos, los cuadros o donde puedan caerse bibliotecas o muebles pesados.

  • Reconozca dónde se ubican y cómo cerrar las válvulas principales de agua, gas y electricidad.

  • Refuerce la sujeción a las paredes de calentadores de agua, aparatos de gas, estantes de libros y modulares.

  • Coloque los objetos grandes o pesados en los estantes más bajos de los muebles.

  • Guarde los artículos frágiles en armarios cerrados bajos y con llave.

  • Cuelgue los artículos pesados como cuadros y espejos lejos de las camas, los sillones y cualquier otro mueble en el que las personas se sienten. Refuerce las lámparas del techo.

  • Repare los cables eléctricos dañados y las conexiones de gas con fugas. Éstos pueden constituir un riesgo de incendio.

  • Repare cualquier grieta profunda en el cielo raso y en los cimientos. Consulte con un experto en caso de que haya signos de defectos en la estructura.

  • Guarde los herbicidas, pesticidas y los productos inflamables en armarios cerrados con llave y en estantes bajos.

Si hay alerta declarada: esté atento a la información oficial. Si se está en una zona de riesgo, prepararse para una eventual evacuación, resguardando documentos y objetos imprescindibles y un botiquín de primeros auxilios.

 

Recomendaciones DURANTE el evento

 

En lugares cerrados (casa, trabajo, otro): permanezca donde se encuentra ya que la mayoría de lesiones ocurre cuando la gente está entrando o saliendo de las edificaciones. Se recomienda también echarse al piso, buscar refugio debajo de un escritorio, mesa o banco, o contra una pared interior, y agarrarse hasta que el temblor cese. Si no hay otra protección, cúbrase la cara y la cabeza con los brazos y agáchese en una esquina interior del edificio.

  • Manténgase alejado de vidrios, ventanas, espejos, puertas exteriores o paredes y de todo lo que pueda caerse, tal como lámparas y muebles.

  • No use los ascensores ni las escaleras durante el sismo.

  • Colóquese una tela, sábana o ropa sobre su cabeza para protegerse de la aspiración del polvo fino que pueda ser levantado si la edificación sufre cualquier daño.

  • Aléjese de estufas, radiadores, cocinas o cualquier objeto caliente.

  • Si está en la cama, quédese ahí y protéjase la cabeza con una almohada, a menos que esté debajo de una lámpara de techo que pueda caerse. Si ese es el caso, muévase a un lugar seguro.

  • En lugares públicos con muchas personas (cines, teatros, estadios, aulas) es importante no gritar, no correr, no empujar, salir serenamente, si la salida no está congestionada; en caso contrario, permanezca en el asiento, colocando los brazos sobre la cabeza y bajándola hacia las rodillas.

Para el cuidado de su salud en la vía pública: es conveniente quedarse en el lugar hasta que pase el temblor. Aléjese de los edificios, de las luces de la calle y de los cables de electricidad. Además, tenga presente que el mayor peligro existe directamente fuera de los edificios, en las salidas y cerca de las paredes exteriores. La mayoría de los accidentes relacionados con terremotos son provocados por colapsos de las paredes, cristales rotos y la caída de objetos.

Para el cuidado de la salud en la escuela: es importante que toda institución escolar, ubicada en las zonas de riesgo de terremotos, diseñe un Plan de Emergencia que incluya asignación de roles, procedimientos, determinación de zonas de riesgo, zonas de seguridad y vías de evacuación.

Para el cuidado al conducir: si está en un vehículo en movimiento, es recomendable manejar serenamente hacia un lugar alejado de puentes o vías y estacionar en zonas fuera de peligro. Luego, deténgase tan rápido como la seguridad lo permita y quédese dentro del vehículo. Al estacionar, evite parar cerca o debajo de edificios, árboles, puentes o cables eléctricos.

Para el cuidado del agua: si están entregando agua en camiones, hiérvala 3 minutos para preparar alimentos, lavado de vajilla y para consumo. Una medida útil es almacenar agua en recipientes limpios y con tapa y agregar 3 gotas de lavandina por litro de agua. Y una vez que se reponga el servicio de agua potable, verificar que no esté turbia antes de consumirla.

 

Recomendaciones DESPUÉS del evento

 

Cuidados para el regreso a casa si tuvo que ser evacuado: si la edificación ha sido dañada, no reingrese. En caso de ser seguro ingresar a la vivienda, examine si se produjeron daños en las estructuras y conexiones y verifique si hay pérdidas de gas. Si hay olor a gas: abra una ventana, salga afuera, cierre la toma de gas principal e informe de la pérdida a la empresa proveedora. Además, es conveniente, controlar si hubo daños en la instalación eléctrica y ante la mínima sospecha, corte la corriente eléctrica desde el disyuntor principal. Abra los armarios con cuidado (los objetos pueden caerse y lastimar) y cubra las ventanas rotas con cinta o sábanas plásticas.

  • No encienda fósforos, velas ni aparatos eléctricos, hasta asegurarse de que no haya fugas de gas ni problemas en la instalación eléctrica.

  • Inspeccione las líneas de servicios públicos, desconecte los aparatos dañados.

  • Revise las alcantarillas y los caños de agua. Si sospecha que se dañaron cierre el suministro de agua en la toma principal y llame a la compañía. No use agua de la canilla.

  • Cubra las ventanas rotas con cinta o sábanas plásticas.

  • Use zapatos y ropa que cubra todo el cuerpo. Después de un gran sismo, habrá una cantidad de vidrios rotos alrededor.

Higiene y desinfección del hogar: si la propiedad fue levemente afectada, limpie toda la casa para eliminar el polvillo. Si hay vidrios rotos levántelos con guantes.

Qué hacer con los alimentos y el agua: no consuma alimentos y bebidas que hayan estado en contacto con vidrios rotos, escombros, polvo o algún contaminante. Cocine las frutas y verduras y previamente lávelas con agua potable o hervida. Es importante proceder a eliminar todos los alimentos que hayan perdido la cadena de frío.

Si hay algún riesgo de salud particular: luego de un terremoto, hay que estar preparado ante posibles temblores posteriores (réplicas). Las ondas expansivas secundarias por lo general son menos violentas que el terremoto principal, pero pueden ser lo suficientemente fuertes para causar daños adicionales a estructuras debilitadas. Por eso ante eventuales réplicas:

  • Manténgase informado sobre el plan de emergencia en el municipio, permitirá conocer las rutas de evacuación de su barrio, su lugar de trabajo y de su comunidad hacia zonas de seguridad.

  • En caso de haber quedado atrapado, trate de comunicarse al exterior haciendo ruido con un objeto.

  • No utilice los ascensores y sea cuidadoso con las escaleras.

  • No reingrese a los edificios a recoger pertenencias o valores.

  • No use el vehículo a menos que haya una emergencia.

  • Use el teléfono sólo para informar emergencias que amenacen la vida.

  • Manténgase alejado del área dañada. Regrese al hogar cuando las autoridades así lo indiquen.

  • Ayude a personas lesionadas o atrapadas; tenga en cuenta prioritariamente a los niños, ancianos, y personas con discapacidades. No intente mover a las personas que estén seriamente lesionadas, a menos que estén en peligro inmediato de muerte o de sufrir más lesiones; pedir ayuda.