Problemas con materiales tóxicos

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

banner materiales toxicos

Un accidente o emergencia química es una situación de peligro que resulta de la liberación de una o varias sustancias que son riesgosas para la salud de las personas y/o del medioambiente. Se trata de incendios, explosiones, liberación de sustancias tóxicas/venenosas, fugas de gas, etc. que pueden provocar lesiones de distinta gravedad, enfermedad, invalidez o muerte. Los daños pueden ser tanto a corto como a largo plazo.

Estos accidentes pueden ser de origen natural (a través de terremotos, maremotos, huracanes y erupciones de volcanes) o tecnológico. Los accidentes químicos tecnológicos pueden ser prevenidos y se producen por intervención, descuido y/o negligencia del ser humano. Las plantas químicas y otras instalaciones de almacenamiento deben inspeccionarse para su seguridad y cuando sea necesario efectuar reparaciones, estas deben realizarse inmediatamente.

Los tipos de acontecimientos más frecuentes son en instalaciones fijas (almacenes de productos químicos, laboratorios, industrias, plantas de tratamiento de desechos y de agua, etc.) y durante el transporte de sustancias tóxicas por tierra, agua o aire. + Info

 

RECOMENDACIONES PARA EL CUIDADO DE LA SALUD

 

Recomendaciones ANTES del evento

 

Los accidentes químicos pueden ocurrir repentinamente, y no permiten tomar demasiadas acciones para mitigar algunos de sus efectos. Sin embargo, en algunas ocasiones puede detectarse el riesgo y alertarse a la población ubicada en el foco del fenómeno y/o en lugares donde existirá una expansión del mismo (por ejemplo, por acción del viento) una vez desencadenado.

Si hay ALERTA declarada:

  • En caso de tener que abandonar el área, cierre la casa (cada una de sus aberturas), pero antes corte la luz, el gas y el agua (lo que puede aminorar la expansión del químico al interior del hogar y prevenir accidentes en caso de que estén implicadas explosiones que impacten sobre la vivienda).

  • Mantenga bien cerrados y/o proteja las ventanas y vidrios expuestos, que puedan romperse como consecuencia de una explosión (en el caso de existir ese riesgo).

  • Prepare un bolso de emergencia y el botiquín de primeros auxilios. Empaque lo indispensable para la familia: alimentos no contaminados por el químico (en especial, no perecederos y frutas frescas), suficiente agua potable, elementos de abrigo, remedios, dinero, barbijos, entre otros.

  • Infórmese sobre las precauciones a seguir y los lugares seguros donde resguardarse, sobre los servicios de salud disponibles y los almacenes o formas de suministro seguros de alimentos y agua durante el desastre.

 

Recomendaciones DURANTE el evento

 

En lugares cerrados (casa, trabajo, otro): si hubiera derrames en el hogar o zonas cercanas al mismo, deje que los equipos especializados se encarguen del trabajo de apagado de fuentes de calor, fuego y limpieza.

En caso de confinamiento, cuando no se puede salir del hogar, por indicación de las autoridades: quédese en casa, si es posible en las habitaciones protegidas del acceso de las sustancias peligrosas. Cierre puertas y ventanas y tape los sistemas de climatización y de ventilación. Cuente con una linterna, un teléfono y una radio para informarse. Siga las instrucciones de los agentes oficiales que realicen cobertura en la zona y no salga al exterior hasta que las autoridades lo comuniquen.

Peligros del contacto del agua y otros elementos con sustancias químicas: los contenedores pueden explotar cuando se calientan o si se contaminan con agua. Tenga presente que varias sustancias reaccionarán con agua (algunas veces violentamente) despidiendo gases y vertidos corrosivos y/o tóxicos. Del mismo modo, para evitar reacciones químicas o combustión: no utilice aserrín u otros elementos que pueden provocar mayor combustión con las sustancias químicas. No fume ni prenda fuegos que puedan hacer combustionar gases.
Si hay una explosión: cierre las persianas de su hogar y utilice las mesas, sillas y muebles como barrera. Es importante en ese momento alejarse de las ventanas y de las vidrieras y refúgiese en la parte opuesta de donde se espera la explosión.

Para el cuidado de su salud en la vía pública:

  • Si está en la calle, refúgiese en el primer edificio seguro que vea. Si se trata de una nube tóxica, huya de la nube en dirección transversal al viento, ni a favor ni en contra.

  • Utilice barbijos o pañuelos, cubriendo la nariz y rostro principalmente. Lo importante es que limite el tiempo de exposición a los gases tóxicos u otras emanaciones.

  • En caso de emanación de gases (inflamables o no) evite las zonas bajas. Refúgiese en zonas protegidas o menos expuestas a la concentración de gases.

  • En situación de evacuación, es fundamental alejarse de manera ordenada del foco de desastre y seguir las instrucciones de las autoridades.

  • Tenga precaución: absténgase de crear puntos de combustión (chispas, mecheros, arranque de vehículos, etc.).

Para el cuidado de la salud en la escuela: en caso de riesgo que implique confinamiento por un lapso determinado de tiempo, respételo, no se retire del establecimiento y/o no vaya a buscar a los niños al colegio. Las autoridades escolares aplicarán el plan de emergencia correspondiente al caso.

Para el cuidado al conducir: en caso de poder circular con el vehículo, siga las instrucciones y caminos seguros, señalados por agentes oficiales, mantenga la calma al manejar y preste mucha atención al tránsito y a los peatones.

Para el cuidado del agua: existen riesgos de contaminación del agua, si bien los equipos de emergencia operarán para evitar que la fuga de materias alcance el medio acuático o el sistema de alcantarillado. No beba agua que pudo haber estado en contacto con los químicos. Ante la duda, evite su consumo hasta que las autoridades indiquen si existen o no riesgos. Si bien hay formas de potabilizar el agua contaminada, en caso de contaminación con químicos (particularmente tóxicos) las medidas caseras no serán suficientes y habrá que recurrir a reservas seguras.

 

Recomendaciones DESPUÉS del evento

Cuidados para el regreso a casa si tuvo que ser evacuado: los pobladores evacuados sólo regresarán a sus viviendas cuando sea seguro. En caso de haber habido una explosión, se tomarán precauciones y se consultará a profesionales antes del ingreso a la vivienda, para evitar derrumbe, sepultamiento y el contacto con sustancias contaminantes que puedan haberse expandido allí.

Higiene y desinfección del hogar:

  • Para limpiar los efectos del desastre pueden ser necesarios más recursos que los que se dispone en la comunidad y, en varios casos, la responsabilidad recae sobre las autoridades y agentes implicados en la emergencia.

  • En caso de contaminación de alto riesgo, la tarea de limpieza la realizará personal autorizado con las debidas precauciones para el caso.

  • En caso de limpieza familiar/personal, siga las instrucciones de las autoridades de manera minuciosa, utilizando la ropa de protección y otras medidas preventivas para evitar el contacto con gases y sustancias acumuladas en el hogar y los objetos del hogar.

  • Proteja las mucosas con máscara y ventile los espacios cerrados antes de ingresar completamente a la vivienda para realizar las tareas de limpieza.

Tenga presente que el hogar puede ser un foco de riesgo ya que los gases tóxicos inflamables pueden acumularse en áreas cerradas (sótano, cisternas, tanques, etc.). Por eso, evite fuentes de combustión (gas/fuego, sistema eléctrico, automóviles, etc.) y no habilite servicios o artefactos hasta tanto personal autorizado indique que se está fuera de riesgo.

Qué hacer con los alimentos y el agua:

Alimentos:

  • Identifique y arroje a la basura los alimentos cuyo consumo puede ser peligroso.

  • Arroje a la basura cualquier alimento fresco que pueda haber sido contaminado (deséchelo tomando las precauciones recomendadas por agentes oficiales para el manejo de residuos contaminados o potencialmente contaminados).

  • Mantenga los alimentos que pueden estar fuera de la heladera, en lugares limpios y frescos, bien resguardados de la contaminación, lejos de sustancias químicas.

  • Arroje los alimentos que tengan olor, color o textura anormales.

Agua:

  • No beba agua sin antes comprobar su potabilidad. Mantenga el agua segura correctamente envasada (en botellas o bidones limpios y cerrados) en la heladera, en lugares limpios y frescos. Las formas convencionales o caseras de tratar el agua para consumo, pueden no ser eficientes ante contaminación química.

  • Los primeros auxilios que se aplican para desastres naturales, en general, pueden no ser del todo efectivos en caso de desastres tecnológicos. Por eso, es muy importante recurrir a los equipos de salud de emergencia y seguir las indicaciones de las autoridades ante un accidente químico. Por ejemplo, en caso de quemaduras o heridas por químicos, el uso de agua puede ser contraproducente y hasta mortal. Utilizar agua sobre ciertas sustancias químicas, puede provocar la expansión potencial del calor y de la toxicidad sobre el cuerpo y/o el ambiente.