Deslizamientos y aluviones

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

banner deslizamientos aluviones


Los deslizamientos son ríos de barro, tierra, rocas, limo, arena u otros elementos saturados de agua. Suelen manifestarse como ríos de barro que arrastran árboles, rocas, viviendas, basura, escombros, vehículos, destruyendo todo a su paso. Es un fenómeno que se puede predecir dónde va a ocurrir (espacio) pero no cuándo (tiempo). Se produce tras lluvias intensas y prolongadas, deshielos rápidos, por la poca firmeza del suelo y/o como resultado de terremotos o erupciones volcánicas. Aunque casi siempre, los deslizamientos son provocados por la acción del ser humano: deforestación en laderas, cerros o montañas; formas inadecuadas de siembra en las montañas; construcción de viviendas en laderas, urbanización y caminos no planificados en zonas de montañas. + Info

RECOMENDACIONES PARA EL CUIDADO DE LA SALUD

 

Recomendaciones ANTES del evento

 

En áreas donde existe riesgo de deslizamientos de tierra o aluviones, hay que tener presentes las precauciones a seguir y las zonas identificadas como seguras a nivel local en situación de emergencia, así como conocer los servicios de salud disponibles.

Si hay alerta declarada: esté atento a la información oficial sobre el fenómeno y las acciones a seguir. Si está en una zona de riesgo, prepárese para una eventual evacuación, resguardando documentos y objetos imprescindibles en un bolso básico y un botiquín de primeros auxilios. Además, mantenga bien cerrados y/o asegure las ventanas y vidrios expuestos, que puedan romperse como consecuencia del impacto de los escombros. En la vivienda habrá que correr y/o afirmar muebles y otros objetos ubicados en zonas que pudieran quedar obstruidas por los escombros o puedan caer. Es recomendable proteger especialmente los lugares de la casa en los que los miembros de la familia se sientan o duermen.

  • Inspeccione y retire, de ser posible, todo objeto contundente que cuelgue o esté alto (como cuadros, electrodomésticos y otros).

  • Identifique los venenos, solventes y cualquier material tóxico que esté en recipientes que pueden romperse y póngalos en un área de almacenaje segura y bien ventilada, lejos de fuentes de agua y alimentos así como fuera del alcance de los niños.

  • En caso de tener que abandonar la zona por estar en riesgo, cierre la casa, pero antes corte la luz, el gas y el agua.

 

Recomendaciones DURANTE el evento

 

En lugares cerrados (casa, trabajo, otro): mantenga la calma y salga inmediatamente de la vivienda si no es segura y existe riesgo de derrumbe o sepultamiento. En caso de tener que permanecer dentro de un edificio en riesgo de derrumbe, protéjase bajo un mueble sólido como una mesa y aléjese de las aberturas como puertas o ventanas de vidrio, que puedan recibir el impacto. Esa medida puede prevenir lesiones. Por otro lado, es importante evitar el contacto con el agua del deslizamiento. Ya que la corriente puede arrastrar objetos peligrosos (punzantes o electrificados) así como elementos químicos que pueden hacer daño a la piel y a las mucosas. Si por el impacto (por ejemplo, una inundación) provocado por el aluvión tiene que abandonar el edificio diríjase a zonas altas.

Riesgo de electrocución: si observa que alguien se electrocutó, siga los siguientes pasos:

1) No lo toque. La persona puede estar todavía en contacto con la fuente de electricidad (puede transmitir corriente a quien lo toque).

2) Llame o pida a alguien que llame a la emergencia médica.

Si está seguro de no correr ningún riesgo, apague la fuente de electricidad. Si no está seguro del riesgo, tome distancia o retire la fuente tanto de uno mismo como de la persona afectada: valiéndose de un objeto no conductor hecho de cartón, plástico o madera.

- Para el cuidado de su salud en la vía pública: mantenga la calma y aléjese de la trayectoria del derrumbe o aluvión, dirigiéndose hacia zonas altas protegidas. Evite cruzar una correntada cuando las rodillas son sobrepasadas por el agua, ya que puede perder el equilibrio y ser arrastrado. Ahora bien, si no es posible escapar, póngase de cuclillas y protéjase la cabeza.

- Para el cuidado de la salud en la escuela: es importante que toda institución escolar, ubicada en las zonas de riesgo de deslizamientos de tierra y aluviones, diseñe un Plan de Emergencia que incluya asignación de roles, procedimientos, determinación de zonas de riesgo, zonas de seguridad y vías de evacuación.

- Para el cuidado al conducir: en situaciones de emergencia hay que estar especialmente atento al conducir, respetando las indicaciones de agentes oficiales encargados de orientar el tránsito. Asimismo, es importante mantener la calma al volante, controlar la velocidad y tener precaución con los pisos humedecidos (por agua, barro o hielo) y con los objetos del arrastre (ramas, palos de luz, chapas, etc.) que puedan obstaculizar la carretera.

• No cruce con el vehículo grandes correntadas, busque lugares alternativos o espere a que disminuya el caudal de agua.

• No maneje en agua estancada.

• Si su auto se detiene o se atasca, abandónelo y resguárdese, movilizándose hacia la zona más alta.

- Para el cuidado del agua: no beba agua sin antes comprobar su potabilidad ya que puede estar contaminada por el arrastre del barro y elementos químicos. Tampoco utilice el agua de tanques de almacenamiento en los que haya ingresado barro y/u escombros.

 

Recomendaciones DESPUÉS del evento

 

Cuidados para el regreso a casa si tuvo que ser evacuado: hay que controlar los posibles riesgos en el hogar para prevenir accidentes de derrumbes, sepultamiento o electrocución. Para ello es necesario contar con asesoramiento de los agentes autorizados sobre el estado de la vivienda ya que puede haber riesgo de derrumbe y/o electrocución.

Riesgo de Derrumbe: evite ingresar al edificio ante la menor sospecha de riesgo de derrumbe o rotura de paredes o techos que puedan colapsar por cargar escombros.

Riesgo de electrocución: también es elemental asegurarse de que todos los equipos y aparatos eléctricos estén completamente secos y que no estén rotos, antes de ponerlos a funcionar. Tampoco toque fuentes eléctricas si están o estuvieron en contacto con el agua o barro. Asimismo, durante las tareas de limpieza no toque los cables elevados del tendido eléctrico.

Higiene y desinfección del hogar: si el agua y el barro entraron a su casa, limpie lo más pronto posible y ventile. Hay que tener en cuenta que el barro y el agua pueden estar contaminados. Por eso, es conveniente tener precaución al momento de la limpieza:

• Utilice botas y guantes de goma durante la limpieza del área afectada.

• Mantenga a los niños y mascotas fuera del área afectada hasta que se haya realizado una limpieza completa.

• Retire y deseche artículos que no se puedan lavar y desinfectar (como colchones, alfombras, tapices, muebles tapizados, juguetes de bebés, libros y revestimientos de paredes de cartón o yeso).

• Limpie pisos y paredes, muebles y otros objetos usando 1 taza de lavandina (del tamaño de un pocillo de café) cada 10 litros de agua (1 balde).

• Después de completar la limpieza, lávese las manos con jabón y agua segura.

• Al finalizar, deseche o lave (según corresponda) en agua caliente y detergente la ropa contaminada con agua o barro.

Qué hacer con los alimentos y el agua:

Alimentos: no se deben consumir alimentos frescos que hayan estado en contacto con el agua de arrastre. Asimismo, es importante mantener la limpieza y desinfección de las superficies y utensilios de la cocina. Almacene los comestibles bien cerrados, en lugares secos, frescos y limpios, separados de productos químicos y fuentes de calor. Por eso, ante la mínima sospecha de que el alimento no sea seguro, desecharlo (latas abolladas u oxidadas o cajas de cartón hinchadas; o situaciones donde no hubo electricidad por más de 4 horas, perdiéndose la cadena de frío).

Agua: la contaminación del agua no siempre se nota a simple vista o por el sabor, por ello es necesario tomar medidas para eliminar los gérmenes que pueden causar enfermedades. Si el agua potable suministrada por la red (agua corriente) resultó afectada por la contaminación arrastrada por el aluvión, es posible convertirla en agua segura.

Formas generales de tratar el agua para consumo:

  • Coloque 2 gotas de lavandina por cada litro de agua, y déjela reposar 30 minutos antes de consumirla.

  • Otra forma de tratar el agua para que sea segura es hervirla hasta que salgan burbujas durante 3 minutos, y esperar a que se enfríe para consumirla.

  • Si el agua está muy sucia, antes de potabilizarla debe ser filtrada a través de una tela limpia, para retirarle las impurezas visibles.

ACLARACIÓN: estas medidas generales permiten eliminar los gérmenes que producen enfermedades, pero no eliminan otros contaminantes que podrían estar presentes en el agua como las sustancias químicas. En caso de sospecha, se recomienda consultar a agentes oficiales locales.

Para la limpieza fuera de la casa o techos: Luego de pasado el peligro inicial y en caso de haber escombros en los techos, es importante acudir a ayuda especializada, ya que puede colapsar la vivienda. Por otro lado, jamás toque un cable o tendido eléctrico derribado, en ese caso comuníquese con la compañía de energía eléctrica para informar el riesgo y pedir asistencia.