Ministerio de Salud de la Nación atendió a más de 200 personas en la Villa 31 y en Villa Soldati.

Lunes, 02 de Mayo de 2011 18:03

Imprimir

Camiones sanitarios en villa 31
15/4/2011
Lo dispuso el ministro Manzur

Profesionales de la salud atendieron esta semana consultas de distinto tipo en ambos lugares y realizaron estudios médicos, tales como ecografías y aplicación de vacunas contra la gripe. El operativo de la Villa 31 continuará en el lugar hasta tanto sea necesario.

En el marco del operativo que desde ayer realiza el Ministerio de Salud de la Nación en la Villa 31 del barrio porteño de Retiro, donde se produjo el desalojo de las personas que ocupaban ilegalmente una calle lindera a la estación cabecera del Ferrocarril San Martín, profesionales de la cartera sanitaria nacional llevaron a cabo en la jornada de hoy 75 prestaciones médicas en las dos unidades móviles que se dispusieron especialmente en el lugar. Asimismo, finalizaron las acciones en Villa Soldati, donde se atendieron a más de 160 personas en cinco días.


Respecto a las acciones de prevención y promoción de la salud que se desarrollaron en la Villa 31, 25 fueron consultas de clínica médica, 17 de pediatría y 18 referidas a la salud mental. Además, se atendieron a 4 pacientes a los que se les realizaron placas radiológicas, se hicieron 7 ecografías y se vacunó a 4 personas.

La iniciativa que se viene desarrollando consiste en la atención de toda la comunidad, a través de una dotación de 20 profesionales médicos, técnicos y asistentes que brindan servicio en dos camiones: uno provisto de servicios de pediatría, clínica médica y clínica de la mujer, además de poseer equipamiento e insumos para la realización de estudios y la entrega gratuita de medicamentos esenciales; y otro con equipos para realizar diagnóstico por imágenes, ecografías, radiografías y mamografías.

Atención en Villa Soldati
Por otra parte, acaba de finalizar el trabajo realizado en el barrio de Villa Soldati, donde en tres unidades móviles del Programa de Abordaje Sanitario Territorial, dependiente de la Secretaría de Determinantes de la Salud y Relaciones Sanitarias de la cartera nacional, se atendieron a más de 160 en las especialidades de clínica médica, pediatría, ginecología, odontología y salud mental, entre otras.
Tras cinco días de consulta, el personal médico observó estados gripales, personas con dificultades respiratorias –frecuentes en estas fechas– y una gran cantidad de pacientes con infección urinaria. Además, se trataron dolores corporales como padecimientos musculares y lumbalgias.

Por otra parte, odontólogos realizaron extracciones, reparaciones dentales y limpieza bucal a todos los vecinos que se acercaron al móvil instalado en las cercanías del Parque Indoamericano, predio que fuera ocupado por 180 familias. En este sentido, se realizaron 200 prestaciones, en su mayoría a niños.

Del operativo participó también la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones del ministerio, con profesionales que realizaron acciones de promoción, prevención y consejería. Consultados los especialistas, las problemáticas más comunes con las que se encontraron fueron padecimientos mentales leves, que se encuentran potenciados por el hacinamiento y las condiciones de vulnerabilidad en las que viven los vecinos. Otras de las más recurrentes fueron la violencia y las adicciones a sustancias nocivas para la salud.
Sumado a estas condiciones, la situación de encierro a la que están sometidos por la imposibilidad de salir del predio, custodiado por la Policía Metropolitana, hace que dichas problemáticas se vean aumentadas.

Además, funcionó un laboratorio de imágenes en el que se realizaron ecografías, mamografías y radiografías a las personas que así lo requirieron, entre otros estudios.

Los ginecólogos observaron falta de información en educación sexual, en los ciclos menstruales y en formas anticonceptivas de prevenir embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual. Las mujeres embarazadas que se atendieron lo hicieron por primera vez, ya que hasta este momento no se habían efectuado control alguno.

Estas acciones de promoción, prevención y asistencia estuvieron a cargo de la Secretaría de Determinantes de la Salud y Relaciones Sanitarias, que dirige Eduardo Bustos Villar, y se desarrollaron en coordinación con la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR).