Chicos internados soplaron las velitas y cantaron el feliz cumpleaños

Manzur y ministros de Salud de las 24 provincias del país encabezaron celebración de los 25 años del Garrahan

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

El titular de la cartera sanitaria encabezó los festejos por los 25° años del hospital y dijo que el nosocomio “está entre los mejores de la región y del mundo”. Previamente dejó inaugurado el Primer Centro de Hemoterapia que funcionará en el nosocomio, que demandó una inversión de 25 millones de pesos del Estado Nacional.

El Ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, junto a sus pares de las 24 provincias del país, encabezó hoy el acto de celebración del 25° aniversario del Hospital de Pediatría Juan Garrahan, donde previamente dejó inaugurado el Primer Centro Regional de Hemoterapia. Durante la ceremonia, niños internados en hospital cantaron el feliz cumpleaños al nosocomio, luego de entonar la canción "Que se vengan los chicos", junto a Manuel Wirtz y el grupo Los Musiqueros.

 

"Hoy es un día muy especial para nosotros y los equipos de salud de esta casa pero también es un día especial para todos los que habitamos este suelo, porque el Garrahan es el principal hospital pediátrico de alta complejidad de la República Argentina", definió Manzur, tras acercar a los presentes el saludo de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

"El Garrahan es el centro de salud para atención de niños de mayor excelencia de nuestra región y del mundo, a donde vienen a recuperar su salud chicos que pueblan la Argentina desde La Quiaca hasta Ushuaia, pero también nuestros hermanos de países limítrofes", dijo Manzur y agregó "lo decimos orgullosos porque si bien a este hospital lo administramos entre la Nación y la Ciudad de Buenos Aires, ya es un orgullo nacional y un patrimonio afectivo instalado en el corazón de todos los argentinos".

Lo escoltaban en el escenario los ministros de Salud de las provincias, además de la titular de la Superintendencia de Servicios de Salud, Liliana Korenfeld, la directora ejecutiva del hospital, Josefa Rodríguez, y el presidente del Consejo de Administración del establecimiento, Marcelo Scopinaro, entre otras autoridades nacionales, provinciales, y de la Ciudad de Buenos Aires.

"Este orgullo no se construye del día a la noche. Está vinculado a datos que emocionan, porque en esta casa se atienden un tercio de los chicos que tienen cáncer en nuestro país, que son alrededor de 400 pacientes por año, de los cuales el 70 por ciento se cura", indicó el ministro y agregó que "esto no sólo se debe a la excelencia de los profesionales sino al enfoque interdisciplinario que hace que este hospital tenga la mejor calidad de atención que se puede brindar, en el marco del sistema público y gratuito y de acceso universal a la salud".

Manzur destacó que "este aniversario se da en un contexto especial del país, en el que a lo largo de 8 años se viene produciendo un descenso sostenido de la mortalidad infantil", y agregó "pero además, tal como lo anticipó hace pocos días la Presidenta durante el lanzamiento del Programa SUMAR, en 2011 la tasa de mortalidad infantil volvió a reducirse, bajando de una tasa de 16,8 en 2003 a 11,7 niños fallecidos por cada mil nacidos vivos".

Durante su alocución, Manzur celebró la presencia de los ministros de las 24 jurisdicciones y los obsequios alusivos que trajeron para el hospital, conformado por pinturas representativas de la infancia de cada provincia, que fueron instaladas en el también inaugurado hoy Paseo Federal de la Niñez. "Esto expresa el agradecimiento sincero al trabajo que el Garrahan desarrolla a lo largo y a lo ancho del país y a la tarea que realizan las más de 140 oficinas de comunicación a distancia del Hospital, para la atención coordinada de patologías de alta complejidad a nivel local", dijo el ministro.

Manzur dedicó además un homenaje al Profesor Doctor Pedro Sarrasqueta, a quien calificó "como una figura, un grande que nos dejó y que marcó mi experiencia personal", dijo y agregó "es mi deber hacerle un reconocimiento y a través de él a todos los miembros de la familia Garrahan que ya no están".

En tanto el ministro de Salud de la Ciudad Autónoma, Jorge Lemus, dijo no ocultar "la satisfacción de ver al Garrahan cumplir un cuarto de siglo atendiendo a nuestros más importantes pacientes, que son los niños".

"Este hospital se ha convertido en centro de enseñanza de posgrado para Argentina y América Latina, también está a la cabeza de la investigación y ha cambiado modelos esenciales de atención", señaló el funcionario porteño, a la vez que destacó el nivel y la calidad de asistencia del nosocomio. "Esto se ha logrado porque sus recursos humanos están a la altura de los objetivos", sostuvo.

"Estos 25 años son el comienzo de otra historia del Garrahan, que cada vez más lo queremos ver ligado a recuperar la equidad y solidaridad", añadió Lemus, quien también destacó la presencia de las autoridades sanitarias de todo el país. "No recuerdo un homenaje de las provincias como éste a otro hospital. Por algo será", concluyó.

Por último, el presidente del Consejo de Administración del Garrahan, Marcelo Scopinaro, dijo que "todos los que trabajamos en este hospital, especialmente los que lo hacemos desde que se abrió, sabemos que éste que es un día único para nosotros".

"La inmensa mayoría de las personas que trabajamos en el hospital sentimos esto como un evento personal, un cumpleaños de nuestra casa, y eso marca el espíritu con el que los trabajadores del Garrahan honran la salud infantil", al tiempo que agregó que "los primeros tiempos fueron para muchos de nosotros sentirnos partícipes de la realización de un sueño: demostrar que el mejor nivel de atención de pediatría en Argentina se podía lograr en al esfera pública", dijo Scopinaro.

El Primer Centro Regional de Hemoterapia y galería de arte

Manzur y los ministros provinciales dejaron inaugurado el primer Centro Regional de Hemoterapia, que funciona en el nosocomio, y que contó con una inversión de 25 millones de pesos por parte del Estado nacional, entre obras y equipamiento.

La construcción cumple con los mayores estándares de calidad diseñados para garantizar la seguridad transfusional, en un centro que, por sus dimensiones y calidad, es modelo en la estrategia de promoción de la donación voluntaria, altruista y habitual de sangre.

Durante la recorrida por las instalaciones, que ya están en funcionamiento, Manzur dialogó con los donantes y admiró las obras de arte que fueron instaladas en la Galería de la Niñez, en uno de los pasillos del nuevo centro de sangre.

 


ArtCreative Design and Custom coding