Pedido a la población

Nación recuerda la importancia de seguir tomando las medidas necesarias para prevenir dengue y zika

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

La limpieza y eliminación de potenciales criaderos de mosquitos sigue siendo clave para prevenir las enfermedades transmitidas por el Aedes aegypti. Ante la circulación de zika en otros países, Lemus pidió a las mujeres embarazadas que consideren el riesgo de viajar.

Ante las altas temperaturas del verano, el ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, hizo hincapié en la estrategia de prevención de las tres enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti: dengue, zika y chikungunya. En ese sentido, el funcionario destacó la importancia de que "la población continúe pasando a la acción y haga el descacharrizado; después nos queda a nosotros el diagnóstico temprano y la fumigación cuando sea necesario".

"Estamos muy atentos, haciendo la vigilancia epidemiológica", indicó Lemus y subrayó que "estos dos primeros meses casi no tuvimos casos". Sin embargo, aclaró que "esa cifra no dice nada, la gente tiene que seguir con la acción de descacharrizado".

En relación al trabajo en conjunto de la cartera sanitaria nacional con otras jurisdicciones, Lemus manifestó que "estamos permanentemente activos; ha habido una campaña muy fuerte durante todo el invierno, no solamente de la Nación sino también de las provincias y de los municipios y esperamos tener el éxito resultante de estos esfuerzos".

El ministro de Salud hizo particular hincapié en el virus del zika, al plantear que "estamos muy preocupados por esa enfermedad, como todos los demás países de América latina". Lemus explicó que "se trata del mismo mosquito; es el mismo vector, o sea que las actividades que hacemos contra las tres enfermedades— en referencia al dengue, zika y la fiebre chikungunya— es lo que tenemos que reforzar y extender desde todo punto de vista, desde todas las jurisdicciones".

Con respecto a las mujeres embarazadas, la cartera sanitaria nacional sugiere que consideren el riesgo de viajar a zonas donde hay circulación de zika ya que en cualquier trimestre de la gestación se puede poner en peligro al feto.

Aquellos ciudadanos argentinos que viajen a lugares con circulación de zika deben tener sexo seguro y cuidarse con preservativo durante su estadía en esa zona y durante seis meses después de su regreso.

"A los problemas del mosquito transmisor, al zika se le suma el de la transmisión sexual. Es una enfermedad de mucho cuidado por las graves consecuencias que puede tener, primero por las malformaciones, empezando por la microcefalia y otras malformaciones congénitas como calcificaciones intracerebrales y otros problemas en los recién nacidos; pero también por manifestaciones neurológicas que pueden llegar a ser graves en los adultos, como el síndrome de Guillain-Barré", señaló el ministro Lemus.

"Ante cualquier duda, la recomendación es consultar con el médico para saber el grado de riesgo existente y, si fuera necesario, evitar ir a esos lugares mientras estos riesgos permanezcan", advirtió el titular de la cartera sanitaria nacional.

A aquellas personas que viajen a zonas con presencia de dengue, zika y/o chikungunya, el Ministerio de Salud les recomienda evitar, en la medida de lo posible, exponerse al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer; usar remeras de manga larga y pantalones largos de tela fina; utilizar espirales o tabletas repelentes; proteger las cunas y cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul al permanecer al aire libre y cuidar que permitan una correcta ventilación; aplicar repelente sobre el bronceador y renovarlo cada 3 horas. Los repelentes más eficaces son los que contienen DEET (N,N-dietil-m-toluamida) y se recomienda rociar también la ropa porque los mosquitos pueden picar a través de las prendas de tela fina.

Ante síntomas como fiebre, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), dolores musculares, articulares, erupciones, náuseas y vómitos, se debe consultar al servicio médico local y no automedicarse.

El descacharrado o eliminación de potenciales criaderos de mosquitos es la principal medida de prevención del dengue y zika. Por ese motivo, el Ministerio de Salud extiende su solicitud a la población para que continúe con las acciones pertinentes. La limpieza frecuente en los hogares es fundamental ya que con las lluvias y las altas temperaturas, los huevos depositados en recipientes que acumulan agua se transforman en larvas y luego en mosquitos.

Como parte de la estrategia de prevención de estas enfermedades, el Ministerio de Salud de la Nación continúa enviando insumos para diagnóstico a las provincias. A su vez, en las últimas semanas se distribuyó la "Guía para la Vigilancia Integrada de la Infección por Virus Zika y Recomendaciones para el Equipo de Salud", que brinda los principales lineamientos para el manejo clínico del zika.