Hoy, en la sede de cartera sanitaria nacional

Salud presentó Boletín con datos epidemiológicos sobre el VIH-Sida en Argentina

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

En el país el 30% de los casos se diagnostica en forma tardía y de cada 100 bebés que nacen de madres con virus de inmunodeficiencia humana el 5,2 % adquiere la infección. El 81% de las personas con el virus recibe el tratamiento.

En vísperas del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, la Dirección de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) del Ministerio de Salud de la Nación presentó el Boletín Epidemiológico con los datos actualizados a 2015 del Virus de Inmunodeficiencia Humana VIH-sida e infecciones de transmisión sexual, según el cual en el país la epidemia está estable, se producen 6.500 nuevos diagnósticos por año y se registraron 129.260 casos de personas con VIH entre 1982 y 2015.

"Son datos importantes para nosotros porque nos permiten trazar las políticas y estimar los recursos que vamos a necesitar para trabajar en la epidemia. Son además una línea de base que nos va a permitir evaluar la gestión en el futuro", afirmó el director de Sida y ETS, Carlos Zala quien presentó el Boletín número 33 sobre VIH-sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) en la Argentina junto con Ariel Adaszko, coordinador de Estudios y Monitoreo de la mencionada dirección.

Entre los datos presentados los especialistas destacaron que la tasa de transmisión perinatal (de la madre con el virus al hijo) en 2015 fue de 5,2 %. "La transmisión congénita será un eje fundamental para intentar reducir el 5,2 % a por lo menos un 2 %", adelantó Zala quien agregó que entre las acciones estarán "el testeo y acompañamiento de la mujer embarazada con VIH y, obviamente, asegurar el tratamiento".

Además, los datos indican que 3 de cada 10 diagnósticos se realizan en forma tardía, es decir, cuando el virus ya debilitó las defensas del cuerpo. El diagnóstico tardío afecta en mayor medida a los varones con un 31,7 % mientras que en las mujeres se da en el 22,6% de los casos. En este sentido Zala destacó la necesidad de reforzar las acciones de los servicios de salud para ofrecer el test de VIH, que es gratuito, confidencial y voluntario, más allá de que cualquier persona pueda solicitarlo cuando lo requiera.

Del total de personas que tienen el diagnóstico, el 81% está en tratamiento y la mayoría de ellas (70%) se atiende en el sistema público de salud. Por otro lado, la relación hombre/mujer es de 2 a 1: por cada dos varones con VIH hay una mujer con el virus.

En cuanto a las vías de transmisión del VIH, más del 90% de las infecciones se producen por relaciones sexuales sin protección, motivo por el cual los especialistas remarcaron la importancia del uso de preservativo.

Por otro lado, el Boletín afirma que a pesar de que siguen siendo mayoritarios los diagnósticos en adultos de mediana edad -el 50% de los varones diagnosticados tiene entre 25 y 43 años y el 50% de las mujeres tiene entre 24 y 42 años- los diagnósticos en varones de 15 a 25 años y en mayores de 45 años están aumentando.

Además Zala informó que el sistema de recolección de datos migrará a un sistema electrónico más amplio, el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA), que "permitirá asociar los datos con los de otros programas como el de hepatitis y tener una notificación on line de los diagnósticos de VIH-Sida".

El Boletín número 33 sobre VIH-sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) en la Argentina ofrece una actualización de los datos epidemiológicos del país y de la respuesta del sector de la salud, analiza la información sobre vigilancia de nuevos diagnósticos, transmisión perinatal, diagnóstico tardío, mortalidad e indicadores de gestión, entre otros. Se encuentra disponible para su descarga en: http://www.msal.gob.ar/sida/index.php/publicaciones/boletines-sobre-vih-sida

Sobre el test de VIH

En el país existen 600 centros de testeo con asesoramiento y 26 consultorios amigables. El test de VIH es voluntario, gratuito y confidencial y consiste en un análisis de sangre para el cual no es necesario que la persona esté en ayuno total, sólo no debe comer alimentos con grasas dos horas antes de la extracción.

Para saber dónde realizarse el test de VIH comunicarse con la línea gratuita 0800 3333444 o a vía Internet en www.salud.gob.ar/sida

La epidemia de VIH en América Latina y en el mundo

En el encuentro estuvo presente el director de ONUSIDA para Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile, Alberto Stella, quien elaboró una reflexión sobre el último informe mundial de ONUSIDA en el cual se aborda la respuesta al VIH en relación al ciclo de vida entendiendo que, a través de sus diferentes fases, las necesidades del ser humano cambian como así también las vulnerabilidades y los determinantes sociales de esas vulnerabilidades.

Stella hizo particular hincapié en el número de niños recién nacidos que inician sus vidas con VIH—150 mil alrededor del mundo—, a partir de lo cual aseguró que "una de las metas más importantes para alcanzar si de verdad queremos llegar al dominio de la epidemia es reducir drásticamente o llegar casi a la eliminación de la transmisión vertical del VIH".

En ese sentido, indicó que para el año 2020 "se pretende que la cobertura de servicios para la eliminación de la transmisión vertical llegue al 95 %, cuando hoy mundialmente se sitúa en torno al 44 %".

"Cada vez que un recién nacido nace con VIH en un país como Argentina tenemos que preguntarnos qué pasó, por qué esa madre no logró acceder al servicio, qué barreras encontró, qué sucedió para que ese bebé naciera con la infección", manifestó, y aseguró que "tenemos que preguntarnos cómo hacer para cerrar el grifo de la incidencia porque solamente con el acceso al tratamiento no vamos a lograr las metas 90-90-90".

Esas metas proponen que, para el año 2020, el 90 % de las personas con VIH conozca su diagnóstico; que el 90% de los nuevos diagnósticos ocurran en una etapa temprana de la infección; y que el 90% de las personas en tratamiento tengan una carga viral indetectable.

Por otro lado, Stella explicó que la epidemia en América latina "está más o menos estable, lo que significa que la brecha que tenemos hacia adelante es probablemente la más difícil de cubrir, de ir realmente a estudiar qué pasa con las personas que no acceden al tratamiento antirretrovírico".

Y si bien apuntó que la región "ostenta el número más elevado en materia de acceso a terapia antirretroviral, también tiene frente a sí una brecha particularmente importante porque cuando estudiamos dónde se concentran las nuevas infecciones o las muertes por sida, veremos que están en las áreas más vulnerables de la población, y por tanto las más difíciles de alcanzar".

En conclusión, el director de ONUSIDA en la Argentina afirmó que "vamos por el camino cierto pero tenemos que acelerar la respuesta". Para Stella, esto "requiere de tres elementos fundamentales que son un liderazgo muy alto por parte de los gobiernos nacionales, un financiamiento fuerte y sostenible en el tiempo que permita que las acciones de prevención y tratamiento sean realmente eficaces; y que la respuesta al VIH siga siendo esa plataforma que nos ha permitido y nos tiene que seguir permitiendo un movimiento político que nos conduzca hacia la pretendida universalidad de los derechos humanos".