En vísperas de la Semana del Prematuro

Salud publicó la Guía para la Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de la Retinopatía del Prematuro

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

El material está basado en evidencias científicas y para su elaboración participaron la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia, la Sociedad Argentina de Pediatría, la Sociedad Argentina de Oftalmología, el Consejo Argentino de Oftalmología y hospitales.

El Ministerio de Salud de la Nación aprobó por resolución, que se dio a conocer hoy a través del Boletín Oficial, la primera Guía de Práctica Clínica para la Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de la Retinopatía del Prematuro destinada a ofrecer información basada en la mejor evidencia científica nacional e internacional para fortalecer las decisiones clínicas en el país y disminuir la incidencia de la enfermedad a través de la prevención de los factores de riesgo, detección, cuidados y derivación oportuna a la rehabilitación visual y/o educación especial, y contribuir a la mejora de la calidad y la seguridad de la atención médica.

La Retinopatía del Prematuro (ROP) es una enfermedad ocular provocada por una alteración en la retina, que puede afectar su desarrollo normal y producir la pérdida total o parcial de la visión. Es la principal causa de ceguera en la infancia, tanto en los países de alto ingreso como en aquellos de medio y medio/alto ingreso, como en Argentina. Afecta únicamente a los niños prematuros, en especial, a aquellos menores de 1.500 grados de peso al nacer y/o menores de 32 semanas de edad gestacional.

"La guía fortalece la calidad de la atención del recién nacido prematuro dentro del marco de la regionalización perinatal en maternidades seguras y centradas en la familia que tiene como objetivo concentrar a los recién nacidos críticos, en especial los de peso muy bajo en las neonatologías categorizadas como III B que son de máxima complejidad", indicó la responsable de la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia, Ana Speranza.

"La retinopatía del prematuro es evitable cuando hay un manejo de calidad, con recurso humano experimentado y tecnología", explicó Speranza, es por eso que "las madres con amenaza de parto prematuro deben derivarse a dichas maternidades y, en el caso de que el prematuro nazca en una maternidad de menor complejidad, es importante el traslado a una neonatología de alta complejidad", agregó.

La guía busca generar recomendaciones que permitan: identificar y prevenir en los recién nacidos prematuros durante su estancia en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales los factores de riesgo reconocidos como causantes de la ROP; contribuir a sistematizar y perfeccionar los métodos de pesquisa diagnóstica de la ROP; detener o minimizar evoluciones desfavorables sobre la base de la eficacia, la efectividad y la seguridad de las intervenciones terapéuticas y unificar criterios para la derivación oportuna de los prematuros con secuelas visuales para su rápida rehabilitación.

En la elaboración de la guía participaron la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la Nación, la Sociedad Argentina de Pediatría, la Sociedad Argentina de Oftalmología, el Consejo Argentino de Oftalmología, el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, el Hospital Donación Francisco Santojanni, el Hospital Bernardino Rivadavia, el Hospital Italiano y el Hospital Fernández.

El material guía se dirige principalmente a profesionales que asisten a recién nacidos prematuros incluyendo a médicos neonatólogos, pediatras, anestesistas, cirujanos, oftalmólogos, enfermeros, administradores de salud, otros actores de los ministerios de Salud y la Seguridad Social, directores de hospitales, clínicas, sanatorios, padres de prematuros y educadores especiales para niños de baja visión o ciegos.

La ROP es la primera causa de ceguera en los niños en el país, problema que llevó a crear el Programa Nacional de Prevención de la Ceguera en la Infancia por Retinopatía del Prematuro en el año 2010, coordinado por el Grupo ROP Argentina, asesor de la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia. Entre las múltiples actividades realizadas por el Grupo, que han permitido reducir a la mitad los niños ciegos por esta causa, se redactó la guía, aprobada por Resolución Ministerial Nº 1996/2015, para ser incorporada al Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica. Su aprobación coincide con el inicio de la Semana del Prematuro que se desarrolla entre el 14 al 20 de noviembre y que lleva adelante el Ministerio de Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).