Uso de medicamentos de venta libre

ANMAT informa sobre uso adecuado de Paracetamol e Ibuprofeno

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica manifestó que en los prospectos de esos medicamentos se detallan los posibles efectos adversos que pueden ocurrir ante su administración. En ese sentido además, indicó la importancia del uso racional de medicamentos.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), dependiente de la cartera sanitaria nacional, señaló hoy que en pos de contribuir a salvaguardar la salud humana, pone a disposición de los profesionales médicos, farmacéuticos y población en general, medicamentos inocuos, de calidad y eficaces.

Indicó que los prospectos de los medicamentos de venta libre, Ibuprofeno y Paracetamol, tal como lo establece la Disposición 753/2012, incluyen información detallada sobre el uso adecuado de esos fármacos, así como de los efectos adversos posibles ante el uso de los mismos.

Puntualmente, los medicamentos de venta libre deben cumplir con los requisitos dispuestos por la Disposición ANMAT N° 3686/2011 y son los utilizados para aliviar síntomas o signos fácilmente reconocibles por los usuarios.

El organismo regulatorio informó que el ibuprofeno es un medicamento que a dosis de hasta 1200 miligramos por día, en tres tomas de 400 mg cada 8 horas, está indicado para el alivio del dolor por no más de 5 días y para la fiebre por no más de 3 días. Y aclaró que de persistir los síntomas por más de 48/72 horas, se debe consultar a un profesional médico.

En cuanto al Paracetamol, señaló que puede ser administrado cada 3, 4 o 6 horas, hasta llegar a la dosis de 4000 miligramos por día en caso de dolor o fiebre, y por un período de 3 a 5 días, pero si los síntomas continúan por más de 48/72 horas, también es necesario consultar al médico.

A través del Departamento de Farmacovigilancia de la ANMAT, las autoridades vienen relevando las novedades internacionales y nacionales en seguridad de medicamentos, y publicando desde el año 2006 en su sitio web, las conclusiones que de ellas se desprenden.

Del análisis efectuado en ANMAT, acerca del informe elaborado por el Comité de Farmacovigilancia de la EMA (Agencia de Medicamentos Europea) en el mes de abril del corriente año, surge que los beneficios del Ibuprofeno son superiores a sus riesgos, pero recomienda que se revise la información de su prospecto sobre la relación de la ingesta de dosis altas del fármaco y los trastornos cardiovasculares.

También destacó, que en cuanto a las dosis que superan los 1200 mg/día de Ibuprofeno o 4000 mg/día para el Paracetamol, y por tiempos prolongados, es el médico quien mediante su competencia profesional, y a través de la evaluación riesgo/beneficio, características del paciente y de su o sus patologías prevalentes, indica mediante la prescripción médica un medicamento a una dosis determinada como parte del tratamiento instaurado, y es, él mismo quien lleva el seguimiento de dicho tratamiento en el tiempo.

En ese sentido, resulta necesario incorporar el uso racional y responsable de los medicamentos, tanto desde la población en general como desde el ejercicio médico, a través de los procedimientos mediante los cuales los pacientes reciban la medicación adecuada a sus necesidades clínicas, en las dosis correspondientes a sus requerimientos individuales, durante el período de tiempo adecuado y al menor costo posible para ellos y para la comunidad.