Preocupación internacional por rebrotes en Europa, Asia y África

Argentina mantiene al sarampión fuera de su territorio en medio de alerta mundial por aumento de casos fatales

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Mientras el Ministerio de Salud de la Nación lleva adelante una campaña de refuerzo en la vacunación de niños entre 1 y 4 años, la Organización Mundial de la Salud advirtió que se ha estancado la lucha global contra esa enfermedad viral, que fue eliminada de Argentina en 2000.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hoy sobre el "estancamiento" en la lucha global contra el sarampión con el consiguiente aumento de la cantidad de muertos, en momentos en que se cumple la undécima semana de la campaña nacional de refuerzo en la vacunación de niños de 1 a 4 años dispuesta por el Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Juan Manzur, para evitar rebrotes de esa enfermedad viral, que ha sido eliminada del territorio nacional en 2000. Esta campaña, que empezó en septiembre pasado y concluirá a fin de este mes, incluye la inmunización contra la poliomielitis y la rubéola, cuyos virus no circulan en el país desde 1984 y 2009, respectivamente.

"Que nuestro país mantenga su estatus de país libre de sarampión es el logro de un Estado presente que garantiza la vacunación gratuita y de una comunidad concientizada, máxime en el contexto de escenario internacional en el que esta enfermedad sigue presente por las insuficientes coberturas de vacunación que se registran aun en países desarrollados," dijo el ministro Manzur, tras divulgarse el informe de la OMS.

"Para sostener estos logros debemos continuar cumpliendo tres pilares básicos, que son la cobertura de vacunación elevada con triple viral (sarampión, rubéola y paperas) al año y al ingreso escolar, la
vigilancia para detectar y bloquear casos importados y las campañas de seguimiento en la inmunización, que es la que actualmente está en curso", señaló Carla Vizzotti, coordinadora del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (ProNaCei).

Explicó que la campaña vigente consiste en una dosis extra de doble viral para todos los niños entre 1 y 4 años inclusive, con el objeto de captar a quienes no hayan sido alcanzados por la vacunación y a dar una dosis extra a quienes no hubieran respondido a la vacuna, que se calcula que son entre un 5 y 10% de los vacunados y siguen siendo susceptibles de enfermar y transmitir la enfermedad.

Luego de señalar que "el último fallecido por sarampión en nuestro país fue en el año 1998", Vizzotti subrayó que "el riesgo de importación de la enfermedad es alto y permanente" a raíz de que el año pasado en Europa "se reportaron más de 30.000 casos, 8700 internaciones y 7 muertos". "Por eso debemos jerarquizar el logro y redoblar los esfuerzos para sostenerlo, es una responsabilidad de todos: hasta el 30 de noviembre debemos alcanzar a la meta de vacunar a 3 millones de niños para que Argentina siga libre de sarampión y rubéola", enfatizó la coordinadora del ProNaCei.

La OMS subrayó hoy que el número global de muertes por sarampión "pasó de un estimado de 122.000 en 2012 a 145.700 en 2013, según datos del Informe Epidemiológico Semanal de ese organismo y de los Centros para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos. El número estimado de muertes por sarampión en 2013 representa una disminución del 75% en la mortalidad desde 2000, pero está "significativamente por debajo del objetivo de una reducción del 95% en las muertes entre 2000 y 2015", remarcó en un comunicado.

"El pobre progreso en el aumento de la cobertura de vacunación contra el sarampión ha dado lugar a grandes brotes de esta enfermedad altamente contagiosa, que lanza los objetivos de eliminación de 2015 fuera de la pista", dijo Peter Strebel, del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS.

En este sentido, sostuvo que "los países necesitan con urgencia dar prioridad a mantener y mejorar la cobertura de inmunización" ya que "el fracaso para revertir esta alarmante tendencia podría poner en peligro el impulso generado por una década de logros en la reducción de la mortalidad por sarampión".

La OMS señaló que el aumento de los casos de sarampión el año pasado "se debió en gran parte a los brotes en China, República Democrática del Congo y Nigeria", mientras que hubo un resurgimiento de la enfermedad viral "en varios países" de la región de Europa, "entre ellos Georgia, Turquía y Ucrania", por lo que "se necesita un renovado compromiso político de alto nivel para revertir esa tendencia".

Campaña Nacional de Vacunación contra el Sarampión, la Rubéola y la Poliomielitis

El objetivo de esta campaña es seguir manteniendo al país libre de esas enfermedades virales brindando una oportunidad extra a todos los niños de 1 a 4 años inclusive que no hubieran sido captados todavía y para quienes no hubieran respondido a la vacuna.

La medida fue dispuesta por el ministro Juan Manzur con el objeto de favorecer el acceso de los 3.000.000 de niños destinatarios de la campaña a la protección que ofrecen las vacunas contra estas enfermedades. En este sentido, se realizan acciones intensivas en todo el país para alcanzar a la población que aún no fue inmunizada y realizar monitoreo para certificar las coberturas de vacunación en las 24 jurisdicciones. Se trata de vacunas gratuitas y obligatorias a las se accede en todos los centros de vacunación y hospitales públicos del país, sin necesidad de orden médica.

Son dos vacunas que se dan en forma conjunta: la Doble Viral contra el sarampión y la rubéola (inyectable), y la Sabin contra la poliomielitis (que se administra en forma de gotitas por boca). Deben vacunarse todos los chicos de 1 a 4 años, más allá de que tengan las vacunas del Calendario Nacional de Vacunación al día.

Más información en la línea gratuita: 0800-222-100