Ministerio de Salud comenzó actualización de guías alimentarias para mejorar hábitos en la población

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Los documentos están dirigidos a la comunidad médica, los docentes y la población en general, así como también a las empresas dedicadas a la industria alimenticia, y comprenden recomendaciones generales diseñadas para personas sanas para ser empleadas y adaptadas a las características y necesidades de cada comunidad.

El Ministerio de Salud de la Nación, junto a entidades científicas y académicas vinculadas a la nutrición, comenzó un proceso de actualización de guías alimentarias, destinadas a equipos médicos, docentes y población general, que sirvan como instrumento educativo para promover una dieta variada y la adquisición de hábitos alimentarios saludables, para así contribuir a mejorar calidad de vida de los argentinos.

De esta forma, la cartera sanitaria nacional que conduce Juan Luis Manzur, de la Subsecretaría de Prevención y Control de Riesgos, inició un proceso de revisión, discusión y reajuste del documento "Guías Alimentarias para la Población Argentina" que fue elaborado en 2001 por la Federación Argentina de Graduados en Nutrición y la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas (FAGRAN/ADDYN), en un proceso que, con la rectoría del Estado, busca sumar a una gran cantidad de actores que trabajan en la temática.

Las guías alimentarias son un instrumento educativo destinado a los equipos de salud, docentes y población general, así como también a las empresas que integran las cadenas productivas y a la industria alimentaria, que incluyen recomendaciones sobre hábitos de alimentación saludable y calidad nutricional de los alimentos.

Las guías, con recomendaciones generales destinadas a personas sanas mayores de dos años, buscan fomentar la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles y contribuir a la disminución de su carga de enfermedad; incorporar consejos para una alimentación saludable acorde a la realidad nacional contemplando la diversidad de las culturas alimentarias regionales y orientar al consumidor en la elección de alimentos propios de su cultura mejorando la elección de los mismos en función de su valor nutricional, de la oferta y de su capacidad de acceso, entre otros aspectos.

"Este es un proceso muy importante que va a llevar un tiempo, ya que contamos con mucha información en cuanto a la nutrición, y que va a resultar una herramienta muy útil para el trabajo de los equipos de salud y de los docentes, así como también para la población general", aseguró Marina Kosacoff, subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos del Ministerio de Salud de la Nación, al encabezar el encuentro, en la sede de la cartera sanitaria nacional.

De la reunión participaron el Dr. Alberto Cormillot, director de la Licenciatura en Nutrición de la Universidad ISALUD; miembros del Instituto Nacional de Alimentos; representantes de la Sociedad Argentina de Nutrición Clínica; de la Sociedad Argentina de Pediatría; de la Sociedad Argentina de Nutrición; del Colegio de Nutricionistas de Córdoba y expertos de la UBA,. También estuvieron presentes miembros de la Asociación de Facultades de Ciencias Médicas de la República Argentina; del Centro de Estudios de Políticas y Economía de la Alimentación; del Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil "Dr. Alejandro O'Donnell" y referentes de los Ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Desarrollo Social de la Nación, entre otros.

En tal sentido, Sebastián Laspiur, director de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud de la Nación, celebró la renovación de las guías alimentarias dado que "tenían más de 10 años de elaboradas, con un desarrollo muy importante en su momento por parte de FAGRAN y ADDYN pero ahora vamos a incorporar a múltiples actores en este proceso que estamos arrancando", expresó el funcionario y añadió que "es rol del Estado liderar este proceso, y trabajar conjuntamente con todos los sectores que tienen el conocimiento y la expertiz para llevarlo adelante".

Por su parte, Branka Legetic, directora regional de OPS sobre Enfermedades Crónicas No Trasmisibles, felicitó la iniciativa del Estado argentino y subrayó la presencia en la reunión de "actores que son todos futuros usuarios de estas guías, y que no sólo sirven para el mundo de la nutrición sino también para múltiples sectores como el Instituto Nacional de Alimentos o los programas de pediatría".

En esa línea, Mercedes Paiva, presidente de FAGRAN, mostró expectativa por la iniciativa y señaló que en conjunto con las organizaciones de la sociedad civil "estamos dispuestos a apoyar este proceso".