Campaña de invierno 2017

Autoridades sanitarias de todo el país definieron líneas de acción para prevenir enfermedades respiratorias

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

En respuesta al aumento de la demanda de atención por infecciones respiratorias durante el invierno, el Ministerio de Salud de la Nación realizará la compra de medicamentos que serán distribuidos a hospitales de todo el país para prevenir y tratar estas enfermedades.

Autoridades y equipos técnicos del Ministerio de Salud de la Nación mantuvieron una reunión con los referentes provinciales de los programas materno infantiles con el fin de planificar acciones comunes para la Campaña de Invierno 2017, teniendo en cuenta la llegada de la época más fría del año y el consecuente aumento de la demanda de atención por infecciones respiratorias, especialmente en la niñez.

Durante la apertura de la jornada, el secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos, Adolfo Rubinstein, subrayó que la cartera sanitaria nacional se propone "profundizar la interacción entre las áreas de Maternidad, Infancia y Adolescencia y el programa Sumar para poder capturar las sinergias y transferir las capacidades de todos los equipos con abordajes más integrales".

Para brindar soporte a las distintas jurisdicciones y fortalecer la atención primaria en todo el país, la cartera sanitaria nacional se encuentra en proceso de compra de medicamentos destinados a la atención de infecciones respiratorias, que serán distribuidos a hospitales de todo el país para atender el aumento de las necesidades estacionales. La compra alcanzará un total de 110.350.000 dosis de salbutamol, 17.260.000 dosis de budesonide y 100.000 frascos de metilprednisona.

Asimismo, se suma en todas las jurisdicciones del país la disponibilidad de 5.900 dosis de palivizumab, indicado para la prevención de las infecciones respiratorias en los recién nacidos prematuros y cardiópatas.

Por su parte, los centros de salud son abastecidos de medicación específica a través de la Cobertura Universal de Salud (CUS)-Medicamentos.

Durante el acto de apertura de la jornada, el secretario Rubinstein estuvo acompañado por el subsecretario de Promoción, Prevención y Atención Primaria, Mario Kaler, y responsables de la Dirección Nacional de Maternidad, Infancia y Adolescencia.

Otra de las estrategias impulsadas por el Ministerio de Salud de la Nación es la de internación abreviada, que ha demostrado su eficacia para reducir el número de internaciones en los hospitales y para mejorar la calidad de la atención de esos cuadros. De esta forma, cuando un niño o niña llega a un centro de salud con alguno de los "signos de alarma" propios de estos cuadros— fiebre, tos, decaimiento general, dificultad para respirar, ruidos o hundimiento del pecho al respirar— su estado es evaluado por el equipo médico, luego de lo cual se le administran los medicamentos necesarios y permanece en observación hasta dos horas dentro de un área especial del mismo establecimiento.

Si en ese período de tiempo se observa una mejoría, el paciente puede volver a su casa con medidas de cuidado y tratamiento, debiendo regresar para un control 24 horas después. Si no responde al tratamiento, es derivado al hospital.

Además de permitir la resolución de hasta un 85% de los casos cerca del domicilio de los niños (consecuentemente, con menor impacto sobre la familia en todos los ámbitos) esta estrategia permite descongestionar la gran demanda de atención en los hospitales para dedicarla a los cuadros más complejos.

Por otro lado, los establecimientos con internación aumentan temporalmente la cantidad de camas básicas para administración de oxígeno, tratamiento fundamental para esta patología de causa viral. También se refuerza la cantidad de camas en las Unidades de Terapia Intensiva Infantil y se refuerza la cantidad de horas médicas y de enfermería.

Por último, durante la jornada con referentes provinciales de todo el país se destacó la importancia de cumplir con la campaña de vacunación. La vacuna antigripal, incorporada al Calendario Nacional de Vacunación, se aplica gratuitamente en hospitales y centros de salud públicos de todo el país a aquellas personas que forman parte de los grupos de riesgo y puedan presentar complicaciones graves que pongan en riesgo sus vidas.

Estos grupos están conformados por mujeres embarazadas, en cualquier momento de la gestación; mujeres que tengan bebés menores de 6 meses; niños entre 6 meses y 2 años de edad, inclusive; niños y adultos entre los 2 y los 64 años que padezcan enfermedades crónicas (respiratorias, cardíacas, renales, diabetes, obesidad mórbida), con receta médica; mayores de 65 años y trabajadores de la salud.

Medidas de prevención de las infecciones respiratorias

• Dar sólo pecho a los bebés hasta los 6 meses, agregando a partir de esa edad alimentos sólidos adecuados.
• Aplicar en la infancia todas las vacunas del calendario oficial.
• Evitar el contacto de los niños y niñas con personas enfermas.
• Lavarse frecuentemente las manos.
• Cuidar el aire interior de las viviendas, evitando el humo de cigarrillo o de leña y ventilando las habitaciones donde haya brasas o una llama (porque producen un gas venenoso, el Monóxido de Carbono, que no se ve ni tiene olor).
• Cuidar la casa de la humedad evitando que se junte vapor en los ambientes para que no se desarrollen bacterias y moho.
• Evitar la aplicación de insecticidas en aerosol.