Prevención

Lemus: “tenemos que seguir trabajando en la descacharrización y en el diagnóstico temprano”

Sábado, 04 de Febrero de 2017 14:23

Imprimir

El ministro destacó la importancia de continuar con las acciones de limpieza para evitar criaderos de mosquitos y en los cuidados al viajar a zonas con circulación de los virus de dengue, zika y chikungunya.

"Tenemos que seguir trabajando en la descacharrización y en el diagnóstico temprano de los casos para poder cortar la cadena epidemiológica", afirmó el ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, sobre las tareas necesarias para la prevención de las enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, dengue, zika y chikungunya.

Lemus señaló que la limpieza de los hogares de recipientes que acumulen agua y los cuidados de las picaduras del mosquito durante los viajes a zonas en las que circulan los virus de dengue, zika y chikungunya son acciones fundamentales para evitar un brote. "Las personas que viajan deben usar repelentes y, al regreso, consultar rápidamente al médico si tiene algún síndrome febril, erupciones en la piel, dolores de cabeza, musculares y en las articulaciones", recomendó el ministro

El director nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud, Jorge San Juan, advirtió que "después de una epidemia como la que tuvimos el año pasado viene un período de calma. Pasamos enero, que es un mes muy crítico, con muy pocos casos pero no hay que bajar los brazos porque se puede dar un aumento de casos al regreso de las vacaciones, fin de febrero o principio de marzo, cuando pueden aparecer casos importados".

El ministro hizo especial hincapié, justamente en relación a las vacaciones, en los cuidados frente al zika. Para las embarazadas la recomendación es que consideren no viajar a las zonas en donde haya circulación del virus por el riego de malformaciones fetales. Pero "el zika –agregó el ministro- también afecta al resto de la población ya que puede producir síndromes neurológicos importantes" razón por la cual es necesario para todos protegerse de las picaduras de mosquito.

En ese sentido, a los viajeros se les aconseja evitar en lo posible exponerse al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer; usar remeras de mangas y pantalones largos; utilizar espirales o tabletas repelentes; proteger las cunas y cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul al permanecer al aire libre y cuidar que permitan una correcta ventilación; aplicar repelente sobre la piel expuesta y renovarlo cada 3 horas. Los repelentes más eficaces son los que contienen DEET (N,N-dietil-m-toluamida) y se recomienda rociar también la ropa porque los mosquitos pueden picar a través de las prendas de tela fina.