Más de 2 mil personas caminaron en la Costanera Sur por una vida más sana.

Jueves, 28 de Abril de 2011 16:07

Imprimir

Los caminantes hicieron un recorrido por el interior de la Reserva Ecológica, donde también realizaron ejercicios de estiramiento.

9/4/2011
Salud realizó una caminata bajo el lema “Movete. Actividad física = Salud”

Las actividades que planificó el Ministerio de Salud de la Nación para promover hábitos saludables incluyeron una caminata por la Reserva Ecológica de la Costanera Sur porteña y clases de gimnasia y estiramiento dictadas por profesores de educación física del Plan Nacional Argentina Saludable. Además se repartieron frutas y sortearon bicicletas.


Está comprobado que la práctica de actividad física moderada mejora de manera significativa la salud y la calidad de vida. Invertir sólo 30 minutos al día en ejercicios aumenta la energía, y ayuda a reducir el estrés, las concentraciones altas de colesterol, la tensión arterial y el riesgo de desarrollar diabetes, por lo cual el Ministerio de Salud de la Nación llevó a cabo una caminata con el fin de sensibilizar a la población sobre los beneficios de tener una vida más activa.

“Desde el Ministerio de Salud hoy salimos a la calle para promover hábitos saludables y compartir con la gente las distintas políticas que estamos desarrollando para revertir la tendencia creciente del sedentarismo y las costumbres poco saludables”, dijo Marina Kosacoff, subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos de la cartera sanitaria nacional al participar del evento. “Hay que tener en cuenta que más del 60% de las muertes en la Argentina están asociadas a enfermedades crónicas no transmisibles, promover conductas saludables es la clave para incidir sobre los factores de riesgo y lograr que todos estemos más sanos”.

La funcionaria comentó que “la inactividad física, el consumo excesivo de sal, el bajo consumo de frutas y verduras en la dieta de todos los días y el tabaquismo son algunos de los factores de riesgo que más nos preocupan, por eso estamos trabajando fuertemente con distintos sectores para cambiarlos. Hemos hecho acuerdos con los panaderos para que utilicen menos sal en la elaboración del pan; con mercados de frutas y verduras para promover su consumo, y nos asociamos estratégicamente con el Comité Olímpico Argentino para que los deportistas nos ayuden a difundir la importancia de realizar ejercicio físico”, ejemplificó Kosacoff.

Durante la actividad, Mario Virgolini, coordinador del Plan Argentina Saludable, al referirse al proceso de incorporación de hábitos saludables, manifestó que “el objetivo de acumular un mínimo de 30 minutos de actividad física de intensidad moderada todos los días está al alcance por todos, hay que aprovechar cada oportunidad que tengamos para movernos caminar a buen ritmo, subir escaleras, jugar con los chicos, trabajar en el jardín o en las tareas de la casa en períodos de no menos de 10 minutos es un buen comienzo y trae aparejados muchos beneficios que se pueden apreciar en el corto plazo. Es una toma de conciencia”.

La caminata popular partió de la calle Viamonte y Av. de los Italianos, realizó un recorrido por el interior de la Reserva Ecológica -para que las personas estuvieran en contacto con un ambiente natural-, y finalizó en la Fuente de las Nereidas, donde fueron sorteadas 10 bicicletas entre todos los participantes.

Posteriormente profesores de educación física del Plan Nacional Argentina Saludable ofrecieron a las familias que se acercaron clases de gimnasia y de estiramiento, y para los más chicos se realizaron actividades recreativas.

Durante el evento, la cartera sanitaria, a partir de la colaboración brindada por la Federación nacional que agrupa a los Mercados de Frutas y Verduras (FENAONFRA) repartió frutas de todo tipo para fomentar una alimentación saludable y agua, además de remeras, gorros y folletos informativos con el lema de la campaña “Movete. Actividad física = Salud”.

En el lugar, el ministerio también instaló una carpa del Programa Cuidarse en Salud en la que profesionales realizaron controles de peso y talla, presión, glucemia y colesterol; y un camión del Programa de Abordaje Sanitario Territorial, en el que funcionaron consultorios médicos.

El sedentarismo en números
La última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada por la cartera sanitaria nacional en 2009, y presentada en el 2010, arrojó que el 54,9% de la población es sedentaria, comparados con los resultados de 2005 -cuando el 46,2% de los argentinos era inactivo-, se desprende que en tan sólo cuatro años el sedentarismo ha ido en ascenso.

Al respecto, el director de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles de la cartera sanitaria nacional, Sebastián Laspiur, explicó que “hacer ejercicio con regularidad trae aparejado numerosos beneficios físicos y psicológicos, no se trata de que la toda la población se convierta en atleta, pero simplemente los indicadores mejoran de manera notablemente en los parámetros que se relacionan con la salud con solo hacer 30 minutos de actividad física en todos los días de la semana. Se trata de de sumar el movimiento en todas las actividades de la vida diaria”.

“Si analizamos los resultado de la ENFR 2009 vemos que las personas inactivas tienen mayor prevalencia de padecer hipertensión, estamos hablando de un 39% contra un 24,2% en aquellas personas que realizan una actividad física intensa. Y la misma progresión se observa con respecto a la diabetes, los inactivos tienen una prevalencia del 14,4%, mientras que los que realizan actividad física intensa tienen un 7,7% y los que hacen ejercicios moderados un 10,2%”, analizó Laspiur.

La inactividad física –categoría en la que entran todas aquellas personas que no realizan actividades moderadas al menos tres veces por semana– se presenta con mayor frecuencia en las mujeres (58,5%), mientras que en los hombres asciende a un 50,8%. Laspiur comentó que “esto se asocia a que los hombres aparentemente mantienen un nivel mayor de grupos sociales de pares donde hacen actividad física y utilizan más la bicicleta que la mujer”.

Y tomando en cuenta las edades, se evidencia un aumento de la inactividad a medida que pasan los años, en el rango entre los 18 a 24 años, la inactividad es del 45,8%, mientras que la misma trepa al 66,9% en personas mayores de 65.