Ciclo de vida

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

ciclo-vida-01.png

El tránsito desde “Municipio Adherente” hasta “Municipio Saludable” implica avances en la calidad de los procesos de gestión en salud, en el desarrollo de capacidades institucionales en el nivel local y en la sustentabilidad de políticas públicas sanitarias integrales y equitativas.

El ciclo comienza con el ingreso al Programa como Municipio Adherente, continúa con la consolidación en el Programa como Municipio Titular y se profundiza a través de la Acreditación en el Programa como Municipio Responsable y como Municipio Saludable.

Su objetivo es profundizar la acción pública en salud a partir de un trabajo integral sobre los determinantes y condicionantes de la salud, mejorando la institucionalidad de las relaciones interjurisdiccionales.

Dicho proceso se formaliza en cuatro fases:

Municipio Adherente: es aquel que se compromete a trabajar por la mejora de la salud de su comunidad en el marco del Programa a través de una “Nota de intención” del Intendente Municipal o Presidente Comunal junto con la participación de actores sociales, organizaciones e instituciones locales a través de un “Acta compromiso”.

Municipio Titular: es aquel que designa un Referente de contraparte, tiene conformada una Mesa de Trabajo Intersectorial (MTI) y ha recibido capacitación en los contenidos básicos del Programa. A partir de este momento está en condiciones de suscribir el Acuerdo Territorial por la Salud Colectiva (ATSC).

Municipio Responsable: es aquel que, partiendo de un conocimiento sistemático y consensuado acerca de la problemática de salud en relación con los cuatro campos de los determinantes y condicionantes expresados en el Análisis de Situación de Salud Local (ASSL), tiene en funcionamiento la Sala de Situación de Salud Local (SSSL) e implementó proyectos en las distintas dimensiones de los determinantes y condicionantes.

Municipio Saludable: es aquel que obtuvo resultados positivos en la modificación de los factores que determinan y condicionan negativamente la situación de salud colectiva en los cuatro determinantes y condicionantes de la salud y redujo las brechas de inequidad identificadas.