Fiebre por virus Zika

¿Qué es la fiebre por virus Zika?

Es una enfermedad causada por el virus Zika (ZIKV) transmitido por la picadura del mosquito Aedes aegypti, el mismo que transmite los virus Dengue (DENV) y Chikungunya (CHIKV).

 

¿Cuáles son los síntomas?

Tras la picadura del mosquito, los síntomas de enfermedad aparecen generalmente después de un periodo de incubación de 3 a 12 días.

La infección puede cursar de forma asintomática, o presentarse con una clínica moderada.

En los casos que presenten síntomas, los mismos pueden manifestarse de forma moderada o aguda, e incluyen:
• Fiebre
Conjuntivitis no purulenta
• Dolor de cabeza
• Dolor de cuerpo
• Dolor en articulaciones (principalmente manos y pies)
• Decaimiento
• Sarpullido
• Inflamación de miembros inferiores

Los síntomas duran de 4 a 7 días y se parecen con los de Dengue o Chikungunya, por lo que suele ser confundida fácilmente con estas enfermedades.

Además, esta enfermedad puede ocasionar problemas neurológicos.

 

¿Cómo se transmite?

Se transmite a través de la picadura de un mosquito Aedes aegypti infectado con el virus Zika.

Tanbién se han comprobado casos de trasnmisión de persona a persona a través de relaciones sexuales.

Las mujeres embarazadas o en edad reproductiva deben extremar las medidas de prevención de picaduras de mosquitos y utilizar preservativos, debido al riesgo de malformaciones fetales, como microcefalia

 

¿Cuál es el tratamiento?

No hay vacuna ni tratamiento específico para la fiebre por virus Zika. Por ello, el tratamiento es fundamentalmente sintomático. A los enfermos se les recomienda tomar abundante agua para reponer líquidos y utilizar mosquiteros.

 

¿Cómo puede prevenirse?

Con la eliminación y el control de los criaderos del mosquito Aedes aegypti, disminuyen las posibilidades de que se transmita los virus Zika, el Chikungunya y el Dengue.

Al igual que el Dengue y el Chikungunya, este virus requiere de una respuesta integral que involucre a varias áreas de acción, desde la salud, hasta la educación y el ambiente.

Esas medidas pasan por la eliminación de los criaderos del mosquito y evitar las picaduras del mismo:

• Eliminar los recipientes en desuso que puedan acumular agua o vaciarlos continuamente.
• Tapar los tanques o depósitos de agua de uso doméstico para que no entre el mosquito.
• Evitar arrojar recipientes o basura en lugares en los que pueda acumularse agua.
• Mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos.
• Eliminar el agua de los platos, floreros y portamacetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa.
• Cambiar el agua de las mascotas diariamente y cepillar los bebederos cada dos o tres días.
• Utilizar mallas/mosquiteros en ventanas y puertas, como así también el uso de repelentes, contribuye a disminuir el contacto del mosquito con las personas.

Además, como se registraron casos por transmisión sexual es importante utilizar siempre preservativo.

 

Para más información ir  al sitio "Vivamos libres de mosquitos"