Tabaco

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

¿Qué es el tabaquismo?

El tabaquismo es una adicción a la nicotina del tabaco. En la mayoría de los casos, se produce a través del consumo de cigarrillos y con menor frecuencia a través del consumo de habanos, cigarros, pipas y otros. Se considera fumador a quien ha fumado al menos 100 cigarrillos en su vida y actualmente fuma todos o algunos días. En Argentina fuma el 30% de la población entre 18 y 65 años y esto impacta anualmente en más de 40.000 muertes en nuestro país.

¿Cuáles son sus causas?

La mayoría de las personas que comienzan a fumar lo hacen en la adolescencia, en parte para identificarse con los adultos. El tabaquismo resulta muy accesible tanto por la multiplicidad de lugares de venta, como por el precio, con campañas de publicidad que identifican valores especialmente atractivos para el joven. Al mismo tiempo es una de las adicciones físicas más intensas. La Organización Mundial de la Salud, identificó estos factores y propuso estrategias para controlar esta epidemia a nivel mundial: aumentar el precio de los cigarrillos, prohibir -o regular- la publicidad, generar ambientes cerrados libres de humo de tabaco (sólo fumar afuera), prohibir que las empresas tabacaleras patrocinen eventos, incorporar información fuerte del daño del tabaco en el atado de cigarrillos, entre otros. 

¿Cuáles son sus efectos en la salud? 

El tabaquismo daña a todo el organismo. Las partes más afectadas suelen ser aquellas por donde ingresa el humo, por donde se despiden los tóxicos introducidos, y las arterias. Existen datos científicos del daño que también produce en quienes fuman ocasionalmente o sólo unos pocos cigarrillos (ej. 1 a 4 cigarrillos por día). 

Ejemplos de afecciones vinculadas a fumar:

  • Alteración del olfato y el gusto

  • Trastornos de la fertilidad

  • Falta de aire, enfermedades respiratorias crónicas

  • Numerosos tumores: pulmón, boca, laringe, páncreas, riñón, vejiga y muchos otros.

  • Dolores de cabeza, sensación de embotamiento y cansancio por intoxicación crónica con monóxido de carbono

  • Infarto de corazón, infarto cerebral (ACV) y otros

  • Trastorno de las encías, mayor número de caries y pérdida de dientes

  • Partos prematuros, trastornos de la placenta, recién nacidos con bajo peso.

Todos los daños que produce el cigarrillo son prevenibles, y desde que se deja de fumar los riesgos disminuyen notoriamente. Mayores beneficios obtienen quienes dejan de fumar jóvenes, pero a todas las edades representa un importante logro para la salud. 

Existen algunas situaciones que aumentan el riesgo de daño del tabaquismo:

  • La cantidad de cigarrillos y los años que se lleva como fumador

  • Padecer otro factor de riesgo cardiovascular: Diabetes, hipertensión, colesterol elevado, sedentarismo.

  • Tener una alimentación desorganizada o poco variada.

  • Alta ingesta de alcohol (aumenta el riesgo para cáncer y enfermedad cardiovascular)

  • Sedentarismo, un estilo de vida poco saludable. 

Razones para dejar de fumar

Toda la carga de enfermedad, invalidez y muerte que puede producir el tabaco, SOLO SE DETIENE AL DEJAR DEFINITIVA Y COMPLETAMENTE DE FUMAR. No alcanza con fumar menos. 

Algunos consejos a la hora de dejar de fumar:

  • Aumentar el consumo de frutas y hortalizas, y evitar comidas ricas en grasas

  • Aumentar el consumo de agua y jugos de frutas

  • Utilizar respiraciones relajantes y otras técnicas similares

  • Reducir el café y bebidas cola (en algunas personas también el mate)

  • Sumar al menos 30 MINUTOS diarios de actividad física de manera continua o acumulada: usar escaleras, caminar, bailar, andar en bicicleta, etc.

Para tener en cuenta...

  • Las personas que dejan de fumar antes de los 30 años pueden llegar a revertir totalmente los riesgos.

  • Quienes dejan en la década de los 40 años de edad ganan en promedio 10 años de vida al dejar de fumar completamente.

  • Si debe visitar a su médico y quiere dejar de fumar, puede aprovechar la consulta para pedirle orientación y ayuda al respecto. A la hora del balance para tomar la decisión, tenga en cuenta que además:

  • Mejorará la piel, no tendrá más aliento a tabaco ni ese olor en la ropa y en el pelo

  • Ahorrará dinero

  • Se sentirá fuerte por haberle ganado a una adicción

  • No tendrá que separarse de los demás para salir a fumar

  • Ganará calidad de vida

  • Respirara mejor, mejorará su resistencia ante el ejercicio y las actividades de la vida diaria.

Tratamiento

El cigarrillo es un producto altamente adictivo, por lo cual muchas personas requieren varios intentos antes de poder dejarlo definitivamente.
 
El tratamiento de la adicción al tabaco se basa en 2 pilares:

  1. El acompañamiento y ayuda para incorporar estrategias útiles (ver manuales de autoayuda)

  2. Fármacos que son efectivos para ayudar a superar esta adicción 

 

TABAQUISMO PASIVO 

¿Qué es el Tabaquismo Pasivo?

El tabaquismo pasivo es la exposición el humo ambiental de tabaco que sufren las personas sin ser fumadoras. Está demostrado que la inhalación del humo y sus tóxicos es muy riesgoso para la salud.

¿Cómo afecta el humo a la salud del fumador pasivo?

El fumador pasivo puede sufrir: irritación en los ojos, tos, espasmos bronquiales, y riesgo de desarrollar cáncer (principalmente de pulmón).

En los niños que son fumadores pasivos se suman: riesgo de muerte súbita (lactantes), otitis a repetición, trastornos del aprendizaje y de la conducta, entre otros.

¿Cómo se puede prevenir el tabaquismo pasivo?

Existen leyes para proteger a la ciudadanía en los lugares públicos y de trabajo, que prohíben fumar en lugares cerrados.

Cada uno de nosotros es responsable de extender estos beneficios a nuestro hogar y vehículo. Es importante saber que no es suficiente ventilar o fumar cerca de una ventana, ya que las sustancias quedan en el ambiente por varios días.

manual municipios tabaco

 

MANUAL PARA MUNICIPIOS LIBRES DE HUMO

Formato: PDF
Tamaño: 2.88mb

Descargar
manual escuelas libres tabaco

 

MANUAL PARA ESCUELAS LIBRES DE HUMO

Formato: PDF
Tamaño: 1.0 mb

Descargar

2015-02 manual-autoayuda-dejar-de-fumar

 

MANUAL PARA DEJAR DE FUMAR

Formato: PDF
Tamaño: 2.430 mb

Descargar

 

Si no fuma no inicie. 

Si fuma abandone definitivamente.

Proteja a los suyos: declare su casa y auto libre de humo de tabaco.

Dónde dejar de fumar: 0800 999 3040
 
Para más información: Programa Nacional de Control del Tabaco