Alimentación saludable

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Una alimentación saludable es aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana.

Una persona bien alimentada tiene más oportunidades de:

  • Desarrollarse plenamente

  • Vivir con salud

  • Aprender y trabajar mejor

  • Protegerse de enfermedades.

La alimentación variada asegura la incorporación y aprovechamiento de todos los nutrientes que necesitamos para crecer y vivir saludablemente.

Alimentarse saludablemente, además de mejorar la calidad de vida en todas las edades, ha demostrado prevenir el desarrollo de enfermedades como:

  • Obesidad

  • Diabetes

  • Enfermedades cardio y cerebrovasculares

  • Hipertensión arterial

  • Dislipemia

  • Osteoporosis

  • Algunos tipos de cáncer

  • Anemia

  • Infecciones

Para comer sano se recomienda:

  • Distribuya los alimentos en 4 comidas principales y 2 colaciones

  • Modere el tamaño de las porciones

  • Consuma por día 2 frutas y 3 porciones de verduras de todo tipo y color preferentemente crudas

  • En el almuerzo y en la cena, la mitad del plato que sean verduras y de postre una fruta

  • Incorpore legumbres, cereales integrales, semillas y frutas secas.

  • Consuma carnes rojas o blancas (pollo o pescado) no más de 5 veces por semana.

  • Cocine sin sal. Reemplácela por perejil, albahaca, tomillo, romero y otros condimentos.

  • Evite el uso del salero en la mesa.

  • Limite el consumo de azúcar y alcohol.