Argentina presentó la implementación del plan “Más Activos, Más Saludables”

Viernes, 29 de Junio de 2018 21:59

Imprimir

La Jornada fue organizada por el Ministerio de Deporte ecuatoriano y contó con la participación de especialistas en la temática de Argentina, Colombia, México, España y Chile.

El Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, participó de un encuentro internacional en donde presentó sus acciones realizadas y programadas en el marco del Plan de Acción Global de actividad física 2018 – 2030 de la Organización Mundial de la Salud.

“Personas más activas, personas más saludables” fue el principal eje que Argentina desarrolló en el encuentro organizado por el Ministerio de Deporte del Ecuador, país que aprovechó la oportunidad para inaugurar el plan decenal "Ecuador activo y saludable".

Garantizar que todas las personas tengan acceso a entornos seguros para realizar actividad física, y fomentar que existan oportunidades para que puedan ser físicamente activas en su vida diaria y que este sea un medio para mejorar su salud, fueron las principales líneas de trabajo expuestas por la cartera sanitaria.

“Desde el Ministerio de Salud de la Nación tenemos cuatro objetivos estratégicos en línea con el Plan de Acción Global 2018 de la Organización Mundial de la Salud para reducir el comportamiento sedentario de los argentinos y crear una sociedad más activa con entornos, personas y sistemas más activos” afirmó durante su disertación Gabriela de Roia, Coordinadora del Programa Nacional de Lucha contra el Sedentarismo del Ministerio de Salud de la Nación.

Entre algunas de las acciones que Salud tiene programadas con las distintas provincias se encuentran senderos para caminar, espacios cerrados y al aire libre gratuitos en sectores públicos para realizar actividad física, desarrollo y distribución de kits educativos para fomentar escuelas activas, corre-caminatas, ciclovías, bicisendas, recreos activos, implementación de programas de formación y propiciar una regulación que reduzca las barreras a la inactividad física.

También se hizo referencia a la importancia de poder dar cuenta de las acciones realizadas y evaluar el impacto a través de sistemas de vigilancia, lo que permitirá tener herramientas para comparar año a año y poder medir el efecto de las políticas.

De Roia además participó de una charla en la Universidad Metropolitana (UMET) de Ecuador y en una reunión interministerial con actores de diferentes sectores con la finalidad de intercambiar experiencias entre países y realizar aportes a los planes de actividad física de cada uno.

Por su parte, la directora nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, Verónica Schoj, sostuvo que “Debemos articular intersectorialmente para crear una sociedad que valore y priorice políticas públicas orientada a la práctica de actividad física regular como parte de la vida cotidiana, especialmente en poblaciones en situación de vulnerabilidad”

Asimismo sostuvo que “en todas las edades, pero especialmente en la niñez, llevar un estilo de vida activo es un derecho y permite mejorar significativamente la salud y mucho más si se lo acompaña con una alimentación saludable”

Al finalizar el encuentro la cartera sanitaria recibió por parte de la Ministra de Deportes ecuatoriana, Andrea Sotomayor, un certificado de participación y conformó una mesa de trabajo para comenzar a trabajar mancomunadamente por una América y un mundo más activo.

2018-06-29 nota-actividad-fisica

Algunos datos

En Argentina, el 54,7 por ciento de los adultos son inactivos, es decir que no cumplen con las recomendaciones mundiales de la actividad física que se debe realizar para tener un estilo de vida activo, según la 3ra Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada en 2013.

La obesidad infantil está asociada con una mayor probabilidad de obesidad en la vida adulta y mayores riesgos de sufrir dificultad respiratoria, fracturas e hipertensión, y presentan marcadores tempranos de enfermedad cardiovascular y resistencia a la insulina, además de mayores riesgos de muerte prematura y discapacidad en la edad adulta.