Lemus disertó en la Conferencia Mundial sobre Enfermedades No Transmisibles en Uruguay

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

El presidente Mauricio Macri y su par Tabaré Vázquez, entre otros jefes de Estado, inauguraron el miércoles en Montevideo el encuentro que concluye hoy.

El ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, participó esta semana de la Conferencia Mundial sobre Enfermedades No Transmisibles de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que fue inaugurada en Montevideo por el presidente de la Nación, Mauricio Macri y su par de Uruguay, Tabaré Vázquez, entre otros jefes de Estado, y que tiene como meta reducir la mortalidad causada por éstas enfermedades en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 y el noveno objetivo de la Agenda de Salud para las Américas.

El encuentro, considerado uno de los eventos sanitarios internacionales más importantes, fue presidido por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus y la directora regional de la OPS, Carissa Etienne.

“Reducir la morbilidad, la discapacidad y la mortalidad por enfermedades no transmisibles, traumatismos, violencia y trastornos de salud mental con la visión del acceso universal y la cobertura universal de Salud es una política central del gobierno argentino”, sostuvo Lemus.
En ese marco, presentó la estrategia argentina para frenar las Enfermedades No Transmisibles (ENT). En lo que caracterizó como una de las centrales políticas del gobierno, el funcionario remarcó que “la creciente tendencia a nivel mundial en la incidencia de las enfermedades crónicas no transmisibles sitúa a los gobiernos de todos los países, tanto nacionales como subnacionales, ante grandes desafíos”.

Lemus describió que “durante los últimos años se ha evidenciado un fuerte aumento de los principales factores de riesgo de las ENT: la mala alimentación, el consumo elevado de productos de bajo valor nutricional y alto contenido en azúcar, grasas y sal, la ingesta habitual de bebidas azucaradas, la inactividad física; el consumo de tabaco y el uso nocivo del alcohol, son hábitos muy frecuentes en nuestras sociedades y nos plantean retos en tanto hacedores de políticas sanitarias”.

En este escenario el funcionario indicó que “es preciso implementar políticas sanitarias que aborden la problemática de manera integral. Por eso, nuestro país en el marco del Programa Nacional de Ciudades, Municipios y Comunidades Saludables y en el de la Cobertura Universal en Salud, lleva adelante una Estrategia Nacional para reducir las Enfermedades Crónicas No Transmisibles y sus factores de riesgo”. Sobre la estrategia, Lemus señaló que se basa en tres grandes líneas de acción: vigilancia epidemiológica, reorientación y mejora de la calidad de los servicios de salud y promoción de políticas poblacionales a través de la educación, concientización y regulación (de productos y entornos sociales).