Salud certificó como Universidad Saludable a tres instituciones académicas mendocinas

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Las Universidades de la provincia de Mendoza: Champagnat, Aconcagua y Juan Agustín Maza se sumaron a la iniciativa del Ministerio de Salud de la Nación que promueve ambientes académicos que alienten conductas saludables.

La cartera sanitaria nacional certificó como Universidad Saludable a tres casas de altos estudios de Mendoza. Esta iniciativa trabaja en el desarrollo de entornos académicos que promuevan hábitos saludables para la prevención de enfermedades no transmisibles como diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades respiratorias crónicas.

La Iniciativa Universidades Saludables del Ministerio de Salud de la Nación promueve que los ambientes educativos universitarios favorezcan la adopción de estilos de vida saludables como la actividad física regular, la alimentación saludable, y el no consumo de tabaco. A través de intervenciones integrales en los sitios de estudio que contribuyen a modificar los factores de riesgo, con acciones educativas y cambios de las condiciones del entorno donde las personas trabajan o estudian.

Las universidades Champagnat y Aconcagua certificaron por primera vez en el marco de esta iniciativa, tras la implementación de acciones que garantizan los ambientes 100% libres de humo de tabaco y alcohol, promocionan la actividad física y el deporte y la alimentación saludable.

La Universidad Juan Agustín Maza, trabaja desde el año 2015 en la iniciativa del Ministerio de Salud de la Nación y fue la segunda universidad del país en obtener la certificación como Universidad Saludable, alcanzando en esta oportunidad la recertificación, con el desarrollo de un proyecto de extensión universitaria, que favorece acciones de promoción de la salud con un alcance mayor al de la propia universidad.

Iniciativa Universidades Saludables

Los requisitos para certificar como universidad saludable son respetar los ambientes libres de humo; asegurar el libre acceso a la hidratación con agua segura; contar con instalaciones físicas y soportes sociales que favorecen la actividad física, contar con una oferta adecuada de alimentación saludable en los comedores, kioscos y buffets de la universidad; disponer de una oferta de actividad física, deportes para todos y recreación libre de tabaco y alcohol, accesible para estudiantes, docentes y no docentes; prohibir la venta y consumo de alcohol dentro de la universidad; y realizar periódicamente acciones destinadas a promover vida saludable en la comunidad universitaria y en el municipio o entorno social de la misma.